País

Seguros de salud: ¿por qué es simplemente fundamental tener uno?

En casos de urgencia es necesario contar con un seguro de salud que nos brinde la cobertura sanitaria que se requiere en el menor tiempo posible. 

Seguros de salud: ¿por qué es simplemente fundamental tener uno?

Disponer de un seguro de salud es algo simplemente necesario. Si tenemos en cuenta la actual salud pública, con listas de espera enormes y con una atención médica que puede pecar de deficiente debido al tiempo limitado que dispone el personal para atender a la larga fila de pacientes. 

Por el contrario, la salud privada suele ser más sencilla y “accesible”,  ya que siempre habrá personal disponible para asesorar y atender nuestras necesidades. Es precisamente por ello, que en casos de urgencia es necesario contar con un seguro de salud que nos brinde la cobertura sanitaria que se requiere en el menor tiempo posible. 

De esta forma, estaremos tranquilos de que contaremos con la mejor asistencia médica para nosotros y los nuestros en el momento adecuado.
 

¿Qué es un seguro de salud?

Se trata de un contrato por el cual una entidad aseguradora se compromete, por escrito, a proporcionar asistencia sanitaria y médica de acuerdo a lo establecido en el tipo de seguro, o también, al reembolso total o parcial de los gastos derivados de la atención. Todo ello a cambio de una prima periódica.

Dicho de una forma más digerible: los seguros de salud son un tipo de garantía que proporciona al asegurado (nosotros) una cobertura asistencial, médica o económica, en caso de sufrir de alguna enfermedad o accidente.

¿Qué ventajas tiene un seguro médico y por qué deberías tener uno?

Tener un seguro médico también es una forma de asegurar nuestra tranquilidad ante imprevistos, y este tipo de contratos tiene ciertas ventajas que debemos conocer.

Aumento de las patologías relacionadas al estilo de vida

La diabetes, el dolor de espalda crónico, hipertensión, bronquitis, enfermedades del corazón, entre otras enfermedades son ahora más frecuentes debido al estilo de vida moderno. De hecho, no se trata de algo relacionado a la adultez, por el contrario, cada vez las citas con el pediatra son más frecuentes debido al mayor uso de la tecnología. Por lo tanto, es necesario estar preparado ante cualquier eventualidad.

Hospitalización

Sin importar si se trata de un accidente o una enfermedad, el riesgo de hospitalización sin previo aviso es una realidad. Si bien algunos trabajos o situaciones pueden cubrir ciertos riesgos, en ocasiones puede existir la posibilidad de tener que pagar grandes cantidades de dinero por una eventualidad. Pero si esto sucede, no tenemos porqué preocuparnos, ya que contaremos con un seguro que nos mantendrá protegidos.

Cobertura por enfermedad grave

Si bien la mayoría de los seguros básicos no ofrecen una cobertura a ciertas enfermedades, siempre es posible contratar una cobertura a enfermedades graves (que por ejemplo han afectado anteriormente a nuestra familia). 

De esta forma, si hay cierto riesgo de sufrir de ECV (eventos cerebrovasculares), infartos, cáncer, esclerosis, hemiplejía, enfermedades mentales, etc. Siempre es posible contratar un seguro que cubra de forma parcial o total el tratamiento médico de enfermedades serias.

Protección financiera

Un imprevisto médico puede ser más costoso de lo que podemos imaginarnos, pero gracias a un seguro, no tendremos que cubrir de nuestra billetera los gastos médicos en caso de enfermedades o accidentes. Y en algunas ocasiones, los eventos inesperados pueden ocurrir cuando no tenemos dinero disponible.

Atención médica sin salir de casa

Gracias al mundo digital e interconectado de ahora, es posible recurrir a asistencia primaria mediante videollamada. Algunos seguros ponen a nuestra disposición servicios de telemedicina las 24 horas del día, por lo que disfrutaremos de la posibilidad de acceder a una respuesta rápida por parte de profesionales sin salir de casa.

Más Noticias

Más Noticias