Política

El silencio de la derecha: la ausencia de propuestas para negociar en caso de un triunfo del Rechazo

A tres semanas el plebiscito, los partidos opositores aun no explicitan propuestas sobre qué hacer post 4 de septiembre, ni quienes no pudieron elaborar un nuevo texto. 

Legisladores de Chile Vamos en la Cámara de Diputados, tras la aprobación del proyecto que modifica los quórums de reformas constitucionales.
Legisladores de Chile Vamos en la Cámara de Diputados, tras la aprobación del proyecto que modifica los quórums de reformas constitucionales.

“Se ha criticado el entendimiento de partidarios del Apruebo, pero sería bueno que hubiera ciertas definiciones de los sectores del Apruebo (….) En el Rechazo también hay puntos de vista contradictorios. Hay quienes están por rechazar y convocar otro proceso constituyente, quienes están por rechazar y reformar y por rechazar y mantener la constitución actual. Sería bueno que la derecha definiera en qué espacio está cada actor”.

Con estas palabras, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, explicitó en CHV su análisis hecho político que en los partidos que defienden el Apruebo, y que suscribieron el acuerdo para mejorar la propuesta constitucional, han analizado en las últimas semanas.

Su planteamiento recoge una crítica que se instaló hace más de dos semanas y que reconocen en la propia oposición.

En el oficialismo advierten que los dirigentes de Chile Vamos y del Partido Republicano defienden la opción Rechazo, desde una segunda línea, para evitar “derechizar” la postura. Por lo mismo, agregan que el silencio de este sector, también, ha conllevado la ausencia total de propuestas sobre “qué haces post 4 de septiembre”, si ganara el Rechazo y que se busca esconder a quienes están por mantener la actual Constitución, reformarla mediante el Congreso o crear un nuevo proceso similar al realizado.

“La derecha debe explicitar un camino, precisar si va a haber o no acuerdo para un proceso constituyente como el presidente Boric ha señalado, si va a haber lejos del inmovilismo la misma proactividad declarativa de decir que se debe dejar atrás la constitución del 80, o si van a tener una involución”, señala el senador del PS, Juan Luis Castro.

El legislador enfatizó que esa es una prueba de la blancura para la oposición. “De eso depende la credibilidad de la derecha. Y eso no es para posponerlo para después del 5 de septiembre. Lo tienen que hacer ahora y ese debate está pendiente. Algunos líderes del sector están muy silenciosos esperando la tendencia de las encuestas, pero no dicen qué camino se podría seguir”, afirma Castro.

Natalia Piergentili: "El Rechazo tiene la obligación con el país de señalar cuál sería su hoja de ruta"


En el PPD y el PR comparten el diagnóstico. “Efectivamente, el Rechazo tiene la obligación con el país de señalar cuál sería su hoja de ruta en la eventualidad que gane esta opción”, señaló a EL DINAMO la presidenta del PPD, Natalia Piergentili.

“La derecha requiere ser mucho más explícita en el camino que quiere seguir en caso de que gane su opción”, agregó el senador del PPD, Jaime Quintana.

No obstante, también hay matices en el Socialismo Democrático. Su par, Pedro Araya (IND-PPD), ve menos urgencia. “Creo que de ganar el Rechazo, a partir del día 5 debe discutirse cómo logramos que nuestro país tenga una nueva Constitución, no veo la urgencia de tener esta discusión con la derecha previo al plebiscito, ya que es un tema respecto del cual en la centro izquierda tampoco existe un consenso unánime de cómo avanzar o cuál debiera ser la fórmula para redactar la nueva Constitución”, precisa Araya.

En el PR explican que el silencio de la derecha no es casual y que explicitar la defensa de inversiones, patrimonio y capitales aumentaría las opciones de un triunfo del Apruebo.
 

“El Rechazo jamás entregará las posturas que creen debe contener la nueva Constitución, porque no cabe duda que buscan defender patrimonios, capitales, y sus inversiones aunque eso implique mantener muchos de los articulados de la Constitución de Pinochet. Desmarcarse sus intenciones frente a la ciudadanía, traería un holgado triunfo del Apruebo”, sostiene el experto electoral de los radicales Miguel Moreno. 

Y advierte que lo más complejo sería definir quienes serían los convencionales que deberían proponer un nuevo texto. “No está claro si la derecha quiere una comisión de expertos, convencionales elegidos por la ciudadanía, por el Congreso, o algo hibrido”, asevera el radical.


La explicación de la derecha por la distancia 

En la derecha reconocen que su estrategia es destacar los elementos más inciertos de la propuesta de la Convención y que los partidos y dirigentes políticos traten de quedar fuera de la campaña y que la sociedad civil asuma protagonismo.

“No hay actos masivos y menos banderazos, nada que no sea abordar los contenidos negativos de la propuesta actual. Meter una bandera de la UDI o RN y contribuir a derechizar al Rechazo. Acá en el escenario actual, debiéramos estar a la espera solamente. Luego del plebiscito presentar propuestas de acuerdos. Incluso la espera de los resultados no tendrá una sede común para los partidos”, dice un senador de RN.

En el Partido Republicano señalaron a EL DINAMO que prefieren no hablar de propuestas o fórmulas hasta no tener los resultados en mano.


Otra estrategia de Chile Vamos ha sido coordinarse para "conversar la propuesta DC-PS” sobre reformar el artículo 142 del Capítulo XV de la actual Constitución, como se hizo antes, para que el presidente Boric convoque a un nuevo plebiscito. Así lo ven en Evopoli.
 

“Soy partidario de modificar el artículo 142 del capítulo XV, dándole la prerrogativa al presidente de convocar a un nuevo plebiscito cuyos términos defina el acuerdo político al que llegue el ejecutivo con el Congreso, lo que asegura la continuidad del proceso para tener una nueva Constitución pero esta vez bien hecha”, afirmó a EL DÍNAMO  el senador Luciano Cruz-Coke.

El ex convencional Bernardo Fontaine prevé que ganando el Rechazo se producirá un nuevo acuerdo político que llevará a una nueva Constitución, “tomando en cuenta que los ciudadanos tienen de todas formas la última palabra”.

“Todos están por hacer cambios, el Congreso y en definitiva la ciudadanía definirán el camino. Camino que también deberá incluir a la izquierda apruebo. No puede repetirse eso de escribir Ia Constitución solo por un sector como fue la Convención dominada por la ultra izquierda”, aseguró a EL DINAMO Fontaine.

Más Noticias

Más Noticias