Política

Acusación de boicot marca masiva elección presidencial

Antes de confirmarse el triunfo de Gabriel Boric, la jornada se caracterizó por una alta tensión entre el saliente Gobierno de Sebastián Piñera y el equipo del nuevo presidente electo, desde donde acusaron a La Moneda de querer boicotear el proceso.

Desde La Moneda descartaron colapso intencional del transporte pública en las últimas elecciones presidencial. AGENCIA UNO
Desde La Moneda descartaron colapso intencional del transporte pública en las últimas elecciones presidencial. AGENCIA UNO

Pese a conseguir un triunfo contundente en las últimas elecciones presidenciales con un 55% de los votos contra 44% de José Antonio Kast (REP), Gabriel Boric del Partido Comunista y el Frente Amplio, no la tuvo fácil y su equipo de campaña se enfrentó constantemente con el saliente gobierno de Sebastián Piñera.

Mientras en la primera vuelta del 21 de noviembre las largas filas a pocos minutos del cierre de las mesas marcaron la jornada, el balotaje de la elección presidencial se vio afectado por aglomeraciones en los paraderos del transporte público de la Región Metropolitana, así como también, por las críticas de la oposición en contra del Gobierno.

En las primeras horas se vieron altos flujos de automovilistas en las calles, pero también, pocos buses de Red (ex Transantiago) circulando por la capital. Además, se suman imágenes de los terminales del medio de transporte repletos de máquinas, mientras que en las paradas las personas solicitaban más flujo.

En ese momento, y ante los medios de comunicación, el vocero de Gabriel Boric y diputado del Frente Amplio, Giorgio Jackson, acusó que estaba operando “menos del 50% de la flota que hay en un día regular, de un día laboral”.

Cerca del medio día, en tanto, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, salió a desmentir la información y aseguró que como medida preventiva se estableció un flujo de buses similar al de un día laboral normal.

Disyuntiva entre “boicot” y alto flujo vehicular se tomó elección

Tras la interpelación de Jackson, el equipo de Gabriel Boric fue más allá y la jefa de la campaña presidencial del Partido Comunista y el Frente Amplio, Izkia Siches, acusó al Gobierno de Sebastián Piñera de gestar una “operación” política a través del transporte público para favorecer al republicano, José Antonio Kast.

En paralelo, otros miembros del equipo de Boric, como el diputado Gonzalo Winter, acusaron “intencionalidad” en los problemas presentados por el transporte público, ya que antes del balotaje, “el Gobierno tenía toda claridad de cómo opera un proceso electoral en Chile, tuvieron reunión con nuestro equipo especialista en la materia”.

El alcalde de Recoleta y ex candidato presidencial del Partido Comunista, Daniel Jadue, también abordó la polémica y dejó una ácida crítica en redes sociales. De acuerdo al jefe comunal, el responsable del mal servicio de transporte fue La Moneda con un “boicot” en contra del proceso.

Desde La Moneda, en tanto, respondieron con severidad. El ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, por ejemplo, desmintió categóricamente a Izkia Siches y a las personas que “están intentando instalar una falsedad del porte de una catedral al decir que aquí no se ha hecho algo para que las personas puedan ir a votar”.

Eso mientras la ministra Gloria Hutt, evidenció que se puso a circular un 75% más buses respecto a un domingo normal. Incluso, atribuyó las aglomeraciones en paraderos a un aumento del flujo vehicular en la Región Metropolitana del 19% y a que hubo “más de 300 puntos con congestión”, lo que coincidió con una alta participación del electorado cercana a 8 millones de personas.

Pese a la tensión constante entre el saliente Gobierno y quienes estarán en La Moneda por los próximos cuatro años, finalmente el presidente Sebastián Piñera llamó por teléfono a Gabriel Boric y lo felicitó por su logro.

“Todo Chile espera, todos esperamos, que tenga un muy buen gobierno”, le dijo Piñera a Gabriel Boric, para sellar la tradición republicana.

Chilenos muestran buena voluntad en elección presidencial

Pese a los problemas que tuvieron los electores para llegar hasta sus locales de votación, la voluntad y buena disposición de los chilenos afloró una vez más. Durante la segunda vuelta de la elección presidencial, fue una postal recurrente ver a automovilistas ofrecer transporte gratuito.

La ayuda ciudadana coincidió con los llamados de los propios candidatos presidenciales, quienes tras cuestionar al Gobierno, pidieron a los chilenos “colaborar” y llevar a quienes se encontraran en el camino para que “gane la democracia”.

La medida, eso sí, no dejó a todos contentos. El diputado de Renovación Nacional, Diego Schalper, por ejemplo, pidió a la Contraloría General de la República estudiar si la acción daba paso a un “acarreo de votos”, sobre todo cuando los choferes voluntarios eran parlamentarios e integrantes del equipo de Boric como Giorgio Jackson, quien ofreció su ayuda en la comuna de Quinta Normal.

Schalper también criticó a los municipios como Cerrillos, Renca y Recoleta, que ofrecieron buses de acercamiento y dijo que los vecinos debería fiscalizar “que no se usen recursos públicos para acarrear gente”.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias