Política

Mariano Fernández acusa "política exterior desastrosa del Gobierno" tras renuncia de Allamand

Para el ex canciller Fernández, la política exterior bajo Piñera fue “manejada desde asesorías en La Moneda”.

Consultado sobre los logros del Ejecutivo, Mariano Fernández apuntó que "lo salva la rapidez con que se reaccionó en la política sanitaria para las vacunas, pero el resto es de triste memoria". AGENCIA UNO/ARCHIVOConsultado sobre los logros del Ejecutivo, Mariano Fernández apuntó que "lo salva la rapidez con que se reaccionó en la política sanitaria para las vacunas, pero el resto es de triste memoria". AGENCIA UNO/ARCHIVO
Consultado sobre los logros del Ejecutivo, Mariano Fernández apuntó que "lo salva la rapidez con que se reaccionó en la política sanitaria para las vacunas, pero el resto es de triste memoria". AGENCIA UNO/ARCHIVO

El ex canciller Mariano Fernández realizó un balance de la política exterior desarrollada por el Gobierno de Sebastián Piñera, la cual se coronó con la renuncia de Andrés Allamand al Ministerio de Relaciones Exteriores para asumir un puesto en un organismo en España, calificándola de “desastrosa”.

Fernández se refirió a la postulación de Allamand a la Secretaría General Iberoamericana (Segib), apoyado por La Moneda sin informar a la opinión pública, señalando que "es un tema de falta de política de Estado, que ha sido trascendental en el éxito internacional de Chile desde el 90 hasta el segundo Gobierno de Piñera".

En entrevista con radio Cooperativa, el ex secretario de Estado planteó que “sostuvimos siempre que en todas las instancias ha habido política de Estado, que quiere decir que las instituciones están debidamente informadas, conscientes y en condiciones de respaldar o entender de qué trata la posición que ha tomado el Gobierno”.

Sin embargo, para Fernández, la política exterior bajo Piñera fue “manejada desde asesorías en La Moneda”.

"Negó la firma de (los pactos) de Escazú y de Marraketch, (hizo) la locura de ir a la vergüenza de Cúcuta, después se trató unilateralmente de bloquear las competencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, se creó Prosur, una agencia completamente ideológica que ya está agonizando, y todo esto sin consultar ni recoger opiniones", recordó.

Junto con ello, mostró su decepción por la labor de Allamand en Cancillería, ya que si bien en un primer momento se pensó en establecer una política de Estado de cara al mundo internacional, “después empezó a declinar, a eclipsarse y no supimos más de él”.

Consultado sobre los logros del Ejecutivo, Mariano Fernández apuntó que "lo salva la rapidez con que se reaccionó en la política sanitaria para las vacunas, pero el resto es de triste memoria", agregando que "la pérdida de influencia (internacional) (...) empieza en el segundo Gobierno de Sebastián Piñera".

Más Noticias

Más Noticias