Política

La red de amigos de Boric que se instaló en el gobierno

Amiguismo es una de las críticas fuertes que recibe el presidente Boric tras la nueva polémica del embajador Velasco. Y es particularmente dura para un mandatario que llegó al poder con el slogan de “No más pitutos”

El presidente hizo su campaña con amigos cercanos, los mismo que hoy ocupan puestos de poder en el Gobierno. Foto: AGENCIA UNO/ARCHIVO
El presidente hizo su campaña con amigos cercanos, los mismo que hoy ocupan puestos de poder en el Gobierno. Foto: AGENCIA UNO/ARCHIVO

En menos de una semana el embajador de Chile en España, Javier Velasco, protagonizó dos polémicas. Una por culpar a los “30 años” de estallido social y la segunda por una foto en la que aparece sujetando los pies de una mujer en un auto. Velasco, autodenominado el “Pepe Grillo” del presidente Gabriel Boric, desató una serie de críticas al mandatario por “amiguismo”, y le enrostran su campaña de “No más pitutos”. 

Lo cierto es que, una vez asumido, muchos del círculo de confianza del entonces candidato Boric pasaron a formar parte del gobierno. La mayoría de ellos son amigos desde que Boric era líder estudiantil y continuaron compartiendo militancia en el Frente Amplio. Ahora se han convertidos en ministros, subsecretarios, embajadores y asesores; sin embargo, siguen siendo “orejeros” del mandatario. 

Jackson y Vallejo: de líderes estudiantiles a ministros

Entre los grandes amigos que el presidente instaló en el gobierno destacan dos, que no solo tienen el mérito de conocer al mandatario desde las asambleas universitarias, sino que han forjado una carrera política de peso que los llevó al Congreso. Ellos son Giorgio Jackson y Camila Vallejo.

Sin duda uno de los más cercanos de Boric, si es que no el más, es Jackson. Se conocen desde que eran líderes estudiantiles en las marchas estudiantiles del 2010 en adelante, luego sirvieron como diputados, incluso compartieron departamento en Valparaíso. A Jackson se le conoce como el factótum de Boric. 

Tanto es así que, en vez de sacarlo completamente como ministro en el pasado cambio de Gabinete, Jackson fue trasladado desde la Segpres a Desarrollo Social y Familia, permaneciendo en la esfera cercana del mandatario. 

La salida de la Segpres de Jackson se debió en gran parte a los problemas que había tenido el entonces ministro con el Congreso. Desde que comenzó su gestión, tuvo muy mala llegada con el Poder Legislativo, quienes lo acusaban de no propiciar el diálogo y tratar de imponer su agenda. Tanto así que incluso desde el Socialismo Democrático lo criticaron tras la derrota que sufrió el Gobierno con el proyecto de quinto retiro acotado. 

Otra de la figura de sus años de dirigente secundario que ha acompañado en el trayecto a Boric es la vocera de Gobierno, Camila Vallejo. Junto a Jackson siguieron la misma ruta de líderes de un movimiento a senadores a entrar a La Moneda, pero en este caso Vallejo no compartía la militancia dentro del FA. 

Vallejo es, probablemente, la amistad que menos dolores de cabeza le ha traído al presidente. En su cargo como vocera, que asumió desde principios del Gobierno, ha mantenido una línea exenta de grandes polémicas.

Antonia Orellana, la sombra en la campaña

Antonia Orellana, ministra de la Mujer y Equidad de Género, comenzó su cercanía al presidente cuando asumió como dirigenta de Convergencia Social, el partido en que militan ambos. Durante la campaña se recalcaba que era casi imposible no verla a su lado. 

Trabajó activamente en la campaña como consejera del entonces candidato, estuvo encargada de Organizaciones Sociales del comando y fue integrante del equipo feminista de Plan de Gobierno. Por lo mismo, al llegar a La Moneda fue nombrada en el Ministerio de la Mujer, el cual entró a formar parte del Comité Político. 

Orellana se desempeñó como periodista en El Desconcierto, entre los años 2016 y 2017. Trabajó en la campaña #ElMachismoMata, de la Red Chilena en contra de la Violencia contra las Mujeres y recientemente fue asesora de comunicaciones de la rectoría de la Universidad de Chile. 

Otro cercano al ministro y que comparten raíces desde Convergencia Social es el ministro de Economía, Turismo y Fomento, Nicolás Grau. Este tuvo un rol más reducido en la campaña presidencial, ya que se sumó solamente después de las primarias, pero tuvo un asenso rapidísimo y prontamente entró al círculo de hierro del entonces candidato. 

Grau es ingeniero comercial y economista, también fue líder estudiantil, siendo presidente de la Fech entre 2005 y 2006, participando en las movilizaciones de ese tiempo. Participó, como miembro de CS, en la campaña de Beatriz Sánchez. 

El ministro de Economía se vio envuelto en una polémica cuando, tras anunciar el aumento del sueldo mínimo, dijo que “las pymes, a diferencia de las personas, la inflación les trae costos y beneficios. En cambio, desde el punto de vista de los consumidores, son principalmente costos”. Esto obligó a rectificar y una declaración pública del ministro de Hacienda, Mario Marcel, corrigiéndolo y excusas de parte de la vocera Camila Vallejo.

José Miguel Ahumada y Nicolás Grau

Uno de los miembros del círculo cercano de Gabriel Boric que no ha estado exento de polémicas es José Miguel Ahumada, subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, quien, desde que asumió el cargo, ha debido salir al paso de sus dichos en varias oportunidades. 

En la campaña presidencial, Ahumada estuvo a cargo de la red de acuerdos comerciales que Boric propuso revisar en campaña

Nicolás Grau afirmó por entonces, en entrevista con Sebastián Edwards, que "me leí el excelente libro de Ahumada, revisa toda la política comercial de Chile (…) En los tratados, se trata de limitar los márgenes de política que tienen los países”.

Entre sus momentos más polémicos se encuentran su reunión con la Agrupación “Chile sin TLC”, la idea de plebiscitar todo tratado de libre comercio que se vaya a firmar y su negativa hacia el TPP-11, todas las cuales ha tenido que salir a explicar y le han causado más de un problema al Gobierno. 

Javiera Cabello

Durante la campaña se bromeaba que era imposible ver a Boric sin estar en la compañía de Antonia Orellana y Javiera Cabello. Actualmente se desempeña como la jefa de gabinete de la ministra Orellana. Ambas mantienen una estrecha amistad, tanto entre ellas como con el presidente. 

Abogada de profesión, su último trabajo fue en la dirección jurídica de la Universidad de Chile, la cual dejó para trabajar de lleno en la campaña de Boric como jefa de esa división. Fue en esta posición que se ganó no solo la confianza del presidente, sino también la de muchos de sus cercanos. 

Meza-Lopehandía: de amigo a jefe de gabinete 

El jefe de gabinete de Presidencia, Matías Meza-Lopehandía, es amigo cercano del mandatario desde el 2012, cuando Boric era presidente de la Fech. Luego, cuando este se convierte en diputado, pasó a formar parte del equipo de asesores, desempeñándose como asesor en la Biblioteca del Congreso. 

Cuando Boric gana la carrera presidencial, nombra a Meza-Lopehandía como jefe de gabinete de Presidencia, un cargo que requiere mucha confianza por parte de él. Confianza que ha ejercido desde los tiempos universitarios.

Tras egresar se desempeñó como abogado del Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas, materia de permanente presencia en sus escritos. Es partidario de usar la ley de expropiaciones para solucionar el conflicto mapuche, quitando las tierras a las forestales para devolverlas a los pueblos originarios. 

Además se mostró, el 2016, muy contrario al proceso constituyente de Bachelet, el cual catalogó como gatopardista y ha mantenido siempre una visión negativa del trabajo de la Concertación. 

Meza-Lopehandía se hizo conocido cuando, en abril de este año, recibió un piedrazo en el hombro que iba dirigido al mandatario, durante una visita a Coquimbo. 

Felipe Valenzuela, “El Pingüino” en el Segundo Piso

El periodista Felipe Valenzuela, conocido como “el pingüino”, también es uno de los amigos de Boric que trabaja en su administración. Oriundo de Punta Arenas, como el presidente, estuvo a cargo de las comunicaciones de Boric cuando era diputado, en su primer periodo. El 2018 dejó el cargo para estudiar un magíster en la London School of Economics. “Mi mejor amigo y compañero de vida, Felipe Valenzuela, parte a estudiar lejos. Por la chucha que lo voy a extrañar”, escribió Boric en su Instagram en ese entonces.

Actualmente Valenzuela se desempeña como asesor en el Segundo Piso de La Moneda, pero hasta agosto de este año ejercía como jefe de la Dirección de Prensa del Gobierno. Este cargo, que él mismo le había pedido directamente al presidente, era su sueño, al que tuvo que renunciar, con mucho dolor de su parte y el presidente como contaron cercanos, por un reemplazo estratégico. 

Carlos Figueroa

En el mismo piso también trabaja Carlos Figueroa, quien se desempeña como asesor en materias internacionales. Nieto del ministro DC Carlos Figueroa, se hizo conocido cuando advirtió a Boric de su error en la Cumbre de las Américas, cuando el presidente falló en reconocer al ex secretario de Estado norteamericano John Kerry. 

Su rol específico es el de asesor en materias internacionales de la Presidencia. Figueroa es fundador de Revolución Democrática y llegó al equipo de Boric desde el núcleo del líder de ese partido, Giorgio Jackson. Al hoy ministro lo había asesorado por el TPP-11, cuando aún no se discutía al interior del Frente Amplio. El asesor es filósofo de la Universidad Católica y máster en Ciencia Política de la Universidad de Chile.

Fue vocero de la asociación “Chile Mejor sin TPP” con un artículo que analizaba ese tratado titulado “El impacto del libre comercio en Chile”. En su tesis de magíster abordó “La diplomacia empresarial en la política comercial chilena. El caso del TLC con EE.UU”.

Problemas diplomáticos

Sin duda uno de los dolores de cabeza más recurrentes de las últimas semanas para el presidente han sido las polémicas en las que se ha visto envuelto el embajador de Chile en España, Javier Velasco. 

Primero fueron sus acusaciones de que el estallido social era producto de “los 30 años”, luego fue una foto sosteniendo los pies de su novia. Funcionarios de carrera diplomática y políticos de ambos sectores, han pedido que deje el cargo, acusándolo de estar por “amiguismo”. 

Y es que Velasco tiene una larga relación con Boric. Se autodenomina como “el Pepe Grillo” del presidente. Formó parte del Colectivo Arrebol, que junto a Izquierda Autónoma (que por entonces militaba el actual mandatario) componían Creando Izquierda, lista que llevó a Boric a la presidencia de la federación de su universidad.

Posteriormente, en 2018, Javier Velasco, junto a Boric, el diputado Gonzalo Winter y el alcalde Jorge Sharp, entre otros, fueron parte de la fundación de Convergencia Social y posteriormente del Frente Amplio. Este mismo partido, tan solo tres años después, logró llegar a Presidencia de la nación.
 

Más Noticias

Más Noticias