Política

“Debemos lograr una Constitución que nos una”

La abogada señala que pondrá su capacidad de diálogo para intercambiar ideas con respeto y de llegar a consensos al servicio del país.

La candidata representa a las comunas de Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina y Peñalolén.
La candidata representa a las comunas de Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina y Peñalolén.

Paola Berlin Razmilic, abogada de la Universidad Católica, conductora de radio Infinita y madre de tres hijos, se define como “una mujer dialogante que abraza la diversidad como valor”. Con este propósito, hoy busca un cupo como constituyente de manera independiente, apoyada por Ciudadanos en la lista del Apruebo para el distrito 11.

“El mensaje que estoy tratando de difundir es que es central para el éxito de la misión constituyente tener la capacidad de hablar con todos los sectores… que llegar a la mesa de buena fe a oír al resto y plantear los puntos propios es indispensable para el cometido que nos hemos impuesto”, indica Paola Berlin en conversación con EL DÍNAMO.

Representando al distrito 11 (Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina y Peñalolén), bastión electoral de la derecha que suma seis cupos para convencionales constituyentes, Paola Berlin señala que decidió ser candidata a Constituyente “el mismo día del histórico acuerdo logrado el 15 de noviembre de 2019. Que un cuerpo colegiado formado por ciudadanos electos democráticamente se reúna con el propósito de escribir una nueva Carta Fundamental es una ocurrencia excepcionalísima”.

“Esta posibilidad surge en nuestro país en un momento muy álgido y como fórmula para intentar encauzar el hastío tras un largo proceso de desmoronamiento institucional que culminó en el estallido ocurrido en octubre de 2019 y que vino a dejar al descubierto las tremendas inequidades que sufre una significativa porción de la ciudadanía”, agrega la candidata.

“Una Constituyente para todo el país”

“Con mucha humildad pero también gran entusiasmo decidí ser candidata para poner mi capacidad de diálogo, de sentarme con personas muy diversas e intercambiar ideas con respeto y de llegar a consensos, al servicio de ustedes. Eso, además de mi formación como abogada, serán herramientas fundamentales para asumir esta desafiante y difícil tarea”, indica Berlin como parte de sus principales virtudes para enfrentar la elección del 11 de abril.

“Me percibo a mí misma como una Constituyente para todo el país. El hecho de que ni siquiera se le exija a los candidatos domicilio en el distrito por el que se presentan es indicativo de eso. Cada uno trae consigo sus experiencias vitales y su particular bagaje. Es cierto que yo he vivido en este distrito, pero lo que debemos lograr es una Constitución que nos una, y eso implica que ha de ser una casa suficientemente amplia para que cada chileno pueda hacerla propia, sin importar si es de aquí o de allá, y más allá de su procedencia cultural, étnica y religiosa”, explica Paola Berlin.

La importancia del artículo 19

En relación a los derechos que indeclinablemente debe garantizar esa nueva Constitución, Paola Berlín asegura que son muchos, “pero los que están hoy en el artículo 19 me parece deben mantenerse”.

“¡Ay! No sé si tenga sentido enumerarlos todos acá. Quizá baste decir que aquellos que están hoy en el artículo 19 me parece deben mantenerse, a pesar de que varios requieren de una reformulación que se haga cargo del momento en que vivimos, y de los consensos a que hemos llegado en torno a que ciertos derechos sociales han de establecerse como ciertos mínimos. El tema del agua, creo que merece mención específica en una nueva Carta Magna ante la evidencia sobre su relativa escasez, que además va en aumento. Derechos nuevos, como la protección de datos (presente desde recién desde el 2018) y los derechos digitales también merecen mejores definiciones”, agrega la abogada y comunicadora.

La desigualdad que quedó al descubierto

En relación al estallido social del 18-O que propició la redacción de una Nueva Constitución, Paola Berlin indica que “lo cierto es que Chile es un país que ha crecido mucho, pero junto a ese crecimiento han ido quedando al descubierto inequidades enormes. No solo en el acceso al ejercicio de ciertos derechos (como salud, educación, seguridad social, etc.) sino también en el trato que reciben los ciudadanos según de dónde provengan”.

“Creo que es central distinguir las atroces acciones violentas que todos conocimos y las legítimas protestas y manifestaciones de descontento que ocurrieron en Chile. Sobre las primeras, obviamente se debe sancionar a los que resulten culpables y por supuesto también deben perseguirse las responsabilidades institucionales, si las hubiera, y sancionar civil y penalmente todo acto llevado adelante por uniformados como representantes del poder del Estado que se haya salido de los márgenes de la legalidad. El respeto irrestricto a los Derechos Humanos es absolutamente esencial”, finalizó la candidata constitucionalista.

Más Noticias

Más Noticias