Política

Corte Suprema reitera importancia de consagrar la independencia e imparcialidad judicial

“Sólo cuando son imparciales e independientes, los tribunales pueden cumplir realmente su función, esto es, resolver los conflictos con legitimidad, manteniendo la paz social", indicó el presidente del máximo tribunal.

"Son, también, valores fundamentales para el rol del abogado", puntualizó  Juan Eduardo Fuentes Belmar. AGENCIA UNO"Son, también, valores fundamentales para el rol del abogado", puntualizó  Juan Eduardo Fuentes Belmar. AGENCIA UNO
"Son, también, valores fundamentales para el rol del abogado", puntualizó Juan Eduardo Fuentes Belmar. AGENCIA UNO

El presidente de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes Belmar,  encabezó una nueva ceremonia de juramentos de abogados y abogadas, oportunidad en que reiteró la importancia de la independencia e imparcialidad de todos los actores del sistema de justicia.

“Hace pocos días, en la inauguración del año judicial, junto con rendir la cuenta pública que la Corte Suprema realiza desde hace más de 100 años, tuve ocasión de referirme a principios y valores esenciales para la jurisdicción, cuya omisión o debilitamiento terminarían desnaturalizando el rol del juez y, por ende, del estado de derecho y de la democracia", recalcó la cabeza del máximo tribunal.

Belmar aseguró que "creo necesario profundizar en dos de esos principios que no sólo son parte sustantiva del papel de los jueces, sino también de los abogados y abogadas. Me refiero a la independencia y a la imparcialidad, mirados como condición del debido proceso y como garantía del justiciable”.

“Sólo cuando son imparciales e independientes, los tribunales pueden cumplir realmente su función, esto es, resolver los conflictos con legitimidad, manteniendo la paz social.  Pero a diferencia de lo que podría pensarse, ambos elementos no son privativos de la función judicial. Son, también, valores fundamentales para el rol del abogado. Y ello resulta coherente si consideramos que, en realidad, el debido proceso debe cumplirse desde las etapas más tempranas de intervención de la justicia, lo que se inicia ya en el asesoramiento que los profesionales del derecho prestan a sus clientes”, argumentó el presidente de la Corte Suprema.

El representante del Poder Judicial concluyó señalando que "he querido referir a estos conceptos, para recordar que existen en nuestro sistema principios comunes de la profesión jurídica y de la jurisdicción que son esenciales no sólo para identificar la real existencia de tales funciones, sino también para robustecer el estado de derecho y la democracia, cuya preservación da sentido al juramento que hoy han prestado”.

Más Noticias

Más Noticias