Política

"No es la solución para el wallmapu": el rechazo de la ministra Vega al Estado de Excepción antes del decreto del Gobierno

La secretaria de Estado mantuvo su visión contraria a la medida, insistiendo que cuando se puso en marcha no revirtió el aumento de la violencia en la Macrozona Sur.

La secretaria de Estado había defendido la idea del estado intermedio, la que no prosperó. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La secretaria de Estado había defendido la idea del estado intermedio, la que no prosperó. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Equipo El Dinamo

La ministra de Desarrollo Social, Jeanette Vega, entregó sus razones para manifestar su rechazo al Estado de Excepción Constitucional en la Macrozona Sur, medida que terminó siendo decretada por su propio Gobierno con presencia “acotada” de las Fuerzas Armadas en las rutas.

En una entrevista a la revista Ya, que se realizó antes de que el Ejecutivo diera a conocer la aplicación de la medida, la secretaria de Estado defendió una criticada frase que entregó a fines de abril, cuando planteó que con la presencia militar en el territorio del Biobío y La Araucanía los hechos de violencia aumentaron en un 400%.

“Fue una crítica bien injusta, porque yo dije claramente: entre 2017 y el 2021, incluso mostramos el gráfico que decía: se cuadruplicó el número de hechos violentos, en base al informe de Carabineros. ¿Cuál es el punto ahí? No es que ocurriera 30 días antes o 30 días después del Estado de Excepción, el punto es que esa medida no cambió esa tendencia”, afirmó.

Sobre la aplicación del Estado de Excepción, Vega afirmó que la acción significa “coartar un montón de libertades y, por otro lado, el apoyo de los militares, pero hay que estar dispuesto a que efectivamente haya muertes”.

“Creo que no es la solución para el wallmapu, un lugar donde ya hay una cultura de violencia y muertes. Creo que la pregunta es otra: ¿Cómo proteger los territorios de manera que no haya violencia? Es importante asegurar que cosas ocurran, como por ejemplo, talar algunos lugares donde es muy frondoso para que se pueda visualizar los lados o cuidar las carreteras principales y las más conflictivas. También proteger la faenas, porque no necesariamente las empresas quieren ir a trabajar en aquellos lugares que se sienten poco seguros”, manifestó.

Por el llamado “estado intermedio” -idea que finalmente no prosperó por falta de apoyo en el oficialismo-, la ministra comentó que “lo que me gusta de este concepto es que asegure los servicios básicos: que las rutas no estén bloqueadas, que llegue la alimentación, el acceso al agua y la electricidad. Creo en este proyecto si resguarda de aquellas acciones que atentan contra estas necesidades de la población”.

Más Noticias

Más Noticias