Política

Izkia Siches en el gabinete: de rostro de campaña a la peor evaluada en La Moneda

La ex presidenta de Colegio Médico llegó al Ministerio del Interior tras haber sido figura clave de la campaña de segunda vuelta del presidente Boric. Una serie de errores en su gestión precipitaron su salida.

Izkia Siches permaneció en el gabinete por cerca de seis meses. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Izkia Siches permaneció en el gabinete por cerca de seis meses. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Izkia Siches, ex presidenta del Colegio Médico (Colmed) y una de las figuras claves del círculo cercano del presidente Gabriel Boric, dejó de ser ministra del Interior, poniendo fin a casi seis meses de gestión marcadas por las críticas, errores y polémicas.

La médica, que se transformó en la primera mujer en ocupar el cargo en la historia de Chile, venía de ser uno de los rostros más potentes de la campaña de segunda vuelta del mandatario. De hecho a ella se le atribuyen las victorias en el norte del país, las que habían sido esquivas para entonces candidato presidencial de Apruebo Dignidad en la primera vuelta.

La designación de Izkia Siches en Interior causó sorpresa, ya que no tenía una amplia experiencia política. Al ser independiente, tampoco tenía un partido que la sustentara a pesar de su evidente cercanía con el Frente Amplio (FA).

Un error no forzado a la hora de abordar la crisis en la Macrozona Sur, declaraciones polémicas y enfrentamientos con legisladores fueron complicando su gestión. Ello derivó en un derrumbe en la evaluación ciudadana, que la dejó como una de las peores consideradas dentro del gabinete.

Las polémicas y errores de Siches

El primer impasse sufrido por la ahora ex ministra Izkia Siches ocurrió el 15 de marzo, pocos días después de haber asumido el cargo. La autoridad, junto con una avanzada de su cartera, intentó ingresar a la comunidad de Temucuicui, en la Región de La Araucanía, pero fue recibida a balazos.

Aquello implicó un radical cambio de planes, debido a que inicialmente la jefa de gabinete trató de acercarse a las comunidades indígenas usando el concepto de Wallmapu, algo que desató las críticas incluso de políticos argentinos.

La calificación de “presos políticos” para las personas mapuches que estaban privadas de libertad también complicó a Siches, ya que causó contradicciones dentro del mismo Ejecutivo. El subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, debió aclarar que los detenidos no tenían esa condición.

Tras esto se sumaron otras controversias, como su desconocimiento sobre el saqueo a un supermercado en Talagante. También fue cuestionada por sus dichos hacia los diputados de oposición durante una votación por el estado de excepción en la Macrozona Sur, a quienes señaló que se habían “pegado en la cabeza” por no recordar lo que habían hecho en el gobierno anterior.

Todos estos elementos impactaron en la evaluación positiva de la médica. Según la última encuesta Cadem publicada antes del plebiscito de salida, Izkia Siches aparecía entre las peores evaluadas con un 58% de rechazo y 38% de aprobación.

Más Noticias

Más Noticias