Política

Comunidad judía en Chile pide al Gobierno investigar el avión venezolano/iraní que aterrizó en Chile

Gerardo Gorodischer, presidente de la asociación, afirmó que han detectado irregularidades en la forma en que la aeronave pasó por nuestro país y llamó al presidente Boric a tomar medidas como lo han hecho en Argentina. 

Representantes de la comunidad judía en Chile hicieron un llamado al Gobierno a investigar el aterrizaje del avión de la aerolínea Conviasa. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Representantes de la comunidad judía en Chile hicieron un llamado al Gobierno a investigar el aterrizaje del avión de la aerolínea Conviasa. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Dos aviones aterrizan, uno en Chile, el otro en Argentina. Ambos son aviones venezolanos vendidos por aerolíneas iraníes. Ambos llevan tripulantes venezolanos e iraníes. Uno queda en libertad y vuelve a emprender el vuelo, el otro es detenido y comienza la investigación. Mientras en Santiago se descarta cualquier tipo de incidente, en Buenos Aires comienza una investigación por posible tráfico de armas y amenazas terroristas. Pertenecen a la aerolínea venezolana Conviasa.

En ambos países quienes levantaron la voz de alerta fueron los integrantes de la comunidad judía, quienes alertaron de la procedencia del avión y presuntos nexos con terroristas del país islámico. Sin embargo, a este lado de la cordillera no fueron escuchados. 

Ayer fue el 28° aniversario del atentado de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), donde un coche bomba mató a 98 personas y dejó otras 300 heridas en la ciudad de Buenos Aires. Desde la capital argentina, el presidente de la Comunidad Judía en Chile, Gerardo Gorodischer, cuestionó el actuar del gobierno respecto del avión.

“Nosotros no culpamos a nadie, sino que estamos levantando la voz porque con estas cosas no se juegan. Yo no tengo más información de la investigación, que la están llevando las autoridades correspondientes, pero hay cosas extrañas. La línea aérea manda la lista de los tripulantes, que no se bajaron, y uno queda con la duda de si eran esas las personas que estaban en el avión”, afirma. 

El avión que aterrizó en Chile lo hizo el pasado 22 de junio. En ese entonces, salió el subsecretario de Interior, Manuel Monsalve, a asegurar que se habían cumplido todos los protocolos correspondientes y que no existía la posibilidad de amenaza. "En este momento no existe una amenaza. Los servicios de inteligencia tienen relaciones y por lo tanto cuando hay una alerta de esta naturaleza, evidentemente esa alerta se comparte, y en estos momento no hay ninguna alerta respecto a una amenaza terroristas sobre ninguno de estos vuelos", dijo en su minuto. 

Sin embargo esta explicación no satisfizo a la comunidad judía, quienes ven con reparos la liviandad del actuar del Ejecutivo. “El mundo no ha visto la peligrosidad del terrorismo iraní ni cómo ellos se han ido metiendo en la región. Claramente pasan cosas en Chile, porque tenemos muchos problemas con migrantes que genera una situación de falta de seguridad y control. Esto del avión iraní nos preocupa como chilenos, porque el actuar de los terroristas iraníes es generar células que duermen y se activan”, afirmó Gorodischer.

Quien también tomó cartas en el asunto fue el ex diputado DC Gabriel Silber. "Acá ha existido candidez y falta de proactividad por parte del Gobierno, como si el terrorismo o el tráfico de armas fuere algo ajeno a nuestra realidad nacional. La información oficial ha buscado bajar el perfil a lo ocurrido, a diferencia de lo ocurrido en el resto de Latinoamérica”, afirmó. 

En Argentina se está realizando una investigación conjunta con Uruguay y Paraguay, donde se investiga si el avión podría estar relacionado con los intentos del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de atacar a los israelíes en el extranjero.

“El riesgo es finalmente el desconocimiento de que tal vez nunca sabremos quien viajaba en ese avión y para qué, porque la tripulación decide no bajar ni hacer control migratorio. Además, ¿por qué frente a la primera alerta la aerolínea anuncia que no volverá a suelo nacional? ¿Qué escondían? Acá solo conocemos la punta del iceberg”, acusó Silber. 

Gorodischer afirmó que la preocupación de la comunidad no solo tiene que ver con su bienestar, sino que debería ser un tema país, y afirmó que espera una mejor respuesta del Gobierno frente al caso. “No estamos tan lejos de Argentina, cosa de cruzar la cordillera, entonces creo que hay que tomarle el peso a las cosas y cuando hablamos de terrorismo y cualquier medida que se pueda tomar para esclarecer, hay que hacerlo. Nosotros no estamos culpando a nadie, simplemente queremos tener la tranquilidad de tener la certeza para la población”, afirmó. 

Más Noticias

Más Noticias