Política

La horrible semana del PPD: cae Jeanette Vega y se entrampa la llegada de Carolina Tohá a Interior

En el PPD hubo incomodidad con La Moneda por la forma en que Vega fue removida. Incluso, sospechan que el esfuerzo por contactar a Llaitul era conocido por la ministra Siches, su ex colega en el Colegio Médico durante la pandemia

La ex ministra Jeanette Vega, junto la ex alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, y representantes de Fundación Iguales,  en un acto del Minsal en 2017. AGENCIA UNO/ARCHIVO.
La ex ministra Jeanette Vega, junto la ex alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, y representantes de Fundación Iguales, en un acto del Minsal en 2017. AGENCIA UNO/ARCHIVO.

Con pocas horas de diferencia, las únicas dos figuras del PPD más cercanas al anillo íntimo del presidente Gabriel Boric, la renunciada ministra de Desarrollo Social, Jeanette Vega, y la ex vocera del primer gobierno de Michelle Bachelet, Carolina Tohá, se alejaron del poder presidencial. 

Vega renunció a su cargo este jueves tras revelarse parte de la causa de Rol 2000038327-k del Juzgado de Garantía de Temuco, entre el Consejo de Defensa del Estado y el líder de la CAM, Héctor Llaitul, un informe de la PDI donde se detalla la llamada de una asesora al imputado para conversar, por lo que serán citadas a declarar.

Mientras que Carolina Tohá, considerada asesora extraoficial de Boric, ese mismo día figuró en un juicio de cuentas que lleva adelante la Contraloría por su gestión como alcaldesa de Santiago, que ascendería a 300 millones de pesos, y que permanece vigente.

Un hecho que en Apruebo Dignidad hacen valer para objetar a Tohá entre las cartas políticas para suceder a Izkia Siches en el Ministerio del Interior, que en las últimas semanas estaba siendo conversado en Palacio y que en Socialismo Democrático comenzaba a sonar con fuerza.

 La ministra del Interior Izkia Siches tenía una gran cercanía con la doctora Jeannette Vega desde que trabajaron juntas en el Colegio Médico.

PPD: ministra Siches sabía del llamado a Llaitul

En la mesa del PPD hubo molestia e incomodidad con el gobierno por la forma en que Jeanette Vega fue removida del Gabinete. Incluso, sospechan que el esfuerzo por contactar a Héctor Llaitul era conocido por la ministra del Interior, Izkia Siches, su ex colega en el Colegio Médico.

La doctora Vega era coordinadora del equipo técnico que asesora al Colegio Médico, durante la era de Siches, en materia de COVID-19. Juntas habían trabajado estrategias de confinamiento y derechos laborales del personal de salud bajo la pandemia.

“Entre ambas se protegen, Vega habló con la directiva, pero se limitó a decir que la intención de contactar a Llaitul era seguir con la estrategia que había en mayo en La Moneda de dialogar con todos los actores, como señaló la ministra Siches y que no se podían enjuiciar las ideas”, señala un miembro de la directiva del PPD a EL DÍNAMO.

Otro dirigente de la dirección de la colectividad resalta un hecho no menor, lo que bautizaron como "la variable Millaleo”.

“El telefonazo de Vega, tan amateur y torpe, se hizo días después de la renuncia a Interior del abogado Salvador Millaleo, asesor clave de Siches en temas indígenas, quien había mantenido contacto previo con Llaitul. Vega lo que hace es continuar el trabajo, pero pésimo. Ahora ¿sabía Siches de las gestiones telefónicas de Vega para dialogar con todos los sectores, incluida la CAM? Sería raro que no”, sostuvo un importante dirigente del PPD.

De hecho, en el oficialismo recuerdan que el 21 de agosto de 2017 en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile se realizó el seminario “Autonomía, Territorio y Derechos Humanos”.

En esa instancia participaron Salvador Millaleo, entonces docente de Derecho, el ex fiscal Jaime Gajardo, la profesora Isabel Aninat y, el líder de la CAM, Héctor Llaitul. Ahí, las gestiones para contar con el líder del Wallmapu en el conversatorio las realizó el propio Millaleo. Ello da pábulo a la teoría del PPD sobre Siches. 

El “portazo” al PPD en el gabinete

En enero pasado, la mesa directiva del PPD había propuesto cinco nombres para integrar el gabinete del presidente Gabriel Boric. Sin embargo, sólo uno fue considerado. Y no como ministro: el subsecretario de Defensa, Luis Ayala.

Desde entonces, el partido que preside Natalia Piergentili considera la existencia de un importante desequilibrio de las fuerzas del Socialismo Democrático en el gabinete de Boric.

Ello porque, aseguraron a EL DINAMO, que el PPD, con seis senadores (1 menos que el PS) y una bancada de 9 diputados (4 menos que el PS), está subrepresentado en relación a sus pares socialistas que integran el Gobierno, el comité político y los círculos de influencia en las decisiones del Ejecutivo.

Según explican en la colectividad, la renunciada ministra Jeannette Vega, que volvió al PPD en enero, no estaba entre las propuestas presentadas por el partido para integrar ministerios y subsecretarías. Tampoco lo estaba, Eduardo Vergara, el subsecretario de Prevención del Delito.

Sostienen en la tienda que Vega fue sumada al Gobierno por el lobby de la ministra del Interior, Izkia Siches, a quien conoce desde sus tiempos en el Colegio Médico.

Mientras que Vergara fue convocado por iniciativa del presidente Boric por su destacada labor en la campaña de la segunda vuelta presidencial, y como un gesto hacia el senador Ricardo Lagos Weber, de quien es cercano.

La distancia de Boric con el Girardismo

Jeanette Vega había tenido un historial de diferencias con el sector mayoritario del PPD, la corriente Girardista, que es liderado por el ex senador Guido Girardi.

En los últimos 15 días, en las instancias partidarias del PPD habían comenzado a analizarse los escenarios electorales del próximo Plebiscito de Salida del 4 de septiembre.

En la colectividad apuestan por un resultado incierto, que dependería de la cantidad de gente que asista a las urnas. No obstante, afirman que desde el Gobierno se les confirmó, que, independientemente de la opción que triunfe en el Plebiscito, el cambio de gabinete es un hecho.

Según explican, si bien Jeannette Vega estaba debilitada en el ;inisterio de Desarrollo Social, por sus declaraciones, su mala relación con sus subsecretarios, y porque su principal sostén político en el gobierno, la ministra Siches, pasa por su peor momento político.

Asimismo, había optimismo en que Carolina Tohá se había perfilado poderosamente como una carta para suceder a Siches, o al menos para integrar el comité político en un rebaraje de cartas. Agregan que a Boric le agradaba el simbolismo de que Tohá estuviera en Interior, tal como José Tohá, su padre, estuvo en esa cartera bajo el gobierno del presidente Salvador Allende.

Si bien, la otrora ex alcaldesa ha sido parte del Laguismo del PPD, mantiene buenas relaciones con el Girardismo desde que está facción la apoyó para presidir el partido en 2010, y la mesa había consensuado promoverla para el cargo. 

Sin embargo, señalan que el mismo día de la caída de Vega, la opción de Tohá se entrampa, aunque no del todo advierte un sector, al hacerse público un sumario abierto con Contraloría.

Más Noticias

Más Noticias