Política

Las manos PS-PPD detrás de la caída de Karol Cariola (PC) como próxima presidenta de la Cámara de Diputados

Según los cálculos realizados en el Socialismo Democrático, para rechazar la postulación de la carta del PC, Chile Vamos tiene 53 votos, el Partido Republicano 15 y el PDG 9, se llega a 77 votos. A ellos se sumarán tres independientes, algunos radicales y otros DC.

La votación para definir si la diputada Karol Cariola llegará a la presidencia de la Cámara de Diputados para suceder a su par del PPD Raúl Soto se efectuaría después del fin de semana largo de Halloween.
La votación para definir si la diputada Karol Cariola llegará a la presidencia de la Cámara de Diputados para suceder a su par del PPD Raúl Soto se efectuaría después del fin de semana largo de Halloween.

En el Socialismo Democrático afirman no tener dudas: la caída de Karol Cariola de la presidencia de la Cámara es segura. O a lo sumo, dependería de dos votos de los diputados independientes René Alinco, Pamela Jiles o Carlos Bianchi; o bien, su par de Centro Unido, Francisco Pulgar, o dos legisladores de la Democracia Cristiana. Los primeros dos ya anunciaron que no la apoyarán. Al igual que tres diputados del Partido Radical.

Sin embargo, lo que hasta ahora no se conocía era que la génesis de la idea destronar a la diputada Karol Cariola de la mesa de la Cámara provino desde la ex Concertación.

Fue en a fines de julio cuando desde senadores y diputados del PS y el PPD comenzaron a evaluar una fórmula para impedir que la diputada comunista Karol Cariola, la legisladora más votada en todo Chile, llegara a la mesa de la cámara en octubre de 2022.

De hecho, ocurrió al día siguiente de que la coordinadora y vocera del comando del Apruebo, la diputada Cariola, planteara una campaña para marcar casas de electores a favor del Apruebo. Entonces, diputados de la bancada socialista comenzaron a abordar la caída de la carta del PC para suceder al actual presidente Raúl Soto (PPD) con sus pares del PPD.

Según explican en la bancada del PS, a esa reflexión se sumaron rápidamente los diputados del PR y de la DC. Y los líderes socialistas, tras el cierre de esta edición, agregaron a EL DÍNAMO, que ellos “respetarán el acuerdo suscrito políticamente, ya que pese a ciertos reparos deben honrar su compromiso”.

“En el Socialismo Democrático pensamos que ella no era la carta ideal para salir a buscar a los indecisos del Apruebo en el centro político. A eso se sumaron varias polémicas públicas con parlamentarios, entre ellos (Alberto Undurraga) y no veíamos que su vocería fuera la señal correcta”, explican en el PS.

En el PPD sostienen que, si bien había un acuerdo político entre las bancadas firmado el 10 de marzo pasado, a fines de octubre debería nuevamente votarse en la sala para definir la testera de la Cámara por un segundo periodo.


“No es la primera vez que se caería un acuerdo para presidir la Cámara. Pasó también en 2018. Y ahora la DC y el PDG han manifestado su intención de cambiar el acuerdo, por lo que sus votos no estarían con Cariola”, señala un diputado del PPD.

“Después del plebiscito el escenario político cambió con respecto a marzo y la conducta del PC genera resistencia en la mayoría de las bancadas”, agregan en el socialismo democrático.

Posteriormente entre los legisladores del PPD, tras lo que consideran un veto del Partido Comunista para tener junto con Carolina Tohá un segundo ministro de las filas del PPD en el gabinete fortalecieron su interés por entrampar la llegada de Cariola a dicha presidencia.

Según los cálculos realizados en el socialismo democrático, para rechazar la postulación de la carta del PC, Chile Vamos tiene 53 votos, el Partido Republicano 15 y el PDG 9, se llega a 77 votos. Con ellos, son  necesarios sólo dos votos más para torpedear a la primera mayoría electa de la Cámara. A esos se suman algunos radicales, como el legislador Tomás Lagomarsino quien puso en duda votar por Cariola.

Hasta agosto pasado el PPD promovía la idea de mantener la mesa actual y alargar el periodo de Raúl Soto. Sin embargo, en los últimos días, desde el socialismo democrático vieron como una oportunidad para evitar tener roces con el PC al interior del oficialismo, que la caída la protagonizaron desde la DC y el PDG, sumados a la derecha.

Principalmente debido a fuertes cuestionamientos de un sector mayoritarios de la DC y del PDG con la tienda comunista, y tras la decisión ven una señal atractiva hacia su electorado que les sumaría réditos políticos en el centro.

Entonces desde las bancadas del PPD y el PS comenzaron a evaluar que sus eventuales votos en contra de Karol Cariola en la instancia no serían necesarios, y que no se opondrían a apoyar un triunfo con de Alberto Undurraga o algún líder del PDG, como el diputado Víctor Pino, y  tomar palco en primera fila para presenciar el desplome de la comunista.

.

Más Noticias

Más Noticias