Política

Navarro llevó al Ejército a Contraloría por comunicado contra La Red

El senador sentenció que “nadie puede quejarse de la sátira política, que es parte de la libertad de expresión amparada en el animus iocandi, es decir, el derecho al humor".

"El comunicado que sacaron sobrepasa la línea de la deliberancia y entra al terreno de la insubordinación”. AGENCIA UNO/ARCHIVO
"El comunicado que sacaron sobrepasa la línea de la deliberancia y entra al terreno de la insubordinación”. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El senador Alejandro Navarro (PRO) denunció ante la Contraloría General de la República al Ejército por el comunicado difundido el pasado domingo, en donde rechazan el sketch humorístico del programa “Políticamente Incorrecto” del canal La Red.

El senador aseguró que la opinión emanada por la institución castrense, y que fue respaldada por el Gobierno, la Armada y la Fuerza Aérea, “constituye una flagrante violación a la Constitución, pues el Ejército puede denunciar eventuales ilícitos ante las autoridades competentes. El comunicado que sacaron sobrepasa la línea de la deliberancia y entra al terreno de la insubordinación”.

El parlamentario manifestó que “el que tiene las armas no debate públicamente. Jamás podrán referirse en términos de debate público frente a las acciones que realizan ciudadanos o los medios de comunicación, ni menos determinar de qué manera pueden ejercer sus derechos constitucionales”.

La presentación ingresada por el parlamentario solicita a la Contraloría la aplicación del artículo 98 de la Constitución, que señala las competencias del organismo ante actos administrativos, y el artículo 133 de la Ley Orgánica de Contraloría que indica que el Contralor “podrá ordenar, cuando lo estime necesario, la instrucción de sumarios administrativos, suspender a los Jefes de Oficina o de Servicios y a los demás funcionarios, y poner a los responsables en casos de desfalcos o irregularidades graves, a disposición de la justicia ordinaria”.

“Lo ocurrido este fin de semana es de una gravedad absoluta. Queda claro que el ministro de Defensa no manda a las Fuerzas Armadas, y si el ministro Prokurica no tiene las aptitudes para determinar la evidente ilegalidad de un acto inconstitucional, será la Contraloría la que lo defina”, señaló Navarro.

Finalmente, el senador sentenció que “nadie puede quejarse de la sátira política, que es parte de la libertad de expresión amparada en el animus iocandi, es decir, el derecho al humor. En todas las democracias del mundo se practica la sátira política. El Ejército no es excepción a esto, salvo que estuviéramos en dictadura. La piel delicada demostrada por las FF.AA prueba que lo mejor es callar, no opinar”.

Más Noticias

Más Noticias