Política

El privado y crítico análisis del oficialismo a la cuenta pública de Boric

Desde el oficialismo afirman que las “fisuras” y “debilidades” del discurso comenzarán a aparecer en los próximos días más que nada porque esta cuenta pública fue sólo una expresión de “buenas intenciones e ideas”.

El Presidente Gabriel Boric en su primera cuenta pública en el Congreso.
El Presidente Gabriel Boric en su primera cuenta pública en el Congreso.

Pese a las diferencias entre la derecha, el centro y la izquierda, tras la cuenta pública de hoy del Presidente Gabriel Boric, en el oficialismo y la oposición hubo coincidencias para valorar aspectos del discurso: el tono republicano, alusiones al diálogo y alusiones al entendimiento político con la oposición. 

Pero lo más llamativo, indicaron, fue también hubo coincidencias (excepto en el Frente Amplio y el PC) en identificar lo que los legisladores denominaron "la debilidad del discurso": escasez de propuestas en seguridad y en economía.

Mientras en los partidos del Frente Amplio consideraron la cuenta pública como “un éxito rotundo”, en casi todos los planos, en el PS, el PPD y el PR tienen una visión más crítica y aseguran que hubo elementos ausentes.

Según contaron a EL DÍNAMO, entre los temas que se escabulleron apuntaron mociones al combate a la delincuencia, narcotráfico, violencia en la macrozona, fórmulas para mejorar el desarrollo económico y la ausencia de cuáles serán las prioridades programáticas luego de la tramitación de la reforma tributaria y de pensiones.

Desde sectores del oficialismo agregan que el hecho de que aún la reforma impositiva no se conozca, ni haya plazos seguros para su tramitación en el Congreso, genera que surjan dudas en el bloque sobre “la capacidad de La Moneda para hacer todo aquello que propone”.

Los más críticos de Apruebo Dignidad afirman que el presidente Boric hizo una estupenda puesta en escena, que, consideran, “es una parte relevante del mensaje presidencial en sí mismo”,  que le dará réditos políticos a su imagen. Sin embargo, advierten que su mayor “debilidad” o “fisura” aparecerá en los próximos días”. 

La “grieta”, según afirmaron EL DÍNAMO, radica en que, como en toda primera cuenta, hay más expresiones de “buenas intenciones e ideas” que anuncios deslumbrantes con detalles concretos.

Pese a ello, enfatizan que la alocución resultó “mejor” que los de las primeras cuentas públicas de los últimos gobiernos de Sebastián Piñera y de Michelle Bachelet.

Los aciertos retóricos que destacan en el oficialismo

En La Moneda y los partidos de Gobierno evalúan que Boric mostró una buena narrativa, que mezcló “simbolismo con política dura” y que exhibió una visión de sociedad que convoca. 

“Hubo un importante llamado a la unidad y varios gestos republicanos a la oposición. Además, volvió al Boric humilde y que convoca, al plantear que Chile no se construye desde cero, que la historia no parte con ellos”, señala una fuente cercana a Boric.

Alguien que participó desde el Segundo Piso agrega: “En un círculo presidencial que cree tener siempre la razón, hace un reconocimiento al trabajo hecho por Piñera en la pandemia, asumiendo políticamente la mezquindad de la oposición en ese entonces y expresa la necesidad de continuar las buenas políticas públicas como política de Estado”.

Legisladores oficialistas del Frente Amplio también valoraron “el fin del CAE en 2026, Ley de Renta en Regiones, y las fecha de junio y agosto para las reformas tributarias y la de pensiones” y más trenes para regiones. 
 

Los desaciertos de Boric, según el oficialismo

Según explican algunos oficialistas, en seguridad había una declaración de intenciones, correcta, pero no profundizó  lo que se esperaba. “El desarrollo económico estuvo ausente”, señala un dirigente de RD.

La postura del senador independiente por Antofagasta, Pedro Araya, recibió varias adhesiones, pero en secreto. Aunque en los chats de parlamentarios se viralizó su crítica:

“Echamos de menos propuestas concretas en seguridad ciudadana, que es uno de los principales problemas que afecta a los chilenos. Era necesario que el presidente anunciara qué medidas se van a tomar para combatir el narcotráfico y la inseguridad en distintos barrios. Anunciar simplemente más dotación de carabineros no soluciona el problema, sino que se requiere una política más estructural para enfrentar los problemas de seguridad”, aseguró con convicción el senador Araya.

Al interior de la coalición de Gobierno, y entre los legisladores oficialistas, la baja presencia de los temas de seguridad, violencia, y economía fueron ampliamente discutidos en los círculos del Mandatario. Varios oficialistas estaban molestos.

Algunos, incluso, metieron el discurso a un software de análisis. El motivo: enfatizar que de las 11 mil palabras del discurso (de 32 páginas y 135 minutos) estaba solo 20 veces la palabra “seguridad”, 18 “violencia”, 8 “víctimas”, 6 “delincuencia” y “crimen”; mientras que mencionó derecho 40 veces y 32 ley.

Según explican algunos oficialistas, en seguridad había una declaración de intenciones, correcta, pero no profundizó  lo que se esperaba.

En la DC, si bien valoraron la “obra gruesa” del discurso de Boric y sus simbolismos, también coincidieron con Araya.

“Es muy difícil en una cuenta tocar todos los temas que el país necesita, pero podría haberse hecho un poquito más en materia de delincuencia, que se tocó, pero es un tema que importa muchísimo a la gente hoy”, afirmó el senador por la Araucanía Francisco Huenchumilla.

Más Noticias

Más Noticias