Política

Las dificultades de la implementación del voto anticipado para las elecciones de abril

El enfrentamiento entre el Gobierno y el Congreso sobre el período para realizar la votación podría hacer imposible que el mecanismo esté vigente para elección de constituyentes, gobernadores, alcaldes y concejales.

Foto: Agencia Uno.
Foto: Agencia Uno.
Por:  María Gabriela Salinas

Pese al interés de Sebastián Piñera y de las sesiones de trabajo en conjunto con los parlamentarios y el Servicio Electoral (Servel), la implementación del voto anticipado para las elecciones del 11 de abril enfrenta un difícil escenario, enfocado principalmente en un desacuerdo entre La Moneda y el Congreso.

El Gobierno busca que el voto anticipado sea presencial y que debe realizarse el día viernes antes de la elección (en este caso, el 9 de abril), algo que fue desechado por las comisiones de Gobierno Interior y de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Los legisladores ampliaron este período a entre ocho y 14 días antes de la elección. Esto quiere decir que, en caso de la elección de constituyentes, gobernadores, alcaldes y concejales, la votación anticipada sería entre el 27 de marzo y el 2 de abril.

Este último punto es clave para el futuro del proyecto, ya que este desacuerdo haría prácticamente imposible la implementación del voto anticipado, precisamente, para la elección de convencionales constituyentes, gobernadores, alcaldes y concejales.

Dificultad presupuestaria

En el Presupuesto 2021 aprobado por el Congreso se determinó entregar al Servicio Electoral un monto de $31.107 millones para la elección del próximo 11 de abril, monto que aumentaría considerablemente al implementar el voto anticipado.

Así lo expresó en última sesión de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados que revisó el proyecto (efectuada el 26 de enero) el subsecretario de la Secretaría General de la Presidencia, Máximo Pavez. Según el cálculo realizado por la Dirección de Presupuesto, un solo día de voto anticipado implica un costo extra de $8 mil millones.

La autoridad agregó que, si se aprobara un voto anticipado durante siete días, este presupuesto aumentaría a $56 mil millones extra, a lo que se suman gasto anexos como elementos higiénicos, para apoyo de la Cruz Roja y campañas publicitarias.

El subsecretario de la Segegob aseguró que estos $56 mil millones son inviables para el Estado, indicando que si se aprueba el plazo de una semana para efectuar el sufragio, el Gobierno invocará la reserva de constitucionalidad.

Tiempo de tramitación e implementación

“Este es un proyecto que no evacuamos hoy para que se vea en la sesión del viernes, no tiene sentido porque los plazos no se van a cumplir“, advertía en la Comisión de Hacienda el diputado Pablo Lorenzini (IND), dejando de manifiesto un aspecto clave que podría impedir la aplicación del voto anticipado para la elección de abril: el tiempo.

Junto con explicar las diferencias que tienen con el Gobierno sobre cuántos días antes de la elección se puede efectuar el voto anticipado, el director nacional del Servel, Raúl García, explicó que “nos preocupa que una innovación de estas características se termine implementando con plazos inviables“.

“Teniendo 30 días o menos desde que se publique esta ley para comenzar a trabajar en la implementación del voto anticipado, no puedo garantizar un resultado confiable“, agregó García, indicando que en un plazo menor de un mes para el Servel resulta “imposible” poder realizar todos los cambios logísticos que implica esta nueva forma de votación,  incluso si se realiza sólo durante el viernes 9 de abril.

El voto anticipado se votará mañana viernes en la Cámara de Diputados, instancia que -de aprobar la iniciativa- pasará el proyecto al Senado en su segundo trámite constitucional.

Sin embargo, el viernes también marca el último día del año legislativo (periodo que abarca desde marzo de 2020 a enero de 2021), por lo que cualquier otro avance del proyecto será recién desde el 11 de marzo próximo, día en que se reinicia el trabajo en el Congreso.

En caso de que el Senado decidiera no pasar el proyecto con los cambios efectuados por los diputados a las distintas comisiones de la Cámara Alta y votara el mismo día 11 de marzo la iniciativa, el Servel tendría solo un mes para implementar toda la logística que implica el voto anticipado.

Esto sin considerar que la tramitación puede demorarse incluso meses si no hay acuerdos en el Congreso y que podría existir una reserva de constitucionalidad del Gobierno.

Otro de los requisitos que ve La Moneda para la implementación del voto anticipado es la necesidad de un padrón electoral especial, donde las personas que quieran hacer uso de la votación anticipada deben inscribirse entre los 60 y 30 días antes de la elección.

De aplicarse esta norma, el tiempo para inscribirse sería entre el pasad0 13 de enero hasta el viernes 12 de marzo de 2020.

Como solución, el Gobierno propuso que para la elección de abril se instaure una norma especial que acorte los tiempos de inscripción al padrón, pero que aún así, para realizar la implementación del voto anticipado, el proyecto debe ser despachado en las primeras semanas de marzo, tiempo que también incluye el control preventivo de constitucionalidad que debe hacer el Tribunal Constitucional.

De momento, no se ha establecido cuáles proyectos se estudiarán en la primera sesión en sala del Senado a efectuarse el 11 de marzo.

Más Noticias

Más Noticias