Política

Los primeros escollos que deben sortear las ministras Carolina Tohá y Ana Lya Uriarte tras su arribo al gabinete de Gabriel Boric

Las ministras del Interior y de Segpres se encuentran trabajando para mejorar las tensiones que mantienen con sus respectivos partidos el PS y el PPD. Además, de enmendar con prontitud lo realizado por sus antecesores en el cargo 

En las últimas horas las ministras de Segpres, Ana Lya Uriarte (PS) y del Interior Carolina Tohá (PPD) buscaban dar por superado tensiones internas con sus colectividades.
En las últimas horas las ministras de Segpres, Ana Lya Uriarte (PS) y del Interior Carolina Tohá (PPD) buscaban dar por superado tensiones internas con sus colectividades.

“Ministro, lo llama la señora Ana Lya”. Con esa frase las secretarias de algunos ministros del PS, solían comunicar en La Moneda los llamados por anexo de la ahora titular de Segpres cuando era la jefa de Gabinete de Michelle Bachelet.

El solemne anuncio irritaba a los ministros socialistas. También les molestaba, “el modo que ella tenía” y que todavía recuerdan como una forma innecesaria de hacer sentir su poder en Palacio. 

Según explican, entre 2014 y 2018, la hoy secretaria de Estado Ana Lya Uriarte, a diferencia de otros cuadros socialistas que no eran ministros, en vez de cruzar los pasillos de La Moneda y golpear la puerta, enviar un WhatsApp, o llamarlos directo a su teléfono, prefería llamar a las secretarias de los socialistas.

Asimismo, en el Congreso aún recuerdan que cuando los parlamentarios de su partido la llamaban, usualmente “la señora Ana Lya” no les contestaba ni les devolvía los llamados. “La trataban como si fuera Winston Churchill, pero jamás ha ganado ninguna elección, ni en la interna del PS”, señala a EL DÍNAMO un influyente legislador.

“Ella tenía un problema de trato y consideraba que todo era un secreto. Ana Lya es una mujer capaz pero debe fluidificar mucho sus relaciones con el partido en primer lugar, que datan del Gobierno de Michelle Bachelet”, advierte un senador.


Según testigos, a uno de las autoridades que telefoneaba de esa forma  era a Álvaro Elizalde, cuando era ministro vocero de Gobierno y estaba a solo pocos metros de ella, en el mismo Palacio de La Moneda.

Recuerdan que Uriarte solo se comunicaba con el ex subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy; con el ex presidente del PS, Osvaldo Andrade, y con el entonces diputado Manuel Monsalve.

Paulina Vodanovic: “Ha habido por cierto tensiones”

“Sì. Se produjeron roces entre ambos. (…) Ha habido por cierto tensiones en algún momento como hay en todas las familias, no hay que hacer un caso de eso. Tanto es así que Álvaro nos dijo ayer váyanse a almorzar las dos conmigo al Senado´”, afirmó la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, este miércoles a Mirna Schindler en el matinal de Canal 13.

Incluso, sostienen en el socialismo, que Bachelet le propusiera a Elizalde que aceptara la embajada de Chile en Argentina, luego de sacarlo del Gabinete, junto a todo el comité político en 2015, fue una idea de Ana Lya Uriarte.

El día del ofrecimiento, cuentan, Uriarte llamó a Elizalde a su teléfono. Poco después, el hoy presidente del Senado, le rechazó la oferta a Bachelet. Minutos más tarde, la mandataria le ofreció Buenos Aires a un rival histórico del senador por Maule en el socialismo, el ex diputado Marcelo Díaz, quien aceptó el cargo diplomático. 

 

Ayer en el Congreso hubo un esfuerzo entre Elizalde y Uriarte por superar una larga historia de diferencias. No obstante, el presidente del Senado advirtió que las relaciones con Segpres serán “institucionales” .

Los roces en el PS por elegir al abanderado presidencial

La tensión entre Elizalde y Uriarte volvió a agudizarse en diciembre de 2020. Ese mes un grupo de parlamentarios propuso ungir al socialista como precandidato del PS a La Moneda. Mientras, “Elizalde lo pensaba”, Uriarte promovía la candidatura de Paula Narváez, con quien Elizalde también mantenía diferencias. Asimismo, en ese momento, el actual jefe de comité del Senado, José Miguel Insulza, también era candidato en la colectividad de la calle París.

Tras el apoyo público de Bachelet a Narváez como carta presidencial, Elizalde agradeció a los parlamentarios y desestimó entrar en la carrera presidencial de su sector. Luego, Insulza también bajó su postulación. Pocos meses más tarde, cuando Narváez se convirtió en candidata, Ana Lya Uriarte, en privado, acusó a Elizalde, que era presidente del partido, de no hacer campaña por la abanderada socialista en carrera.

 Este miércoles Elizalde y la vicepresidenta del Senado, Luz Ebensperger (UDI), se reunieron con ella en Valparaíso. Y, tras la cita, hubo un particular punto de prensa que no pasó inadvertido en el Socialismo Democrático.

“Yo tuve una muy buena relación de trabajo con el ministro Jackson. A Ana Lya Uriarte la conozco desde hace mucho tiempo, nos une una amistad también antigua, pero mi relación con el ministro Jackson fue una muy buena relación. (…)”, dijo el líder del Senado.

 Y agregó: “Nuestras relaciones son instituciones y tenemos que hacer el esfuerzo para que sean las mejores relaciones posibles”.

En cambio, su par de la UDI, fue bastante más entusiasta con la ministra de Segpres que el ex presidente del PS. La senadora señaló que “no tener dudas de que a diferencia de lo que fue con Jackson, tendría una muy buena relación con la ministra Uriarte”. Sus palabras, expresaban un contraste con la postura institucional de la segunda autoridad política.

Pepe Auth: “Desnombrar, nombrar, desnombrar y renombrar en la misma mañana”.

“Ella solo mantiene una relación cercana con Camilo Escalona y Paulina Vodanovic, así que tendrá que hacer un trabajo con los parlamentarios del partido, principalmente con Elizalde. En la última Comisión Política que tuvimos, lo comentado con varios miembros es que ella tiene una personalidad compleja y no se sabe si sea capaz de tender los puentes con la oposición que necesitamos. Era mejor Monsalve en ese cargo”, sostiene un dirigente del partido

Ana Lya Uriarte fue incorporada a último minuto en el Gabinete, en medio de lo que el ex diputado y analista político Pepe Auth bautizó en Twitter como “desnombrar, nombrar, desnombrar y renombrar, en la misma mañana”.

Tras asumir el cargo, Uriarte también ayudó a sostener un almuerzo con la bancada de 14 diputados del PS, para “recomponer relaciones”, porque en la Cámara es donde mayor resistencia socialista genera. 

El diputado Daniel Manouchehri, consultado por el reciente cambio de gabinete, respaldó la decisión del presidente. “Creo que el gobierno inicia una nueva etapa con nuevos nombres en su gobierno y nosotros creemos que este nuevo ciclo sin duda será uno que permitirá llevar a cabo los cambios que están esperando hoy los chilenos”, afirmó.

El parlamentario valoró la incorporación de la ministra de Trabajo, Jeannette Jara, al Comité Político del Ejecutivo. “Nos parece que es una buena señal. La ministra de Trabajo ha desempeñado una muy buena labor (…) contribuirá además al pluralismo dentro del comité, a la paridad de género y también a poner el tema del trabajo en la agenda nacional”, aseguró Manouchehri, pero no mencionó a Uriarte.

Ana Lya Uriarte y Carolina Tohá en la ceremonia de nombramiento del gabinete. AGENCIA UNO

Los principales obstáculos de Carolina Tohá en Interior

 En el PPD, un sector importante del partido, coincidía en que el mejor lugar para la nueva ministra del Interior, Carolina Tohá,  era la Secretaría General de la Presidencia.

Otros, tanto en el Congreso como en la directiva, dudaban de su nombramiento, principalmente, por el juicio de cuentas que mantiene abierto en Contraloría, por 380 millones de pesos, de su gestión como alcaldesa de Santiago.

En el girardismo, el sector mayoritario del PPD, no quedaron satisfechos con el nombramiento de Tohá. Explican que ella se había alejado del partido en 2018, y que retomo el vínculo partidario hace cinco meses. “Llegó a una instancia que reunía a todos los ex presidentes del PPD, para analizar materias de la Convención Constitucional. Una versión señala que se alejó del partido por falta de apoyo al salir del municipio de Santiago. Otros dirigentes lo descartan", afirman desde el PPD.

En el partido enfatizan que ella no estaba en la lista de nombres del PPD propuestos a Gabriel Boric para integrar el gabinete. En esta figuraban la presidenta de la tienda, Natalia Piergentili, el primer vicepresidente, Marco Antonio Núñez.

 Aunque transmitieron a La Moneda que la apoyarían, enfatizaron que su nombre provino “por fuera” como una decisión “exclusiva y excluyente” del presidente Gabriel Boric Font con quien ha construido lazos de confianza desde la primera vuelta presidencial. 

No obstante, en el partido coinciden que tiene capacidades políticas para coordinar la marcha de la agenda del gobierno, experiencia para negociar con la oposición y el oficialismo, y que ha vivido victorias y derrotas electorales, además de una historia de vida que agrega simbolismo a su investidura.

Entre sus promotores había dos líderes socialistas considerados clave. El ministro de Vivienda, Carlos Montes, y el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, quienes históricamente han sido más cercanos al sector laguista del PPD que al girardismo. Los socialistas, al igual que en el PPD, contaban con que la dupla en el elenco político que haría, sería con el subsecretario Manuel Monsalve y no con la ex jefa de gabinete de Bachelet, Ana Lya Uriarte 

Otro punto que deberá sortear en la administración del poder será resolver la relación del gobierno con su partido.

En una reunión los senadores del PPD, la directiva y el exsenador Guido Girardi, analizaron la ausencia de una figura política en los nombramientos que proviniera de los candidatos propuestos por la tienda al presidente Gabriel Boric. 

Eso, junto con la caída de Marcos Núñez, el candidato a ministro de Salud que defendía el partido para suceder a Begoña Yarza e implementar la reforma del sector.

Según explicaron asistentes, había un acuerdo para dos ministros militantes del PPD. En la Comisión Política de la colectividad, señalaron a EL DINAMO que ha habido maltrato con el PPD. Afirman que existe la percepción de que las propuestas del sector mayoritario del partido, el girardismo, no está siendo considerado.

Para disipar toda imagen de duda sobre la relación entre ella y Piergentili, la mesa del partido y miembros de la Comisión Política del PPD la visitaron en La Moneda ayer. Pero “no pudieron asistir” al encuentro ni el ex senador Guido Girardi ni el ex diputado Marco Antonio Núñez.

 Carolina Tohá junto a la directiva del PPD.

Asimismo, agregaron que otro de los francos que se le abren es que los temas de seguridad, inteligencia y la macro zona sur y norte no son parte de su experticia. Agregan que se apoyaría en el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, que también proviene de su sector o en otros especialistas que han trabajado esta materia en el girardismo. O bien si optaría por un grupo de asesores del PS y del PR.  

Más Noticias

Más Noticias