País

Vecinos de Lampa reclaman por aumento de delincuencia y violencia en tomas ilegales

Actualmente existen cerca de 28 tomas de terrenos en la región y desde 2019 la ilegalidad de los campamentos ha aumentado hasta un 500%.

Los pobladores también han tenido problemas con corte de luz eléctrica.
Los pobladores también han tenido problemas con corte de luz eléctrica.

Cientos de familias de inmigrantes han llegado en buses a Lampa, en la zona norte de la Región Metropolitana, para instalarse en una toma ilegal de terrenos. Esto, según vecinos del sector, ha aumentado la cantidad de asaltos y la delincuencia.

Los vecinos de la población Manuel Rodríguez de Lampa bautizaron la nueva toma ilegal como "Lamparaíso". Esta toma se instaló en un cerro que, actualmente, está repleto de casas construidas ilegalmente y usadas por más de 500 familias.

Actualmente existen en Lampa cerca de 28 tomas de terrenos y desde el 2019 la ilegalidad de los campamentos ha aumentado hasta un 500%.

En entrevista con Meganoticias, una de las vecinas de la población asegura que la delincuencia y las balaceras han aumentado considerablemente en el sector desde que esta toma fue levantada.

"A veces, a las 11 de la mañana, teníamos una balacera a plena luz del día. Se toman territorios, te amenazan y uno ya no puede subir hasta el cerro. Uno no puede pasar", señala. Otra de las residentes afectadas afirma que se puede encontrar de todo en la toma ilegal de Lamparaíso, desde narcotráfico hasta prostíbulos.

Además de la delincuencia, pobladores dicen que, con la instalación de fuentes de electricidad clandestinas, han aumentado también los cortes de luz.

"Me enfermé y cada vez estoy empeorando más. Las cajas se revientan donde todo se cuelgan" relata una de las vecinas.

"Hemos realizado varias intervenciones para poder prevenir incidentes. Carecemos de atribuciones legales para dar una solución integral a los problemas de las conexiones irregulares en terrenos ocupados. Hemos efectuado varias reuniones con el municipio para que traten de promover la búsqueda de soluciones", afirma Rodrigo Arévalo, gerente de Enel.

Cansados de la inseguridad que viven día a día en el sector y del crecimiento de los campamentos que parece no tener fin, los vecinos piden intervención de las autoridades del municipio y del Gobierno.

Más Noticias

Más Noticias