Política

Foreign Policy acusa a Bachelet de "blanqueo" de las atrocidades chinas

El medio especializado indicó que esta visita a China será “una triste marcha” de su paso por la ONU, ya que “repitió como loro el lenguaje de Beijing” 

Benedict Rogers recordó que Bachelet y su familia fueron víctimas de la dictadura de Pinochet, lo cual “debería darle una idea de lo que enfrentan los millones de uigures y otras minorías étnicas en campos de prisioneros en el oeste de China". AGENCIA UNO/ARCHIVO
Benedict Rogers recordó que Bachelet y su familia fueron víctimas de la dictadura de Pinochet, lo cual “debería darle una idea de lo que enfrentan los millones de uigures y otras minorías étnicas en campos de prisioneros en el oeste de China". AGENCIA UNO/ARCHIVO

Foreign Policy, revista estadounidense especializada en relaciones internacionales, realizó un crudo análisis de la visita de Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, señalando que su viaje a China "encubrió los crímenes del Partido Comunista Chino (PCCh) contra las minorías étnicas en Xinjiang.

El artículo da cuenta que la persona que ocupe el cargo debe “destacar de manera clara, sólida e inequívoca las violaciones de los derechos humanos en todo el mundo”, pero apuntó que la ex Presidenta confundió su rol y “se encargó de ser una negociadora política y diplomática con Beijing, olvidando su responsabilidad de ser la denunciante y la conciencia moral del sistema de la ONU”.

En esta línea, indicó que esta visita a China será “una triste marcha” de su paso por la ONU, ya que “repitió como loro el lenguaje de Beijing” y no tuvo empacho en calificarla como “la clásica idiota útil”, en favor de Xi Jinping.  

Entre los cuestionamientos a la labor desarrollada por Michelle Bachelet en China está su nula referencia a una serie de violaciones a los derechos humanos cometidos por el regímen, como “la esterilización forzada, los abortos forzados, la trata de personas, la tortura, los crímenes de lesa humanidad y genocidio”. 

Benedict Rogers, CEO de Hong Kong Watch, organización a favor de DDHH y autor de la nota, recordó que solicitó a la ONU que Bachelet se reuniera con uigures, tibetanos, hongkoneses y disidentes exiliados de China continental y que la visita se centraba en la situación Hong Kong y el Tíbet, entre otros aspectos.

“Mis colegas y yo nos ofrecimos a ayudarla a organizar una sesión informativa para ella con representantes de la diáspora. Nuestra oferta nunca fue aceptada. Y por lo que dijo en su conferencia de prensa posterior a la visita, tengo muy poca confianza en que haya planteado las cuestiones que le pedimos”, disparó Rogers.

Benedict Rogers recordó que Bachelet y su familia fueron víctimas de la dictadura de Pinochet, lo cual “debería darle una idea de lo que enfrentan los millones de uigures y otras minorías étnicas en campos de prisioneros en el oeste de China, así como los hongkoneses, tibetanos, cristianos, practicantes de Falun Gong, abogados, blogueros y disidentes en toda China. Sin embargo, en lugar de empatizar, abofeteó a las víctimas, encubrió las atrocidades y le dio a Xi un golpe de propaganda”-

Más Noticias

Más Noticias