Política

Convencionales de izquierda protestan por minuto de silencio en memoria de Jaime Guzmán

Así, mientras se desarrollaba el minuto de silencio en el pleno, un grupo de constituyentes se ubicó afuera del salón mostrando imágenes de detenidos desaparecidos.

Natividad Llanquileo, representante de los pueblos originarios, acusó que "la figura de Jaime Guzmán representa para muchos la muerte, la ejecución y la desaparición de sus familiares”. AGENCIA UNONatividad Llanquileo, representante de los pueblos originarios, acusó que "la figura de Jaime Guzmán representa para muchos la muerte, la ejecución y la desaparición de sus familiares”. AGENCIA UNO
Natividad Llanquileo, representante de los pueblos originarios, acusó que "la figura de Jaime Guzmán representa para muchos la muerte, la ejecución y la desaparición de sus familiares”. AGENCIA UNO

Convencionales de Vamos por Chile solicitaron un minuto de silencio por una nueva conmemoración de la muerte de Jaime Guzmán, uno de los principales cerebros detrás de la Constitución de 1980.

Si bien este pedido fue aceptado por la mesa de la Convención, convencionales de izquierda, liderados por el Partido Comunista, mostraron su molestia por esta situación. 

Así, mientras se desarrollaba el minuto de silencio en el pleno, un grupo de constituyentes se ubicó afuera del salón mostrando imágenes de detenidos desaparecidos, consignó radio ADN. 

En tanto, varios salieron de la sala y quedó casi vacía. Al regreso, en la hora de incidentes, los convencionales se tomaron cerca de 40 minutos para repudiar la conmemoración, donde destaca la intervención de Vanessa Hoppe (Movimientos Sociales Constituyentes), quien lo tilda de “nazi chileno” y “psicópata”.

Natividad Llanquileo, representante de los pueblos originarios, acusó que "la figura de Jaime Guzmán representa para muchos la muerte, la ejecución y la desaparición de sus familiares”.

En esta línea, planteó que la figura de Jaime esta estrechamente vinculada con la dictadura  y la elaboración de la actual Constitución, que la Convención busca modificar.

Una postura similar planteó el PC Marcos Barraza, quien recalcó que "Jaime Guzmán no sólo fue ideólogo y autor de la Constitución pinochetista que queremos extirpar. Fue un golpista, un redomado golpista, fue un cómplice de violaciones y crímenes de lesa humanidad en nuestro país. Es autor de un modelo económico y social que excluyó a millones de chilenas y chilenos”.

"La mesa no debió actuar con la automatización que lo hizo para aprobar este minuto de silencio. Los minutos de silencio son para recordar a quienes lo merecen, no a quienes tanto daño y han violentado tanto a Chile como Jaime Guzmán. Es una afrenta a la dignidad del pueblo de Chile y a este proceso constituyente“, puntualizó.

Por contrapartida, la convencional UDI Katerine Montealegre dejó en claro que Guzmán fue "un servidor de Chile, brutal e injustamente asesinado por militantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Legado de noble, brillante y valiente entrega por sus ideas, que la izquierda cobarde y fallidamente trató de arrebatar. Pero cuya sangre derramada la de él y tantos otros como Simón Yévenes no hizo más que fecundar la tierra hasta nuestros días”.

Más Noticias

Más Noticias