Política

“He ido evolucionando”: Piñera explica su apoyo a matrimonio igualitario

Una visión más cauta tuvo respecto a considerar la adopción para parejas del mismo sexo, dejando ver que no lo considerarán en la propuesta que buscan que se discuta en el Congreso.

"Para mí es un tema de libertad, que cada uno pueda elegir libremente a quien quiere amar”, cerró.
"Para mí es un tema de libertad, que cada uno pueda elegir libremente a quien quiere amar”, cerró.

El Presidente Sebastián Piñera defendió su postura de darle urgencia al proyecto presentado por Michelle Bachelet en 2017 sobre matrimonio igualitario.

Piñera explicó a T13 que la propuesta es “buena para Chile” y aseguró que su apoyo a la iniciativa responde que ha ido “evolucionando” en su pensamiento.

“No tengo nada que ganar con plantear con que Chile necesita un paso adelante en esta libertad, dignidad, igualdad que merecen todas las parejas, todas las familias. Efectivamente yo he ido evolucionando, como lo han hecho tantas otras personas. La propia Michelle Bachelet se manifestó contraria al matrimonio igualitario en 2006 y después presentó un proyecto de ley”, argumentó.

Piñera profundizó sus palabras indicando que “he visto a tantos presidentes; el Presidente Obama, la primera ministra Merkel, el primer ministro Cameron, el Presidente Biden, muchos, pero yo creo que es una evolución. Es algo que estoy profundamente convencido de que es bueno para Chile y para los chilenos, y respeto a los que piensan distinto”.

Una visión más cauta tuvo respecto a considerar la adopción para parejas del mismo sexo, el cual es parte del proyecto de Bachelet, aunque dejó ver que no lo incluirán en la discusión.

“Son dos cosas distintas. Estamos analizando el proyecto, pero básicamente, la idea original del proyecto es una sola: darle a todas las parejas igualdad ante la ley y, por lo tanto, que estén regidas por la misma institución que es el matrimonio”, sostuvo.

Consultado sobre las críticas surgidas desde Chile Vamos al matrimonio igualitario, lideradas por la UDI, donde incluso se habló de “traición” al oficialismo, el jefe de Estado apuntó que “yo entiendo las posiciones distintas, respeto las posiciones distintas, y cada uno podrá opinar y votar como su conciencia se lo diga, pero yo creo que en el Chile de hoy, que no podamos discutir y analizar estos temas, no es el Chile que queremos”.

“Para mí esto no es un problema de izquierda o derecha, ni tampoco es un problema religioso. Estamos hablando de una ley civil de un Estado laico. Para mí es un tema de libertad, que cada uno pueda elegir libremente a quien quiere amar”, cerró.

Más Noticias

Más Noticias