Política

"Ley Irina": Republicanos presentará proyecto para que solo la esposa del Presidente sea Primera Dama

Esto, luego de la polémica generada por el cambio de nombre del Gabinete Irina Karamanos y que finalmente se llamará Coordinadora Sociocultural de la Presidencia.

Además cuestionaron que la labor de la ahora Coordinadora Sociocultural de la Presidencia considere a los migrantes y a las diversidades sexuales. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Además cuestionaron que la labor de la ahora Coordinadora Sociocultural de la Presidencia considere a los migrantes y a las diversidades sexuales. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La subjefa de la bancada de diputados del Partido Republicano, Chiara Barchiesi, anunció la presentación de un proyecto de reforma constitucional para que solo la esposa o la conviviente civil del Presidente de la República pueda asumir como Primera Dama.

Esto, luego de la polémica generada por el cambio de nombre del Gabinete Irina Karamanos y que finalmente se llamará Coordinadora Sociocultural de la Presidencia.

Al respecto, la diputada Barchiesi indicó que “este nuevo cargo, se plantea como uno de confianza, que espera generar nuevas políticas públicas, participar de eventos protocolares según la tradición republicana del país, entre otras cosas, y por esto, presentaré un proyecto de reforma constitucional, que establece que para asumir como Primera Dama se requiere tener la calidad de cónyuge o conviviente civil del Presidente de la República”.

“En el caso que no exista una persona que cumpla con dicha calidad, el cargo quedará vacante y sus funciones y atribuciones serán asumidas por el Ministerio Secretaría General de la Presidencia”, detalló.

Para la legisladora, “debemos formalizar los cargos de confianza del Presidente de la República y no poner en juego el futuro de todos los chilenos, en manos de alguien que el día de mañana, podría abandonar La Moneda, por tener opiniones distintas en una relación de pareja”.

La diputada republicana aprovechó de cuestionar la polémica protagonizada por Irina Karamanos, asegurando que “el cambio del cargo de Primera Dama por Gabinete Irina Karamanos que conocimos esta semana, fue una nueva mala jugada del Gobierno que pensaron que pasarían desapercibidos. Lo peor acá, es que la resolución exenta que permitía esto, tiene fecha en marzo de este año y si hoy no se hubiese transformado en una polémica, no se hubiera corregido”.

“Las instituciones quedan, pero las personas pasan y el cargo de Primera Dama por décadas se ha enfocado primordialmente en trabajar por las familias, adultos mayores, niños y mujeres, y no en migrantes o diversidades sexo genéticas como se plantea con la llamada nueva Coordinadora Sociocultural de la Presidencia”, sentenció.

Más Noticias

Más Noticias