Política

“No aprobar el tratado es un acto de suicidio”: la dura sentencia de ex director de la OMC por demora de Chile en TPP-11

Alejandro Jara señaló que la principal ventaja que tiene Lima sobre Chile es que tomó la delantera y aprovechó las oportunidades.

"Perú está idealmente ubicado para aprovechar nuestra ausencia", señaló el ex director general de la OMC. AGENCIA UNO / ARCHIVO"Perú está idealmente ubicado para aprovechar nuestra ausencia", señaló el ex director general de la OMC. AGENCIA UNO / ARCHIVO
"Perú está idealmente ubicado para aprovechar nuestra ausencia", señaló el ex director general de la OMC. AGENCIA UNO / ARCHIVO

“No aprobar el TPP-11 es un acto de suicidio. Perdemos presencia, prestigio y autoridad internacional“, sentenció el ex director general adjunto de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Alejandro Jara, en conversación con EL DÍNAMO.

“Y cuál es el costo de aprobar el TPP-11: cero. No he visto ningún argumento contundente que demuestre algún inconveniente, sacrificio o pérdida de aplicar al tratado. La mayor parte de las críticas están basadas en prejuicios sin fundamento”, expresó el abogado.

Mientras el Congreso de Perú ratificó la adhesión del país al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP o TPP-11), el Senado en Chile mantiene estancado el proyecto y el Gobierno electo ya descartó darle prioridad en los próximos 4 cuatro años.

“El TPP -11 abre mejores condiciones de acceso a los mercados para muchos productos chilenos respecto de la situación actual. Si no lo aprobamos no las aprovecharemos y lo harán otros. Y con ello podemos perder parte del acceso actual al existir en el mercado otros proveedores con más ventajas”, indicó la ex autoridad de la OMC.

Perú está idealmente ubicado para aprovechar nuestra ausencia y es probable que ya lo esté haciendo. Dado que el TPP-11 es una gran oportunidad para integrarnos en las cadenas globales de valor, podemos perder esas oportunidades de diversificar y agregar valor a nuestras exportaciones. Perdemos acceso y oportunidades, perdemos inversiones, ingresos y empleos, y otros como Perú lo aprovecharán sin dudas”, recalcó Alejandro Jara.

El Gobierno de Pedro Castillo destacó las posibilidades que entregará al Perú la exportación de sus productos a economías desarrolladas tras la aprobación del TPP-11 por 97 votos a favor, 0 en contra y 9 abstenciones

“El Perú asumió compromisos importantes sobre trabajo, medio ambiente, propiedad intelectual, y comercio electrónico, ubicándonos a la vanguardia internacional de acuerdos comerciales al igual que economías tan competitivas como Japón, Australia, Canadá o Singapur”, indicó la Cancillería peruana a través de sus redes sociales.

Cómo Chile ha dilatado el proyecto

El TPP-11 es un tratado de libre comercio firmado por 11 países de la Cuenca del Pacífico, que entre sus características más relevantes busca rebajar barreras comerciales para facilitar los negocios internacionales, establecer reglas comunes de propiedad intelectual, además de abordar temas de derecho ambiental y del trabajo.

La idea es que los productos nacionales ingresen “con arancel cero a mercados tan importantes como Japón, Vietnam o Canadá. Beneficiando, especialmente, a las regiones agrícolas, pesqueras y forestales de nuestro país”, según informó la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales.

El TPP-11 tiene su origen en un intento de acuerdo anterior suscrito en febrero de 2016, durante la presidencia de Michelle Bachelet. Se trataba del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), que se cayó tras la salida de Estados Unidos cuando Donald Trump asumió el poder retirándose del pacto. Luego de ello, se redactó un nuevo proyecto que fue firmado en nuestro país, para seguir adelante con el pacto.

Este nuevo TPP-11 fue firmado el 8 de marzo de 2018 por el canciller Heraldo Muñoz, justo antes de que Bachelet terminara su mandato.

Aunque el proyecto fue impulsado por Chile desde 2005 y aprobado por la Cámara de Diputados el 2018, o a pesar que el Gobierno de Sebastián Piñera ha renovado varias veces la urgencia del mismo, aún se mantiene pendiente su ratificación en el Senado.

“Si Chile no ratifica el TPP-11, va a perder mercados, además de no poder ampliar sus exportaciones”, indicó Kazuhisa Shibuya, embajador de Japón en nuestro país, .

Compleja aprobación

A pesar de la recomendación de distintos asesores económicos del presidente electo, Gabriel Boric, el diputado Giorgio Jackson, sepultó la idea de aprobar el TPP-11 durante los próximos cuatro años de gobierno. “Dentro de nuestra carpeta no está proyectado en ningún caso”, sentenció Jackson.

El diputado de Convergencia Social, Gonzalo Winter, junto a otros parlamentarios de Apruebo Dignidad, presentaron en septiembre pasado un proyecto de ley para que la participación de Chile en el TPP-11 se pueda plebiscitar.

“La ciudadanía demanda mayores instancias de participación y distribución del poder en la toma de decisiones y eso debe traducirse en acciones concretas. Las implicancias del TPP-11 y su amenaza a nuestra soberanía nacional, requiere que sean los chilenos y chilenas quienes definan si debemos incorporarnos al TPP-11”, aseguró Winter.

Por su parte, Tomás Hirsch indicó que “es fundamental consultar a la ciudadanía. En un tema tan relevante como este debe existir un plebiscito vinculante en el que se consulte si se está de acuerdo o rechaza este tema”.

Esas diferencias políticas tienen detenido el proyecto, cuyo último avance fue su aprobación en la comisión de Constitución del Senado el pasado 17 de octubre de 2019, un día antes del estallido social.

En paralelo, el presidente Sebastián Piñera afirmó que es “incompresible” que Chile aún no haya firmado su incorporación al TPP-11.

El mandatario manifestó que nuestro país “tiene muchas ventajas comparativas. La capacidad de producir alimentos saludables, inocuos y producidos en forma sustentable es un gran patrimonio”.

Es incomprensible que Chile, que fue el promotor del TPP-11, no haya todavía podido firmarlo, porque si bien se aprobó en forma unánime prácticamente en la Cámara de Diputados, lleva años retenida en el Senado, a pesar de los múltiples esfuerzos que como Gobierno hemos hecho para aprobar este tratado”, lamentó Piñera en la exposición en el Encuentro Nacional del Agro (Enagro) 2021, organizado por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA).

Los fake news sobre el TPP-11

Uno de los mitos en torno al TPP-11 es que limitará la soberanía dispuesta en el artículo 5 de la Constitución actual. Sin embargo, este argumento fue desmentido por Heraldo Muñoz ante la Comisión de Hacienda del Senado en 2019, donde el ex Canciller aseguró que en el texto del tratado se incluye “en decenas de párrafos” el derecho de cada país a regular y establecer sus propios políticas públicas.

Para desmentir los fake news entorno a la aprobación del TPP-11, el Gobierno de Sebastián Piñera, publicó una serie de videos donde explican el derecho inherente de cada país para establecer sus prioridades legislativas y decisiones regulatorias.

“Implementar el TPP-11 no requiere de ningún cambio en la legislación chilena. Nuestras leyes y reglamentación de propiedad intelectual, del sector farmacéutico, laborales, sociales, ambientales, etc no sufrirán cambios y podrán seguir aplicándose”, indicó a EL DÍNAMO el ex director general adjunto de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Parte de la información falsa que circula sobre el TPP-11 es que privatizará las semillas, apuntando específicamente a la empresa Monsanto. Heraldo Muñoz aclaró que el acuerdo “otorga derechos sobre las variedades nuevas y distintas a las ya conocidas”, a fin de proteger a los productores nacionales frente a variedades extranjeras.

La Moneda agregó que Chile asumió un tratado de Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales en 2011 que deberá implementarse a través de una Ley de Obtentores Vegetales (en algún momento llamada Ley Monsanto que fue retirada del Congreso en 2014).

Otro de las noticias falsas es respecto al supuesto beneficio que tendrían los intereses extranjeros frente a los nacionales. Hace dos años, el Gobierno de Piñera desmintió una columna de opinión publicada en Ciper Chile, que aseguraba que el TPP-11 había sido redactado por transnacionales y a conveniencia de Estados Unidos.

“Dichas aseveraciones no son efectivas en lo absoluto y reitera el profesionalismo de todos los representantes de distintos Servicios Públicos que participaron durante años de las negociaciones con la máxima seriedad e independencia”, indicaron desde el Gobierno.

La columna en Ciper “alude a la etapa inicial de la negociación del tratado TPP-12 en el año 2012, en que se analizaron las propuestas iniciales de Estados Unidos, que aún formaba parte del acuerdo, y las cuales se flexibilizaron producto de la negociación con todas las partes”.

8 mitos sobre el TPP-11 y sus efectos en Chile

Más Noticias

Más Noticias