Política

Allamand tras su salida de la Cancillería: "Jamás hubo ni asomo de abandono de deberes"

El ex ministro de Relaciones Exteriores señaló que no esperaba dejar el cargo de manera anticipada y que su renuncia fue conversada con el presidente Piñera.

El ex ministro realizó actividades como secretario electo de la SEGIB. AGENCIA UNOEl ex ministro realizó actividades como secretario electo de la SEGIB. AGENCIA UNO
El ex ministro realizó actividades como secretario electo de la SEGIB. AGENCIA UNO

El ex canciller Andrés Allamand negó haber incurrido en un abandono de deberes por sus actividades como secretario electo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), las que realizó a casi un mes del cambio de mando y en plena crisis migratoria en el norte del país.

En una entrevista a La Tercera, el renunciado ministro de Relaciones Exteriores descartó cualquier lobby para su arribo al cargo internacional y admitió que las críticas en su contra anticiparon su salida, la que tenía planificada junto con el fin del Gobierno del presidente Sebastián Piñera.

Mi decisión fue conversada durante toda la última semana con el presidente Piñera. Y desde que fui electo en noviembre como secretario general de la Comunidad Iberoamericana, coincidimos en hacer el mayor esfuerzo para compatibilizar y acompañarlo hasta el final de su período, con las gestiones en mis tiempos de feriado legal que yo pudiera realizar para preparar el cargo que debo asumir próximamente”, expresó.

Allamand reconoció que “me hubiera gustado cumplir el plan original, pero hay que ser objetivo: a partir de las críticas surgidas por la oposición, algunas de las cuales han desfigurado mis actuaciones en el extranjero, se generó un escenario político de alta tensión, que quizás habría continuado aumentando en el tiempo. Eso no le favorecía ni al gobierno, ni al país, desde el punto de vista que el cambio de mando entre el presidente Piñera y el presidente Boric debe efectuarse ojalá en un clima de la mayor armonía política”.

El ex secretario de Estado rechazó las críticas a las reuniones en las que participó durante su feriado legal, asegurando que estaban programadas “con meses de anticipación”. “Después de la guerra, todos son generales. Yo fui con total transparencia y todos estaban informados, y al menos en la Cancillería todos estaban informados de cuáles iban a ser mis actividades”, complementó.

Por los cuestionamientos de la oposición, Allamand expresó que “jamás hubo ni asomo de abandono de deberes”, negando cualquier uso de recursos públicos.

Consultado por una eventual acusación constitucional en su contra, el también ex senador manifestó que “habiendo antecedentes tan claros y transparentes de mi actuación, no creo que la amerita. Pero no es una decisión que me corresponda a mí adoptar”.

Más Noticias

Más Noticias