País

Sernac arremete contra La Polar en la "guerra" con Under Armour y cita a Adidas y Columbia

Los representantes de marcas fueron convocados a declarar, mientras se resuelve la pugna que tiene la multitienda con la firma estadounidense. El Servicio Nacional del Consumidor pide devolución de dineros e indemnizaciones en caso de que la ropa sea falsa. 

La Polar está demandada por Under Armour por una eventual venta de ropa falsificada y ahora el Sernac está detrás de la opinión de Adidas y Columbia AGENCIA UNO
La Polar está demandada por Under Armour por una eventual venta de ropa falsificada y ahora el Sernac está detrás de la opinión de Adidas y Columbia AGENCIA UNO

La “guerra” está desatada después de la incautación. Mientras la fiscalía investiga la procedencia y la originalidad de la indumentaria deportiva Under Armour que vende La Polar, la multitienda se defiende y asegura que su modelo de negocios no incluye comercializar ropa falsificada. 

Según los ejecutivos de esta empresa del retail nacional, ellos importan estos productos en cuestión con la compra de saldos en diferentes países, especialmente en Estados Unidos. Este mecanismo permite obtener a menor precio las prendas, pero necesariamente su valor se ajusta al estar fuera de temporada. Incluso, hay productos que podrían ser reutilizados, haciendo aún menor su costo.

Esa es parte de la defensa que plantea La Polar después de la querella impuesta por la firma estadounidense que en Chile tiene un exclusivo proveedor. Se trata de Forus, compañía propiedad de la familia Swett, que actualmente demanda a la multitienda por expender ropa falsificada después de que sus funcionarios constataran en terreno las diferencias con los productos originales. 

Después de varias denuncias en redes sociales y en el mismo Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), Carabineros realizó el comentado allanamiento a ocho bodegas donde, además, los oficiales aseguraron que los 57 polerones, 257 poleras y 366 pantalones de buzo no eran originales.

El gerente de La Polar, a pesar de estos antecedentes, confirma que estudian acudir a tribunales por perjuicios. “Considerando la gravedad de las acusaciones y el eventual daño derivado de ellas, evaluaremos acciones legales por competencia desleal, en el contexto de que La Polar ha operado cumpliendo con la normativa vigente y cuenta con la documentación para respaldar aquella situación", dijo Manuel Severin.

Devolución de dinero, Adidas y Columbia

En este cruce de versiones, Sernac endureció su postura inicial y asegura que La Polar debería devolver los dineros e, incluso, indemnizar a los clientes en caso de que se confirme que la indumentaria deportiva Under Armour que comercializa la multitienda no es genuina o es de segunda selección sin previo aviso en las mismas instalaciones o en la página web. 

“Si un consumidor compra un producto en el comercio establecido que resulta ser falsificado puede ejercer los derechos que establece la ley, por ejemplo, pedir la devolución del dinero pagado y exigir indemnizaciones por todos los perjuicios que pueda sufrir por la falta de profesionalidad de una empresa”, es la explicación de Andrés Herrera, director nacional del Sernac. 

“Vender productos falsificados es un delito por el que las empresas deben responder penalmente ante la justicia. Pero además de eso, de haber ocurrido, estamos en presencia de una vulneración grave a los derechos de los consumidores, quienes justamente compran en el comercio establecido por la confianza de que adquieren productos de calidad y que son originales y seguros”, agregó. 

En paralelo a estas gestiones, el Sernac ofició a la tienda en cuestión y citó a los representantes legales de Adidas y Columbia en Chile para que entreguen su visión respecto a otras denuncias de irregularidades.

“Queremos que nos den explicaciones de por qué no dieron antecedentes a los consumidores ni al Sernac de la venta de ropa falsificada que se habría producido en años anteriores. Aparentemente esto data de 2020 en que se habrían celebrado acuerdos y transacciones entre Adidas, Columbia y La Polar que darían cuenta de la destrucción de ropa falsificada. Es muy grave la falta de profesionalidad de empresas que no dieron las alertas”, cerró Herrera. 

Más Noticias

Más Noticias