Política

Mayor poder civil sobre el militar y crítica a corrupción: la visión clave del subsecretario de Defensa de las Fuerzas Armadas

Nula preponderancia de civiles en el control político militar, malversación recurrente de fondos, gastos reservados con secretismo, ausencia de interacción entre civilidad y el mundo castrense. Ese es parte del diagnóstico crítico del documento que dirigió el subsecretario Eidelstein en la comisión del PC.

El subsecretario Eidelstein cuando era encargado de Defensa del Partido Comunista. AGENCIA UNO/ARCHIVO.El subsecretario Eidelstein cuando era encargado de Defensa del Partido Comunista. AGENCIA UNO/ARCHIVO.
El subsecretario Eidelstein cuando era encargado de Defensa del Partido Comunista. AGENCIA UNO/ARCHIVO.

El Partido Comunista, a través de su comisión de Defensa, tiene un equipo especializado que lleva años analizando la situación de las Fuerzas Armadas y su financiamiento. El grupo que hasta su nombramiento como subsecretario de FF.AA., lo lideró Galo Eidelstein, ha elaborado varias propuestas. Una de las más controvertidas en círculos militares es la propuesta de llamada democratización de las ramas castrense.

En 2019 presentaron la propuesta al presidente del PC, Guillermo Teillier, junto al encargado de relaciones políticas, Juan Andrés Lagos, y al comisionado de defensa del PC, Galo Eidelstein.

En la ocasión, la colectividad declaró sobre la corrupción que ha afectado a la institución castrense. Además, se refirieron a la política de defensa nacional en un sistema democrático y un crítico diagnóstico de la situación actual.

Informe del PC: crudo diagnóstico del control militar 

Escasa preponderancia de civiles en planificación y en el control político militar, malversación de fondos recurrentes de las ramas, gastos reservados con secretismo, ausencia de espacios de interacción entre civilidad y el mundo castrense y la necesidad de herramientas de control democrático de las FFAA. Ese es parte del diagnóstico del documento que dirigió el ahora subsecretario Eidelstein.

La “comisión Eidelstein” también aborda la ley que impulsó el actual Gobierno para modificar aspectos de las FF.AA. tras el destape de actos de corrupción en el Ejército y la formalización de dos ex comandantes en jefes.

“El gobierno ha impulsado la discusión de una nueva ley de financiamiento de las FF.AA. y llama poderosamente la atención que este proceso y la propuesta que ha hecho el ejecutivo se esté llevando a cabo con total prescindencia de los graves hechos que en el presente han afectado a estas instituciones”, expresa el texto.

Dinero y gastos reservados controlados por civiles 

Según plantea el documento, el financiamiento es un tema político, no económico, que define, por medio de la institucionalidad democrática, los objetivos de la política de defensa, la planificación estratégica para implementar esa política, y luego la asignación de recursos. 

Según se indica, la gestión del dinero debe ser controlada por civiles del Ejecutivo, el Congreso y la Contraloría. El texto desliza también los gastos reservados de inteligencia y “el secretismo innecesario”. 

Objetivo: “La legitimidad de unas FF.AA. representativas de toda la sociedad”

Además, advierte que Defensa atraviesa una de las crisis más profundas que afectan a las FF.AA. “A las estafas al erario nacional, las malversaciones, la venta de armamento a grupos de narcotraficantes, y el posible enjuiciamiento de dos ex comandantes en jefes de las FF.AA., la nula colaboración en verdad, justicia y reparación, de las graves violaciones de los DDHH. bajo la dictadura”, sostiene también la propuesta comunista.

También observa “una justicia diferenciada” para militares, que sumados a la malversación, —dice— son elementos que han posibilitado mucha autonomía de las FF.AA. por sobre la sociedad y estructuras democráticas. Por lo cual propone avanzar en “la construcción de legitimidad de unas FF.AA. representativas de toda la sociedad”.
 

Más Noticias

Más Noticias