Política

Forestales responden a Winter y lo invitan a conocer la realidad de los trabajadores del sur

Corma dejó en claro que es una "de las actividades con mayor presencia regional y territorial en el país y que además mantiene relaciones armónicas con muchas comunidades indígenas".

"¿Qué hacemos con las 300 mil personas que trabajan en el mundo de la madera? En La Araucanía y Chile no sobra nadie. Todos nos necesitamos unos a otros", sentenciaron. AGENCIA UNO/ARCHIVO"¿Qué hacemos con las 300 mil personas que trabajan en el mundo de la madera? En La Araucanía y Chile no sobra nadie. Todos nos necesitamos unos a otros", sentenciaron. AGENCIA UNO/ARCHIVO
"¿Qué hacemos con las 300 mil personas que trabajan en el mundo de la madera? En La Araucanía y Chile no sobra nadie. Todos nos necesitamos unos a otros", sentenciaron. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La Corporación Chilena de la Madera -Corma- salió al paso de las palabras del diputado Gonzalo Winter (CS), quien apuntó que el conflicto mapuche podría tener una ventana de solución si se “acabara la industrial forestal”.

En declaraciones recogidas por radio Cooperativa, Winter expresó que “si algún día se acabara la industria forestal en Chile, la posibilidad de solucionar el conflicto entre la nación-pueblo mapuche y el Estado de Chile avanzaría muchísimo".

Junto con ello, apuntó que los hechos de violencia que se viven en la zona en la actualidad "es exactamente la forma en que el Estado de Chile invadió ese territorio”. 

Ante estas palabras, el organismo invitó al parlamentario oficialista a que “conozca la realidad de lo que vivimos en esta zona del país, a que visite la provincia de Arauco en Biobío y Malleco en La Araucanía, a que escuche a trabajadores forestales, agrícolas, a gente del turismo, y a vecinos y familias de distintas actividades y rubros que a diario son amedrentados y amenazados por grupos violentistas”.

En esta línea, Corma detalló que "la industria de la madera en Chile es una actividad productiva sustentable que da empleo a más de 300 mil hombres y mujeres, donde participan 25 mil pequeños y medianos propietarios de plantaciones productivas y 70 mil pequeños y medianos propietarios de bosque nativo, todos los cuales se sienten orgullosos de trabajar de en una actividad sustentable y que aporta al medio ambiente y al país".

Junto con ello, dejó en claro que es una "de las actividades con mayor presencia regional y territorial en el país y que además mantiene relaciones armónicas con muchas comunidades indígenas".

"¿Qué hacemos con las 300 mil personas que trabajan en el mundo de la madera? En La Araucanía y Chile no sobra nadie. Todos nos necesitamos unos a otros", sentenciaron.
 

Más Noticias

Más Noticias