Política

Fiscalía decreta prisión preventiva a imputada por muerte en la clínica clandestina en Las Condes

De acuerdo a el fiscal Pablo Araya, los imputados "poseían títulos profesionales falsificados", y uno de ellos “ocultó evidencia en una bodega, alterando el sitio del suceso"

La víctima falleció la noche del martes tras cirugía estética en este inmueble de Las CondesLa víctima falleció la noche del martes tras cirugía estética en este inmueble de Las Condes
La víctima falleció la noche del martes tras cirugía estética en este inmueble de Las Condes
Por:  Equipo El Dínamo



La Fiscalía Oriente decretó prisión preventiva para una de las imputadas por el homicidio de una mujer e una clínica clandestina en Las Condes.

El Tribunal realizó este sábado la audiencia de formalización por el delito de homicidio a los tres imputados-dos mujeres y un hombre-en el caso de una mujer de 32 años que falleció tras someterse a una cirugía estética, el pasado 2 de febrero.

De acuerdo a el fiscal Pablo Araya, los imputados "poseían títulos profesionales falsificados", y uno de ellos "ocultó evidencia en una bodega, alterando el sitio del suceso tras la muerte de la víctima".

La fiscalía también formalizó a los detenidos por los delitos de ejercicio ilegal de la profesión, falsificación y uso malicioso de instrumento público y por obstrucción a la investigación, en el caso del hombre identificado como Jorge Flores.

Se dictó la medida cautelar de prisión preventiva para la imputada identificada como Mónica Flores.

En el caso de los otros dos acusados permanecerán detenidos hasta que la Corte de Apelaciones resuelva la petición de la Fiscalía de dejarlos en arresto preventivo.

La víctima falleció la noche del martes en Las Condes, luego de sufrir complicaciones durante una cirugía realizada en una clínica clandestina de la comuna capitalina.

La víctima habría presentado complicaciones por lo cual ingresó a otra institución de salud. Sin embargo, la mujer ya había fallecido cuando el personal policial se hizo presente en la Clínica Cordillera.

La policía uniformada se trasladó hasta el recinto en donde se realizó la cirugía inicial, donde comprobaron que se trataba de un domicilio normal, que no estaba habilitado para realizar procedimientos quirúrgicos, pero que contaba con “distintos insumos para llevar a cabo este tipo de operaciones". El lugar ya había sido clausurado en 2019.

Más Noticias

Más Noticias