Política

Encuesta Black&White-EL DINAMO fue la más cercana al resultado del plebiscito

Mientras el resto de los sondeos daban por ganador al Rechazo por estrecho margen -de menos de 10 puntos- Black&White registró un triunfo con 58% en su última medición pública.

El Rechazo obtuvo casi el 62% de las preferencias, es decir, 7.882.958 de votos. AGENCIA UNO
El Rechazo obtuvo casi el 62% de las preferencias, es decir, 7.882.958 de votos. AGENCIA UNO

Tras el resultado del Plebiscito de Salida en que el Rechazo se impuso por casi el 62% de las preferencias, muchos comenzaron a revisar las encuestas que se habían hecho en días previos. La más certera en cuanto a predecir el resultado fue la elaborada por EL DÍNAMO-Black&White, la cual daba por ganador al Rechazo con un 58% en su última medición.

Paola Assael, fundadora de Black&White, dijo estar contenta con haber logrado acercarse de forma tan certera al resultado, pero que es algo que vienen haciendo desde hace ya varias elecciones. “Lo primero es que hemos sido sistemáticamente la encuesta más certera, a lo largo de todas las elecciones, en el plebiscito de entrada, de dar ganador a Sebastián Sichel en la primaria, entre otras, y eso nos da un grado de tranquilidad”.

Sobre el cómo habían logrado conseguir el resultado, dice que uno de los factores que atribuye la predicción es su metodología, que considera un panel extenso, estratificado y fidelizado, que constantemente responde las preguntas de forma directa y representan los distintos estratos de la sociedad.  “Contamos con una metodología muy rigurosa de más de 80.000 personas que es un panel fidelizado, que está estratificado y, el tenerlos fidelizados, nos permite convocar gente que está más alejado de la política y como están fidelizados eran personas más dispuestas a seguir contestando las encuestas. Y este panel es actualizado de forma permanente”, afirmó Assael.

Además, la socia de la consultora explicó que otra ventaja que tienen respecto a sus competidores es que no dan la oportunidad de no responder, sino que hacen la pregunta de la misma forma en la que está en la papeleta, por lo que no tienen el margen de los indecisos, la cual otras mediciones daban por alrededor del 15%. 

“Lo primero que preguntamos es qué va a votar, no tiene sesgo de framing. Otro punto relevante es que el indeciso no era un porcentaje muy fuerte, que es algo que nosotros dijimos que no era cierto, porque en este proceso hubo mucho tiempo para formarse una opinión. A diferencia de cuando se vota por un candidato, este es un proceso que lleva mucho tiempo de madurez. En cambio, para evitar este sesgo, no dábamos la opción de ‘no sabe’, solo las opciones de la papeleta, por lo que nos daba la oportunidad de no tener los indecisos”.

Lo que dijeron las otras encuestas

A dos semanas del plebiscito, la encuesta Plaza Pública de Cadem ponía al rechazo como ganador con un 46% y un 17% de indecisos. Mientras tanto, la encuesta del Panel Ciudadano de la UDD daba por ganador al Rechazo con un 49% y un 12% de indecisos. Proyectados los resultados a solo la consulta, la encuesta UDD daba como ganador al Rechazo con 54%.

En la misma línea, la encuesta Pulso Ciudadano también daba por ganador al Rechazo con un margen de 12,9%, con un 45,8% afirmando que votaría por la opción que resultó ganadora.

Carrera abierta

El sábado, el gerente de Cadem, Roberto Izikson, en una entrevista a Ex Ante, afirmó que la carrera se encontraba abierta. “Un escenario de alta participación va a confirmar lo que han mostrado las encuestas prácticamente desde abril a la fecha y vamos a tener un escenario favorable al Rechazo en 6 puntos promedio. En un escenario de baja participación, más parecida a la de la segunda vuelta presidencial, lo que tenemos es un escenario de total incertidumbre”, afirmaba.

De acuerdo a Izikson, el resultado sería estrecho y predijo un margen de solo 6 puntos de diferencia, en comparación con el resultado final obtenido, de casi 24 puntos de diferencia. 
 

Más Noticias

Más Noticias