País

Sindicatos internacionales apoyan y observan el paro en Chile

"Traigo la solidaridad de 175 millones de trabajadores de todo el mundo", dijo en una rueda de prensa Sharan Burrow, secretaria general de la Central Sindical Internacional (CSI), organismo que congrega a trabajadores de más de 150 países y cuenta con 305 organizaciones afiliadas.

Por:  EFE

Organizaciones sindicales internacionales expresaron hoy su apoyo al paro nacional convocado en Chile el miércoles y jueves de esta semana y anunciaron que actuarán como observadores durante las movilizaciones.

“Traigo la solidaridad de 175 millones de trabajadores de todo el mundo”, dijo en una rueda de prensa Sharan Burrow, secretaria general de la Central Sindical Internacional (CSI), organismo que congrega a trabajadores de más de 150 países y cuenta con 305 organizaciones afiliadas.

Junto a la líder de la CSI, representantes de sindicatos de Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Paraguay y Uruguay llegarán hoy a Chile para apoyar la huelga, convocada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), con el respaldo de unas 80 organizaciones sociales, estudiantiles, gremiales y políticas.

Reclaman una reforma del sistema tributario, una nueva Constitución, un nuevo código laboral, un sistema estatal de fondos de pensiones, ya que actualmente todas las administradoras son privadas, y mayores recursos para la sanidad y la educación públicas.

Burrow sostuvo que “los ojos del mundo” posan estos días sobre Chile y su Gobierno, al que acusó de desentenderse de las demandas de los trabajadores y de los esfuerzos para combatir la desigualdad.

“Sabemos que Chile y el mundo deberían ser diferentes. Las políticas neoliberales, que excluyen a los trabajadores, no funcionan y no son buenas”, apuntó la líder del CSI, de nacionalidad australiana.

Víctor Báez, secretario general de la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas (CSA), la rama americana de la CSI, comparó las movilizaciones sociales en Chile con las del Mayo del 68 francés por la unidad entre los trabajadores y los estudiantes.

“Tal vez en el futuro se hable del Agosto de Santiago”, dijo Báez, quien ejercerá como observador durante las dos jornadas de huelga para corroborar que no se produzcan “represiones injustificadas a los trabajadores”.

Por su parte, el líder de la CUT, Arturo Martínez, denunció que el Gobierno chileno “ha empezado a amenazar y a crear un clima que busca criminalizar nuestra convocatoria”.

“Hemos llamado a paralizar el país en todos los sentidos, no hemos llamado a ninguna otra cosa”, subrayó el dirigente de la principal multisindical chilena.

Martínez dijo que el Ejecutivo se ha empeñado en “desprestigiar” la huelga al relacionarla con los posibles desórdenes que se puedan producir. “Si pasa algo es responsabilidad de ellos (Gobierno), que lo están anunciando”, dijo.

Más Noticias

Más Noticias