Política

Consejo para la Transparencia advierte que nueva Constitución deja "nidos para la corrupción"

Para Leturia, "mientras más intersticios haya, es más difícil de fiscalizar, requiere más recursos, requiere más gente, y podrían generarse algunas situaciones o nidos para la corrupción".

"El diseño por parte de transparencia es bueno, pero los recovecos que tiene va a abrir más posibilidades de corrupción y faltas a la probidad", puntualizó. AGENCIA UNO
"El diseño por parte de transparencia es bueno, pero los recovecos que tiene va a abrir más posibilidades de corrupción y faltas a la probidad", puntualizó. AGENCIA UNO

Francisco Leturia, presidente del Consejo para la Transparencia, se refirió a la discusión generada por la propuesta de nueva Constitución, advirtiendo que el texto abre la puerta a faltas a la probidad y eventual corrupción.

En entrevista con radio Cooperativa, Leturia puntualizó que en la propuesta constitucional "los estándares de transparencia están bien, se hace un buen tratamiento de ellos", apuntando específicamente a la libertad de expresión y al derecho a la información.

Pero el representante del organismo mostró sus dudas sobre la estructura de administración del Estado, asegurando que “es altamente compleja” y genera problemas ante la irrupción de nuevas actores políticos y comunales autonómas.

Para Leturia, "mientras más intersticios haya, es más difícil de fiscalizar, requiere más recursos, requiere más gente, y podrían generarse algunas situaciones o nidos para la corrupción".

"El diseño por parte de transparencia es bueno, pero los recovecos que tiene va a abrir más posibilidades de corrupción y faltas a la probidad", puntualizó, por lo que se deberá recurrir a "un trabajo mucho más exigente por parte Contraloría y el Consejo para la Transparencia".

Junto con ello, mostró sus cuestionamientos a los cambios en el reglamento de la Cámara de Diputados, donde se obligará a los parlamentarios a realizarse controles semestrales de drogas, dejando en claro que “no va a servir de nada”.

Esto, ya que la medida debería ser concretara por vía legal y no reglamentaria, por lo que "un test obligatorio no es obligatorio", junto con criticar que los parlamentarios se sometan a exámenes personales. 

Además, sostuvo que el examen de pelo "deja fuera la mayoría de las drogas que existen y se va a perseguir la dependencia de algunas sustancias, dejando fuera el tabaco y, desgraciadamente, el alcohol".

"Lo más grave es que la dependencia no la puede determinar un test, que determina consumo y eventualmente abuso, pero la dependencia es una categoría psiquiátrica, y en el reglamento que están proponiendo no participa ningún médico", calificándolo de “irresponsable”.

Más Noticias

Más Noticias