País

Vuelco en caso de Melissa Chávez: madre quedó en prisión tras ser imputada por parricidio

Mirta Ardiles fue formalizada por su eventual participación en el crimen de su hija de 12 años, que falleció en noviembre pasado en Coquimbo.

La mujer saliendo del cuartel de la PDI tras su detención. Foto: PDI Coquimbo
La mujer saliendo del cuartel de la PDI tras su detención. Foto: PDI Coquimbo

En prisión preventiva quedó Mirta Ardiles, madre de Melissa Chávez, la niña de 12 años que en noviembre de 2020 fue encontrada muerta tras un incendio en una casa de la ciudad de Coquimbo, en un caso que dio un vuelco tras el trabajo investigativo de la Fiscalía en conjunto con las policías.

La mujer, que fue detenida durante el martes por personal de la Policía de Investigaciones (PDI), fue formalizada por su eventual participación en el crimen de la niña. En lo concreto, el Ministerio Público la imputó por los delitos de parricidio e incendio.

Con los antecedentes expuestos, el Juzgado de Garantía de Coquimbo decidió decretar la prisión en contra de Ardiles, estableciendo además 180 días para la investigación del homicidio.

El caso de Melissa Chávez generó notoriedad en la zona, debido a que inicialmente se lo había catalogado como accidental. Tras el avance de la investigación se supo que las causas de la muerte no estaban asociadas a una intoxicación, descubriendo una intervención de terceros.

La mujer dio entrevistas a medios locales exigiendo justicia por la niña. Durante sus apariciones la madre de la víctima estuvo acompañada de su pareja, cuyo rol en el caso también está siendo indagado por la Fiscalía.

Más Noticias

Más Noticias