Política

La sociedad que integró el nuevo subsecretario de Redes Asistenciales y que fue investigada por Contraloría

Fernando Araos apareció en una auditoría realizada en el Hospital Sótero del Río, recinto donde su padre se desempeñaba como jefe del servicio de Radiología.

Araos fue director del SAMU e integrante del Colegio Médico. TWITTER/ARCHIVOAraos fue director del SAMU e integrante del Colegio Médico. TWITTER/ARCHIVO
Araos fue director del SAMU e integrante del Colegio Médico. TWITTER/ARCHIVO
Por:  Redacción El Dinamo

Este martes, el presidente electo Gabriel Boric entregó el listado de los 39 subsecretarios que lo acompañarán en su Gobierno, incluyendo a Fernando Araos Dattoli, quien fue elegido para la Subsecretaría de Redes Asistenciales.

El médico cirujano la Universidad Finis Terrae, que posee un máster en Salud Pública y Gestión Sanitaria de la Universidad de Granada y otro Magíster en Gestión de Salud de la Universidad de Desarrollo, tiene una amplia trayectoria en la salud pública.

Durante la segunda administración de Michelle Bachelet, el especialista fue director del SAMU Metropolitano. En medio de la pandemia de COVID-19 volvió a la “primera línea” de la salud como director médico de la Clínica Policenter, donde incluso se contagió de coronavirus.

A nivel gremial, Araos fue Secretario Técnico del Departamento de Salud Pública del Colegio Médico, en colaboración con la ex presidenta y futura ministra del Interior, Izkia Siches.

La investigación de Contraloría

La nominación de Fernando Araos no llamó mucho la atención hasta la aparición de un chequeo realizado por la Fundación América Transparente, que mostró los detalles de una auditoría realizada al Hospital Sótero del Río en 2010.

En el documento se dio cuenta de una sociedad familiar, la que prestó servicios al recinto en donde Fernando Araos Valdebenito, padre del futuro subsecretario, se desempeñaba como jefe del servicio de Radiología.

En el detalle, la autoridad designada tenía el 20% de participación en la empresa, por cuyos servicios se pagaron $184.071.690 entre enero y octubre de 2009. El convenio entre la sociedad y la empresa se extendió entre 2003 y se amplió hasta 2006, renovándose por todos los años hasta la realización de la auditoría.

En el informe se afirmó que los hechos descritos “contravienen especialmente el principio de probidad administrativa” en materias como la intervención en asuntos en donde se tengan intereses personales o a través de familiares y en la imparcialidad a la hora de tomar decisiones.

Juan José Lyon, director ejecutivo de América Transparente, analizó el caso y en declaraciones a EL DÍNAMO explicó que “es habitual que los gobiernos hagan revisiones previas a sus cargos de primera línea y no siempre detecten todos sus conflictos de intereses. Le pasó a Sebastián Piñera y puede que le suceda al presidente Boric”.

“En este caso en particular del subsecretario de Redes es delicado porque las sociedades médicas serán un dolor de cabeza en la gestión del Ministerio de Salud, en tanto son empresas que concentran gran parte de la deuda en Salud, que se han tratado de regular durante años y no se ha podido. Históricamente se han visto envueltas en contratos abultados, licitaciones cuestionadas, y falta a la probidad, además de lucrar con la salud de las personas usando fondos públicos”, añadió.

Lyon manifestó que “poner a la cabeza de la red publica asistencial, a un ex socio de éstas (sociedades), con el agravante de un investigación de Contraloría por faltas a la probidad, puede generar conflictos a la hora de desarmar o introducir mayor regulación a ese negocio”.

Más Noticias

Más Noticias