Política

Con alusión al estallido social: la propuesta de preámbulo para la nueva Constitución

La comisión encargada de revisar el texto que abriría la nueva Carta Magna aprobó la iniciativa, que deberá ser aprobada por el pleno.

El escrito afirmó que la Convención es una instancia “ampliamente representativa”. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El escrito afirmó que la Convención es una instancia “ampliamente representativa”. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Este jueves la Comisión de Preámbulo de la Convención Constitucional aprobó el texto que abriría la nueva Carta Magna, la que será sometida a un plebiscito el próximo 4 de septiembre.

El texto, de cuatro párrafos, incluye el uso de lenguaje inclusivo (nosotras y nosotros) y una alusión al estallido social del 18 de octubre de 2019, el que según la propuesta permitió enfrentar “las injusticias y demandas históricas con la fuerza de la juventud”.

Además, el escrito plantea que los cambios se van a conseguir por la “vía institucional”, con una Convención “ampliamente representativa”.

La propuesta de preámbulo, que fue aprobada por la comisión, es la siguiente:

Nosotras y nosotros, el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones, nos otorgamos libremente esta Constitución, acordada en un proceso participativo, paritario y democrático.

Considerando los dolores del pasado y tras un estallido social, enfrentamos las injusticias y demandas históricas con la fuerza de la juventud, para asumir esta vía institucional a través de una Convención Constitucional ampliamente representativa.

Con ello, hemos decidido mirar hacia el futuro con esperanza y cambiar nuestro destino sin importar el origen, condición o creencias de cada cual; para construir una sociedad justa, consciente de su relación indisoluble con la naturaleza amenazada por la crisis climática, que promueva una cultura de paz y diálogo, con un compromiso profundo por los Derechos Humanos, la justicia, igualdad y libertad.

De esta manera, en ejercicio del poder constituyente, adoptamos la siguiente Constitución Política de la República de Chile.

Este escrito deberá ser llevado al pleno, donde requiere del apoyo de ⅔ de los convencionales para quedar plasmado en el borrados. En caso de ser rechazado deberá volver para ser sometido a nuevos ajustes.

El preámbulo tuvo varios momentos de discusión intensa. Uno de ellos surgió a partir de una propuesta de un grupo de convencionales liderados por Jorge Baradit (FA), que instaló el debate al aludir al significado del 18 de septiembre de 1810.

Más Noticias

Más Noticias