País

Recuperan hábitat de especies arbóreas nativas amenazadas en Termas de Catillo

La iniciativa liderada por Enel Generación y Universidad de Concepción con la colaboración de la  Asociación de Personal, la cual se ha centrado desde el 2020 en la restauración ecológica de 11,7 hectáreas. 

En esa superficie, el objetivo es recuperar el Ciprés de la Cordillera junto a otras especies nativas.
En esa superficie, el objetivo es recuperar el Ciprés de la Cordillera junto a otras especies nativas.

Gracias a convenios suscritos entre la Universidad de Concepción (UdeC) y Enel Generación Chile, se cumplió el hito de la planta número 2.500.001 en el proyecto de reforestación y restauración ecológica en Termas de Catillo, un predio 11,7 hectáreas propiedad de la Asociación de Personal UdeC.

En la celebración del hito se plantaron tres pequeños ejemplares de Ciprés de la Cordillera. Tanto el lugar elegido, como las plantas, simbolizan el trabajo colaborativo realizado entre la empresa privada, la academia, y actores locales interesados en la conservación y recuperación de bosques degradados con presencia de especies nativas amenazadas.

“Para la universidad es de una gran relevancia establecer una colaboración activa con la empresa privada, en este caso Enel Generación, y las comunidades y territorios, para abordar iniciativas que van alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sustentable que la sociedad nos demanda”, señaló la Doctora Andrea Rodríguez Tastets, Vicerrectora de Investigación y Desarrollo UdeC.

Agregó que “el trabajo de lograr encontrar condiciones ambientales que posibiliten la restauración ecológica de especies nativas contribuye a preservar nuestra biodiversidad manteniendo condiciones ambientales y socio-culturales del entorno. Esperamos que el hito de la planta 2.500.001 sea muestra de lo que se puede lograr en conjunto, y que esta articulación nos permita enfrentar los grandes desafíos ambientales que tenemos por delante”.

El trabajo se extiende en distintos predios entre las regiones del Maule y la Araucanía, abarcando una superficie de 700 hectáreas con especies nativas.

Alianza virtuosa

Según Carlo Carvallo, gerente de Operación y Mantenimiento Hidro de Enel Generación Chile, "la alianza entre la Asociación de Personal Docente y Administrativo UdeC, la empresa Enel y la Universidad de Concepción es el camino para un desarrollo económico social, sostenible y sustentable con el medioambiente, que permitan el necesario resguardo y equilibrio de los ecosistemas vitales que sostienen la vida en nuestro planeta”.

Indicó también que para Enel Generación este proyecto es de suma relevancia “porque tiene relación con la conservación medioambiental de territorio que entendemos relevante para las comunidades que ahí habitan, como también para nosotros como empresa y el país en su conjunto”.

Aprovechó de declarar estar orgulloso del trabajo que se ha logrado a través de esta alianza. "La colaboración entre la empresa, academia y los propietarios de los predios interesados en la conservación, se ha coordinado para desarrollar este gran proyecto de reforestación y restauración ecológica, que junto con responder a nuestros compromisos medioambientales, nos ha permitido generar valor compartido, hacer un aporte en materia de investigación en reforestación y restauración con especies nativas, y al mismo tiempo restaurar ecosistemas deforestados o degradados, generando espacios naturales para las próximas generaciones” indicó Carlo Carvallo.

Restauración del hábitat

La degradación de los ecosistemas y el cambio climático, son también temas relevantes en Catillo, zona que estuvo seriamente amenazada por incendios forestales en el pasado. 

En el caso particular de Catillo, se pretende recuperar el hábitat de la especie amenazada Ciprés de la Cordillera, a través del establecimiento tanto de la especie propia, como también de especies acompañantes. Se utiliza como base un ecosistema de referencia, que entrega las directrices en cuánto a la densidad y distribución de las plantas en el espacio.

La restauración ecológica es un tipo de solución basada en la naturaleza, que busca recuperar los atributos y características propias que hubiese tenido un ecosistema de no haber sido afectado o degradado por la actividad humana.

Para el Doctor Cristian Echeverría Leal, director de la Iniciativa Foresta Nativa que lleva a cabo la implementación del proyecto, esta actividad simboliza un largo camino recorrido de múltiples aprendizajes para todas las partes involucradas.

“Bajo una mirada transdisciplinaria, hemos podido generar nuevos conocimientos y dar solución a un tema extremadamente complejo, que es la restauración de hábitat de especies amenazadas. No solo se trata de plantar árboles, sino de buscar la recuperación de la biodiversidad y complejidad ecológica que caracteriza a nuestros ecosistemas”, indicó Echeverría.

A su vez recalcó que, “ este año hemos implementado nuevas técnicas de preparación de sitio y de plantación. Todo eso nos llevará en el mediano plazo, a asegurar de mejor manera la recuperación del hábitat de la especie Ciprés de la Cordillera en un contexto de crisis climática y de biodiversidad”.

En este sentido, para Esteban Otárola López, Director de la Asociación del Personal Docente y Administrativo (APDA) de la UdeC, entidad autónoma propietaria del complejo termal en Catillo, el reemplazo de monocultivos por especies nativas resulta en una iniciativa de protección del medioambiente, “que va plenamente alineada con los objetivos de nuestra institución en la búsqueda permanente de beneficios para nuestros asociados, sus familias y la comunidad en general”.

Más Noticias

Más Noticias