Política

"Es peor que Ossa": la áspera relación que el ministro Giorgio Jackson mantiene con los senadores oficialistas

Según los parlamentarios, este Segpres ha sido la que menos proyectos ha mandado al Congreso en los primeros 90 días de Gobierno desde el regreso de la democracia. También le critican a Jackson contradicciones y excesiva atención a la Convención.

El ministro Giorgio Jackson, en una reunión en el Congreso en Valparaíso. AGENCIA UNO
El ministro Giorgio Jackson, en una reunión en el Congreso en Valparaíso. AGENCIA UNO

“El desempeño del ministro Giorgio Jackson en la Segpres es pésimo, Peor que con Ossa. Eso es mucho decir”. Así de categórico fue el senador por Magallanes Karim Bianchi, al evaluar el rol del ministro encargado de las relaciones con el Congreso. @@A su crítica se sumaron los senadores socialistas Alfonso De Urresti, José Luis Castro, Gastón Saavedra y Fidel Espinoza, entre otros. @@Según los parlamentarios, este Segpres ha sido la que menos proyectos ha mandado al Congreso en los primeros 90 días de Gobierno desde el regreso de la democracia.

Explican que en junio de 1990, Edgardo Boeninger, despachó 50 iniciativas al Legislativo. En 1994 Genaro Arriagada despachó 27; en 2000, Álvaro García 12; en 2006, Paulina Veloso 20;  en 2010, Cristián Larroulet 22, y en 2018, Ximena Rincón 16.
 

Sin embargo, según una minuta que circula en el senado, Jackson solo ha conducido 12 iniciativas, entre ellas, el salario mínimo, la ratificación del tratado de Escazú, el de recursos para el Fondo de Estabilización del Petróleo, responsabilidad parental, pago de deuda de alimentos, y un par más. “de los pocos enviados la mayoría son de Hacienda, sólo dos son del programa de Gobierno, un proyecto más que los que presentó Piñera en sus primeros 3 meses”, afirma un legislador.


En el Senado oficialista no sólo le critican al ministro Jackson la sequía de proyectos, sino que también un estilo descortés con los legisladores. “Él siempre llega atrasado, como corriendo, y se va a lo más rápido posible de reuniones importantes. Incluso parece que le dedica más tiempo a la oposición que a nosotros “, señala un parlamentario.


El senador Fidel Espinoza (PS) reprochó en EL DÍNAMO la labor que ha ejercido el exdiputado Giorgio Jackson (RD) como ministro de la Secretaría General de la Presidencia, asegurando que “claramente ha sido una conducción bastante errática, no ha estado a la altura de los desafíos de un Gobierno que tiene esperanzas”.

Según el legislador "falta mucho desde la Segpres afinar los trámites pre legislativos para que los proyectos del Gobierno pasen sin zozobra sus y trámites legislativos, que no ha ocurrido. La más clara demostración es la ley de amnistía que el Ejecutivo comprometió".


“Yo creo que a Jackson no pudieron ponerlo en una cartera más desafortunada para él porque su cometido ha sido bajo, él tiene capacidades enormes para haber desempeñado funciones en cualquier otro ministerio, pero no donde él tiene que tener las mejores relaciones con el mundo parlamentario, y él desde que era diputado nunca las tuvo”, afirmó el senador Espinoza a EL DÍNAMO.
 

En los últimos días, tanto Espinoza como su correligionario el senador Alfonso de Urresti han cuestionado duramente a Jackson, a quien tacharon de "destructor de instituciones democráticas" al acusarlo de haber estado presuntamente más preocupado de que prosperara el fin de la Cámara Alta en la Convención Constitucional, que de encabezar una agenda legislativa de seguridad ciudadana.

“Se puso de rodillas ante el proceso constituyente”

El senador Bianchi mantiene una crítica aún más dura. Dice que conoce a dos Jackson, el diputado y “este que no sabe a dónde ir“ y que a su juicio estableció una muy mala relación con el Congreso. 

“Jackson se puso de rodillas ante el proceso constituyente y olvidó sus labores de ministro para mantenerse como promotor de este proceso. Deben colocarlo como jefe de campaña del plebiscito, o articulador de la constituyente, donde está su pareja. Él no entiende que el Gobierno partió el 11 de marzo y no el 4 de septiembre o que dependiendo del resultado del plebiscito se definirá su agenda o su trabajo”, aseguró Bianchi.
 

Y agregó: “Tiene una agenda paralizada en el Congreso y todos los procesos de cambio los justifica con esto. Está boicoteando la labor del Congreso. Incluso con el ministro (Juan José) Ossa se podía conversar mucho más. Lo educacional está suspendido, en los ámbitos de vivienda, de sequía, pareciera que piensa que no hay nada que hacer hasta que se apruebe la Constitución. Ellos han dicho que van a implementar un sistema estatal de pensiones y que no van a eliminar el otro, por lo que se puede comenzar a trabajar en el que existe, y no se ha hecho en el ámbito de pensiones también. Esto es muy molesto, porque la constitución no va a cambiar nada de fondo, sino principios generales, se puede avanzar igual”.


El senador DC y presidente de la comisión de Constitución del Senado, Matías Walker, señala que Jackson ha cometido dos errores relevantes. El primero en el marco del proyecto de infraestructura crítica, cuando señaló que la infraestructura crítica no estaba contemplada en la propuesta de la Convención, pero el Gobierno optó por un Estado de Emergencia en caso de grave alteración del orden público, que tampoco está contemplado en la propuesta constitucional. 

Walker explicó a EL DÍNAMO que el segundo error importante de Jackson es cuando señaló que “este Gobierno no podía llevar a cabo las reformas del programa” con la actual Constitución. “Eso no tiene ninguna consistencia, ya que va a enviar en las próximas semanas la reforma tributaria, la más importante del Gobierno, y que se tramitará con la actual Constitución”, señaló Walker.
 

El “Jackson style” hace emerger díscolos en el oficialismo 

En el PPD el diagnóstico es similar: “Si gana el Rechazo, Jackson, y la ministra Siches son los primeros que tienen que renunciar. Esa renuncia se la vamos a pedir.  Posiblemente con la ministra de Salud y la de Mario Marcel”, sostiene un legislador de esa tienda.

Según senadores, la gestión y estilo de Jackson hacen que iniciativas parlamentarias comiencen a proliferar sin el consentimiento de La Moneda y dividan incluso a su propio bloque.

Ejemplo de esa autonomía parlamentaria es el ingreso de una moción del Frente Amplio para restringir la tenencia de armas, que se adelantó a la propuesta que hará el Ejecutivo. 

Otra muestra fue la reforma de un grupo de senadores DC (Walker, Ximena Rincón) y el IND-PPD, Pedro Araya, para bajar el quórum a 4/7 para eventuales modificaciones a la actual Constitución, que en la práctica es la primera jugada alternativa al trabajo de la Convención Constitucional.
 

Los defensores de Jackson

“Es un muy buen ministro, es lo que pienso. Porque conmigo, como presidente del Senado, tiene una buena relación de coordinación y diálogo”. Con estas palabras la segunda autoridad política del país, el senador Álvaro Elizalde defendió la gestión del titular de Segpres, Giorgio Jackson.


En el PS coinciden que entre ellos hay buena relación. Indican que se debe a que ambos se conocen desde hace años, fueron dirigentes estudiantiles y, agregan, Jackson tiene a un hombre de Elizalde entre sus asesores clave del trabajo pre legislativo: el socialista Nicolás Facuse,  jefe de la Dirección de Relaciones Políticas en Segpres.

El abogado Facuse —de 35 años y ex dirigente de la Universidad de Chile— también trabajó en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, y fue asesor legislativo de la bancada de senadores socialistas, donde forjó una relación cercana con el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, aunque también con Alfonso de Urresti. Hoy están más distanciados.

“Facuse mostró la capacidad de articulación del PS en la promulgación del Sueldo Mínimo, que trabajó él más que Jackson, y es un eje clave entre el Socialismo Democrático como con el FA”, cuentan los socialistas.

Agregan que  Facuse tiene formación de cuadro, es cercano a Elizalde y conoció al ministro Jackson en el movimiento estudiantil del 2011 y a la ministra Camila Vallejo, con quien fue consejero de la Fech. También al presidente Gabriel Boric, con quien participó en la toma de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile el 2009.

El presidente del Senado, no obstante, señala que decir que Facuse es uno de sus hombres “es ridículo y mal intencionado”. 

El diputado socialista y presidente de la comisión de seguridad, Raúl Leiva, señala que en “la Cámara de Diputados ha existido una excelente coordinación, siempre el ministro Jackson” y explica que él ha tenido “real disposición a aclarar dudas” y poner énfasis legislativos. 

El legislador también destaca “el desempeño de Nicolás Facuse en la División Jurídico-Legislativa y su equipo en la coordinación para la tramitación de distintos proyectos de Jackson” como un aporte en la orgánica de la Segpres.

En general, la relación del titular de la Segpres ha sido más difícil con la Cámara Alta. Muestra de ello es que desde el 11 de marzo, Jackson solo ha intervenido una sola vez en la sala del Senado y, comentan, desde el 2 de junio no habría vuelto a ingresar.

Más Noticias

Más Noticias