Política

La historia detrás del testimonio de Víctor Merino, el protagonista del polémico video del Rechazo

Los documentos judiciales contradicen las declaraciones de Merino, protagonista del video de los hermanos Zegers. 

El autor del testimonio se encuentra querellado por quien le disparó, por los delitos de amenaza.
El autor del testimonio se encuentra querellado por quien le disparó, por los delitos de amenaza.

Tras el video de la franja del Rechazo en que aparecía Víctor Merino Cárdernas reconociendo que no había denunciado a un cliente como un acto de “amor y perdón”, salieron a la luz los documentos judiciales en que aparece Merino como parte de la denuncia, que lleva el Ministerio Público, en contra de Rodrigo Rojas González, por los delitos de porte ilegal de armas de fuego y homicidio frustrado. 

El testimonio, que fue realizado por los hermanos Zegers y su productora Andino Films, dista mucho de los hechos relatados en los documentos legales que están en la causa. El video recibió múltiples críticas, con la Ministra de la Mujer haciendo un llamado a denunciar las acciones de violencia contra las minorías sexuales.

La versión de Víctor Merino


Los hechos ocurrieron el 28 de octubre del 2020 en la ciudad de Talca, cuando Victor Merino va al domicilio de Rojas, a las 17:30. En el lugar, de acuerdo con el parte de detención, Merino intenta hablar con Rojas, pero este no sale de su domicilio, por lo que el afectado se retira del lugar. 


Es cuando se percata de que, aproximadamente un kilómetro y medio más adelante, lo sigue una camioneta, la cual era de propiedad de Rojas. Ambos bajan de sus vehículos y se produce un altercado, donde Rojas dispara una escopeta calibre 12, que estaba inscrita a su nombre, pero sin los permisos necesarios. Merino logra huir, quedando con una fractura expuesta en su brazo izquierdo y escapa al hospital de Talca, donde es atendido por sus lesiones. 

Lo que sigue es la posterior denuncia y detención de Rojas, a quien se le impone la medida cautelar de restricción de acercarse a Merino y detención domiciliaria. Desde ese minuto el denunciante se convierte el Ministerio Público, con Merino sumándose como parte a la denuncia. 

El proceso actualmente se encuentra en curso, con la última acción siendo la audiencia de preparación para el juicio oral, que está siendo llevado por la Segunda Sala del Juzgado de Garantía de Talca, donde se pide una pena de 541 días por el delito de homicidio frustrado, más una pena de 3 años y 1 día por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego.

El origen del conflicto, según Rojas


Sin embargo, el 10 de noviembre de ese año, Rojas presentó una querella en contra de Merino, a la que tuvo acceso EL DÍNAMO, en la que Rojas desmiente la versión de Merino. En esta, no da cuenta de la supuesta relación sexual que Merino sostuvo en su declaración en la franja. 


En la querella, Rojas establece que conoció a Merino por medio de su esposa, quien lo llevó a la casa como entrenador personal en el mes de marzo, pero que desde junio comienza a frecuentar más la casa y ser parte activa de la familia, pues se quedaba a almorzar y tomar once. 


En la misma se detalla como a inicios de octubre de ese año, Merino envió al celular de Rojas un video pornográfico. Rojas le responde que no está interesado y lo increpa porque su hija menor de edad vio el video. 


Luego de esto comienzan una serie de amenazas de parte de Merino a Rojas, las cuales están consignadas en la querella como “pantallazos de WhatsApp”, en los cuales Merino dice que va a funarlo y “sacarlo del clóset”. Los mismos afiches los pegó en las afueras de la vivienda de Rojas. 


Ahí es cuando Merino llega hasta el lugar de trabajo de Rojas para pegar afiches en la calle con su cara y un mensaje de “Págale al prostituto” y “Devuelve las pesas, ladrón”. En la querella Rojas nunca reconoce haber tenido una relación sexual con Merino, ni tampoco haber contratado sus servicios sexuales. Por las conversaciones se puede entender que Merino dejó unas pesas en la casa de la familia y pide que se le restituyan. 


Es así como ocurre el incidente relatado del 28 de octubre, donde, acorde al testimonio de Rojas, Merino llega a su casa a solicitar que le devuelvan las pesas y es cuando, en un altercado verbal, este saca un arma cortopunzante y, en defensa, Rojas usa su escopeta, cargada con balines de goma, para amedrentar al atacante. Dice que disparó un tiro al aire y luego varios en contra del vehículo, sin embargo, por defender su auto, Merino se interpone en la línea de fuego y resulta herido. 

Esta querella también se encuentra sin fallo, por lo que no se ha resuelto ninguna de las acciones judiciales que llevan ambas partes. 


 

Más Noticias

Más Noticias