País

Señales de desaceleración: ventas presenciales en la Región Metropolitana cayeron durante mayo

La Cámara Nacional de Comercio asoció las cifras a la baja base de comparación y la disminución el consumo, impulsada por la menor liquidez y la mayor inflación.

Las ventas presenciales marcaron en mayo una baja de 2,2% real anual. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Las ventas presenciales marcaron en mayo una baja de 2,2% real anual. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) advirtió este martes de fuertes señales de desaceleración en el sector tras dar a conocer las cifras de ventas minoristas presenciales de la Región Metropolitana marcaron en mayo una baja de 2,2% real anual, cerrando los cinco primeros meses con un incremento de 12,1%. 

De acuerdo al organismo, el resultado responde, en parte, a una mayor base de comparación y a la desaceleración que se ha visto en el consumo, de hecho, si se comparan los resultados de este año con igual mes de 2019 (sin distorsiones de pandemia) las ventas marcan una baja de 3,6%.

En términos de locales equivalentes, el indicador mostró en mayo un crecimiento en el margen de 0,9% real anual, pero frente a igual mes de 2019 reflejó una caída de 6%. En el período enero-mayo se acumuló entonces un alza de 14%.

Por su parte, el último trimestre móvil marzo-mayo, marcó un crecimiento de 19,4%, levemente por debajo del resultado del período anterior y donde influye fuertemente la significativa alza de abril la cual respondió principalmente a un tema de base de comparación, ya que abril de 2021 la Región Metropolitana estuvo en cuarentena total.

“Las ventas presenciales de mayo marcan una baja que responde, en parte, a una mayor base de comparación, pero también a una desaceleración del consumo. A excepción de Vestuario y Calzado las demás categorías sufrieron caídas anuales de dos dígitos y, si nos comparamos con el 2019, año previo a las distorsiones generadas por la pandemia, también se enfrentan fuertes contracciones”, detalló Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la CNC.

La experta agregó que “los resultados reales se ven afectados por la alta inflación que estamos enfrentando, donde en el caso de este indicador, que deflacta por categoría, el efecto se ve aún más marcado en la Línea Tradicional de Supermercados debido al fuerte aumento que han tenido los precios de los alimentos”.

Silva precisó que “si bien el consumo se mantuvo fuerte en la primera mitad del año, porque aún se mantiene parte de la mayor liquidez introducida a los hogares, ya comienza a notarse una fuerte desaceleración a partir de mayo, fenómeno que también se evidenció en el termómetro semanal de ventas minoristas de la CNC, que incluye las ventas del retail total país, presencial y digital”.

En ese sentido, la gerenta de Estudios de la CNC estimó que a partir de agosto se verán fuertes caídas en el sector, mientras que en junio se alcanzará un alza debido a la baja base de comparación del año pasado, cuando se mantenían los confinamientos.

“Claramente la menor liquidez y la mayor inflación está afectando el poder adquisitivo de los hogares, y con esto se afectan también sus decisiones de consumo, sobre todo de bienes que no son de primera necesidad. A su vez, las mayores tasas también afectan, al encarecerse los créditos incrementando la carga financiera de las familias. A esto se suma el pesimismo de los consumidores, donde los niveles de confianza han caído en los últimos meses, llegando a cifras cercanas a lo registrado en los peores meses de la pandemia”, manifestó.

Más Noticias

Más Noticias