Política

Campaña a gobernadora de Karina Oliva: asesores de Comunes presentan boletas por $137 millones

Según el Servel, se trata de uno de los comandos mejores pagados del cual se tenga registro, incluso superando a equipos de campaña presidenciales.

AGENCIA UNO/ARCHIVO
AGENCIA UNO/ARCHIVO

La rendición de gastos de la campaña de Karina Oliva (Comunes) a gobernadora metropolitana, mostró que tuvo uno de los comandos mejor pagados de los que alguna vez recuerde el Servicio Electoral (Servel).

Y es que el equipo de siete asesores de la ahora candidata al Senado, todos ellos militantes de Comunes, presentó boletas por un total de 137 millones de pesos, incluso superando el gasto de campañas presidenciales, consigna un reportaje de Ciper.

A esto se suman una factura por $60 millones emitido por la Fundación Chile Movilizado, también vinculado al partido integrante del Frente Amplio, y otros 60 millones facturados al Partido Comunes, pero que se incluyeron en la campaña a la gobernación metropolitana.

Según informó el Servel, uno de los miembros del comando de Oliva cobró cerca de 8 millones de pesos por cinco meses de campaña, mientras que otro hizo lo propio por 10 millones de pesos, pero solo por un mes (la segunda vuelta). A ellos se suman dos colaboradores con remuneraciones cercanas a los $5 millones por 30 días de labor y un asistente que recibió 4,1 millones mensuales.

Ciper comparó estos valores con campañas anteriores, incluyendo la presidencial de 2017, donde aparece Cecilia Pérez, perteneciente al comando de Sebastián Piñera, con cuatro boletas por 18 millones en total -esto es, 4,5 millones mensuales-. El asesor mejor pagado de la candidatura del actual Presidente fue Jorge Espinoza Navarro, con 5 millones de pesos.

En cuanto a la campaña presidencial de Beatriz Sánchez, abanderada del Frente Amplio, se pagaron 15 millones de pesos en total a su jefe de campaña Sebastián Depolo y al director estratégico, Sebastián Kraljevich, lo que se traduce en $3,7 millones entre agosto y noviembre de dicho año.

Entre los nombres “más caros” del comando de Karina Oliva, destaca Martín Miranda Sepúlveda con $40 millones recibidos en cinco meses de campaña -con un promedio de 8 millones mensuales- en su rol de jefe de campaña (10 millones por cada vuelta electoral), además de asesorar en materia de diseño y estrategia comunicacional (15 millones en primera vuelta) y encargado de despliegue territorial en segunda vuelta ($5 millones).

A él se suma la integrante de la directiva nacional de Comunes, Camila Ríos Puebla, con $25,5 millones en cinco meses de campaña legal, junto con análisis e interpretación de datos en primera vuelta ($15 millones) y diseño y planificación del despliegue territorial en el distrito 12 ($4,8 millones). En la segunda vuelta fue jefa del equipo electoral ($5 millones).

El gasto rendido al Servel por su campaña de primera vuelta es de $590 millones, donde 409 millones serán cancelados con recursos públicos por reembolso del Servel; de este monto, $125 millones serán para pagar un crédito a BancoEstado y $284 para pagar boletas y facturas pendientes.

Martín Miranda, ex jefe de campaña de Karina, explicó a Ciper por qué los asesores mejor pagados corresponden a militantes de Comunes, planteando la dificultad de contratar a personas dispuestas a recibir su remuneración ocho meses después. “No había gente disponible, por lo que solicitamos a compañeras y compañeros militantes del partido”, precisó.

Más Noticias

Más Noticias