Política

Empujones, combos y disparos: las peleas históricas que se tomaron el Congreso Nacional

La agresión de Gonzalo de la Carrera al vicepresidente de la Cámara de Diputados revivió otros enfrentamientos al interior del Congreso, los que en casos extremos incluso terminaron en un asesinato.

René Manuel García, Iván Moreira y Jorge González Von Mareés. AGENCIA UNO/CAPTURA/BCN
René Manuel García, Iván Moreira y Jorge González Von Mareés. AGENCIA UNO/CAPTURA/BCN

La agresión del diputado Gonzalo de la Carrera (Ind) contra el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Alexis Sepúlveda (PR), revivió algunas peleas históricas que se han vivido al interior del Congreso Nacional en sus dos siglos de existencia.

El puñetazo del ahora expulsado integrante de la bancada del Partido Republicano trajo a la memoria otros episodios en donde diputados y senadores se han visto involucrados, los que superaron lo razonable en las disputas ideológicas.

Insultos, empujones y golpes fueron parte del escenario político durante décadas. También hubo incidentes extremos, como disparos al interior de la sala y un trágico asesinato y suicidio, que mezcló las crónicas políticas con las policiales.

Insultos y empujones varios

La Cámara de Diputados ha sido escenario principal de las peleas entre políticos, las que se robaron las miradas en momentos críticos para el país.

Varias crónicas mencionan al emblemático diputado socialista Mario Palestro como protagonista de diversas peleas. Una nota de La Tercera consignó un enfrentamiento que tuvo con otro congresista opositor a la Unidad Popular (UP) en 1973, meses antes del Golpe de Estado.

Tras el retorno a la democracia se registraron varias disputas, las que se centraban en la controversia por la participación política de Augusto Pinochet, quien seguía siendo comandante en jefe del Ejército tras la dictadura.

En 1995, el entonces diputado UDI Iván Moreira zamarreó frente a las cámaras a su colega del PPD, Jorge Schaulsohn. “Éste es el show de este pelota”, señaló el gremialista, quien terminó lanzando una frase para el bronce: “la política chilena es una mierda”.

En 1998, cuando Pinochet llegó al Congreso como senador vitalicio, también se armaron peleas. Uno de los enfrentamientos más recordados fue el protagonizado por los diputados Sergio Correa (UDI) y Jorge Soria Macchiavello (PPD).

Otro momento similar se vivió en 2004, durante una discusión sobre el indulto para los presos que cometieron delitos con móviles políticos. Allí el diputado Iván Norambuena (UDI) golpeó a su par Alejandro Navarro (PS).

En épocas más recientes también se han contado agresiones, las que se enfocaron principalmente en los insultos y descalificaciones personales.

En 2012, el diputado René Manuel García (RN) trató de “sinvergüenza y cola más encima” a Marcelo Díaz (PS). Años después, en 2019, el mismo García fue acusado de agredir a un periodista en las dependencias del Congreso Nacional de Valparaíso.

Durante el año 2013 se reportó un enfrentamiento a empujones entre un descontrolado René Alinco (PPD) y Pedro Browne (RN). 

Disparos y un asesinato

A inicios del siglo XX también hubo peleas, las que incluso terminaron en una tragedia que marcó la historia legislativa del país.

Uno de los momentos más complejos los protagonizó el diputado Jorge González Von Mareés, quien fue elegido en 1937 como representante del Movimiento Nacional Socialista de Chile, partido inspirado en el nazismo alemán.

Según lo consignado en la reseña biográfica de González de la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN), la presencia de los nacistas en la Cámara generó un rechazo generalizado en diversos sectores políticos. El 21 de mayo de 1938, durante la ceremonia inaugural de la legislatura ordinaria, el legislador lanzó un tiro al aire para responder a todas estas quejas. Terminó siendo detenido y posteriormente desaforado.

Luis Correa Ramírez y  Zenón Torrealba Ilabaca. BCN

Lo ocurrido con el nacista fue un incidente menor en comparación a lo ocurrido el 10 de septiembre de 1923, cuando la sangre y la muerte se tomaron los pasillos del Congreso Nacional en Santiago.

De acuerdo a una crónica del diario La Nación, en aquella jornada el diputado Luis Correa Ramírez mató de un disparo al senador Zenón Torrealba Ilabaca, para luego suicidarse. Ambos eran militantes del Partido Democrático y tenían una disputa interna sobre los cupos electorales para las próximas elecciones.

Más Noticias

Más Noticias