País

Y se viene Bad Bunny: el reclamo de Ñuñoa por la basura, el alto gasto y los siete conciertos en diez días

La alcaldesa Emilia Ríos pidió un uso racional del Estadio Nacional ante la seguidilla de recitales que dejaron más de 25 toneladas de basura y obligaron a una inversión que supera los 60 millones de peso. 

Tras los conciertos de Coldplay y Daddy Yankee, fueron 25 toneladas de basura las que ha recogido el municipio de Ñuñoa y 60 millones de inversión para recuperar los espacios aledaños al Estadio Nacional AGENCIA UNO
Tras los conciertos de Coldplay y Daddy Yankee, fueron 25 toneladas de basura las que ha recogido el municipio de Ñuñoa y 60 millones de inversión para recuperar los espacios aledaños al Estadio Nacional AGENCIA UNO

Fueron cuatro conciertos del grupo británico Coldplay y luego tres del reggatonero puertorriqueño Daddy Yankee. El Estadio Nacional hace años que no tenía un convocatoria tan alta en días consecutivos y si bien la realización de estos eventos fue defendido por las productoras a pesar de los problemas de orden y seguridad, el municipio de Ñuñoa es el más disconforme con lo ocurrido. 

Concluidos estos eventos, las calles aledañas al principal recinto deportivo del país estaban llenas de desechos, condición que movilizó a un gran número de funcionarios desde temprano para intentar limpiar con celeridad. 

En total, fueron 25 toneladas de basura que se contabilizaron en las cercanías del estadio, cifra que obligó a una inversión de 60 millones de pesos de parte de la Municipalidad de Ñuñoa. Al respecto, la alcaldesa expresó su inquietud, asegurando que es injusto que el gobierno comunal tenga que gastar esos montos por un evento que no organizó e, incluso, que los alumnos de colegios cercanos hayan tenido que quedarse en casa.

“Tengamos un uso racional del estadio. Hay cosas que claramente se pueden mejorar, por ejemplo, en la cantidad de días. No puede ser que sean en tantos días seguidos y no en días de semana. El fin de semana, obviamente el impacto en las trayectorias es menor. Alrededor del estadio hay colegios y jardines infantiles que han tenido que suspender clases o irse más temprano por el tema de seguridad”, manifestó Emilia Ríos

Este reclamo lo presentó la jefa comunal después de que su recurso de innovar para suspender el recital de Daddy Yankee fuera rechazado por la Corte de Apelaciones y en la antesala de dos conciertos masivos que asoman en el calendario de los chilenos. 

Se acerca Bad Bunny

Bad Bunny tiene programadas dos presentaciones en el Estadio Nacional durante el 28 y 29 de octubre donde se espera que las medidas de seguridad cumplan con los dispositivos presentados con anterioridad, situación que no se respetó en el primer día de Daddy Yankee

“Yo como representante de los ciudadanos democráticamente elegidos voy a hacer la voz cada vez que vea que la pega se hace mal y por supuesto voy a colaborar cada vez que me inviten. Hay eventos, así como hay partidos de fútbol, de alto riesgo y hay que tener medidas excepcionales. Cordones o círculos alrededor del Estadio, mayor número de ticket, apertura más temprana, en fin”, anticipó el gobernador Claudio Orrego para lo que viene con Bad Bunny a fines del próximo mes. 

Más Noticias

Más Noticias