Política

Jackson se suma a cuestionamientos de economistas a financiamiento de la Pensión Garantizada Universal

El diputado de RD abordó una carta entregada por José De Gregorio, Eduardo Engel, Andrea Repetto y Rodrigo Valdés, donde se pidió aplazar el proyecto para discutirlo junto con la reforma del pilar contributivo.

AGENCIA UNO/ARCHIVO
AGENCIA UNO/ARCHIVO

El diputado Giorgio Jackson (RD) se sumó al planteamiento de un grupo de economistas, quienes cuestionaron la estrategia de financiamiento que tendría el Gobierno para el proyecto de Pensión Garantizada Universal (PGU), que fue aprobado por unanimidad por la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

José De Gregorio (ex presidente del Banco Central), Eduardo Engel, Andrea Repetto (ambos integrantes del consejo asesor del presidente electo Gabriel Boric) y Rodrigo Valdés (ex ministro de Hacienda) publicaron un texto en el diario El Mercurio titulado como “Sin financiamiento la PGU no es solución”, en donde criticaron que el Ejecutivo presentara propuestas separadas de apoyo monetario y financiamiento.

“El Gobierno ingresó al Congreso dos proyectos de ley separados relativos a la Pensión Garantizada Universal (PGU). En uno de ellos propone la creación del beneficio; en el otro, la reducción de algunas exenciones tributarias como parte de su financiamiento. Esta es una estrategia peligrosa, ya que con alta probabilidad se aprobarán solamente los gastos. Es urgente fusionar ambos proyectos“, afirmaron.

Los expertos añadieron que “lamentablemente, fusionarlos tampoco garantiza que los nuevos gastos tengan financiamiento y no empeoren la ya compleja situación fiscal. El Gobierno propone que se gaste un punto adicional del PIB. Pero parte de su financiamiento consiste en desahorrar del Fondo de Reserva de Pensiones y en aprovechar un menor gasto en pensiones del sistema antiguo que ya se usó hace tiempo en financiar reformas previas”.

“También supone utilizar supuestas holguras que no son otra cosa que un espacio fiscal fantasioso que depende de proyecciones poco realistas. Las holguras no existen cuando el déficit estructural está cerca del 4% del PIB“, expresaron.

Los economistas afirmaron que la iniciativa podría tener un avance adecuado con un aplazamiento, que se dé “en conjunto con la discusión de la reforma del pilar contributivo en los próximos meses”. “Solo de esta manera estarán los incentivos para llegar a acuerdos y aprobar una reforma que resuelva de manera integral los problemas del sistema de pensiones”, complementaron.

Entendemos, también, que es urgente mostrar avances. Ello, sin embargo, no puede ser a costa de aumentar aún más los desequilibrios fiscales, por entendible que pueda ser que el Gobierno busque comprar una victoria política en sus postrimerías“, concluyeron.

El texto de los economistas llegó a las manos de Jackson, quien manifestó su preocupación con los eventuales desequilibrios que podría generar la Pensión Garantizada Universal al nuevo gobierno que asumirá en marzo.

“La situación en la que nos pone el Gobierno es muy compleja. Queremos avanzar en mayores pensiones y en mayor cobertura, pero el proyecto que presentó el Gobierno no tiene financiamiento, lo que es fiscalmente muy irresponsable y puede dejar un forado financiero al próximo Gobierno“, escribió el congresista en su cuenta de Twitter.

Más Noticias

Más Noticias