País

Reiteró su inocencia: Juan Emilio Cheyre presta declaración como inculpado por fraude en el Ejército

Juan Emilio Cheyre llegó a las 09:00 horas al despacho de la jueza Rutherford para ser interrogado, retirándose recién pasadas las 19:20 horas.

Cheyre, junto a Óscar Izurieta Ferrer y Juan Miguel Fuente-Alba, están acusados por malversación de caudales públicos en la arista F-A del caso. AGENCIA UNO
Cheyre, junto a Óscar Izurieta Ferrer y Juan Miguel Fuente-Alba, están acusados por malversación de caudales públicos en la arista F-A del caso. AGENCIA UNO

Juan Emilio Cheyre, ex comandante en jefe del Ejército, prestó declaración como inculpado en la investigación por fraude en la institución castrense que lleva adelante la ministra de la Corte Marcial, Romy Rutherford.

Cheyre, junto a Óscar Izurieta Ferrer y Juan Miguel Fuente-Alba, están acusados por malversación de caudales públicos en la arista F-A del caso, donde el Consejo de Defensa del Estado (CDE) los sindica como responsables de utilizar recursos de gastos reservados con fines personales. 

“En su calidad de ex Comandantes en Jefe y en concierto con los Comandantes en Jefe que los sucedieron, sustrajeron parte de los caudales correspondientes a gastos reservados y los emplearon en provecho propios”, señala el CDE en su acusación.

Juan Emilio Cheyre llegó a las 09:00 horas al despacho de la jueza Rutherford para ser interrogado, retirándose recién pasadas las 19:20 horas.

Al momento de arribar a la oficina de la magistrada, Cheyre se mostró confiado respecto a la indagatoria, mientras que su defensa precisó que "prestó declaración y respondió a todas las consultas que se le formularon”. 

En esta línea, puntualizó que el otrora uniformado "ha prestado toda su colaboración en esta indagatoria y reafirma su inocencia”.

Juan Emilio Cheyre ya enfrentó a la justicia por violaciones a los derechos humanos, siendo condenado a tres años y un día de libertad vigilada en la arista La Serena de la Caravana de la Muerte.

En dicha oportunidad fue sindicado como encubridor del homicidio calificado de 15 personas en octubre de 1973. 

Por su parte, en febrero de 2019, fue procesado como autor de torturas, quedando recluido en el Batallón de Telecomunicaciones del Ejército, quedando en libertad tras pagar una fianza.

Ante esto, el abogado Cristián Cruz destacó la labor desarrollada por Romy Rutherford, expresando que “la señora ministra ha sido un oasis en una justicia militar, siempre dispuesta a tapar, a no avanzar en Justicia. Y eso es lo que la ha distinguido”.

Más Noticias

Más Noticias