Política

PC espera integrar subsecretarías del comité político y sectoriales como contrapeso de la ex Concertación en el gabinete de Boric

En las filas comunistas hay desconfianza por la presencia de numerosas figuras de la ex Concertación entre los secretarios de Estado y por los tiempos políticos que pondrá el jefe de Hacienda, Mario Marcel, en la agenda del programa. En tanto, esperan con interés los nombramientos de subsecretarios. 

El viernes pasado el presidente electo, Gabriel Boric, nombró a sus 24 ministros. Tres de ellos son del Partido Comunista, cinco de Convergencia Social y ocho ligados a la ex Concertación.El viernes pasado el presidente electo, Gabriel Boric, nombró a sus 24 ministros. Tres de ellos son del Partido Comunista, cinco de Convergencia Social y ocho ligados a la ex Concertación.
El viernes pasado el presidente electo, Gabriel Boric, nombró a sus 24 ministros. Tres de ellos son del Partido Comunista, cinco de Convergencia Social y ocho ligados a la ex Concertación.

“El equilibrio en el pacto Apruebo Dignidad se notará más con el nombramiento de subsecretarios”. Con estas palabras grafican en el Partido Comunista la importancia que le asignan a la designación de la segunda máxima autoridad de cada ministerio, y que serán nombradas esta semana. Algunos militantes lo observan como un contrapeso del mapa de poder interno de Apruebo Dignidad y la ex Concertación, donde un tercio de las autoridades procede de ésta.

En el PC afirman haber quedado satisfechos con los tres cuadros comunistas que los representarán en el gabinete: Camila Vallejos en Segegob, Jeannette Jara en Trabajo y Flavio Salazar en el Ministerio de Ciencias. No obstante, admiten cierta incomodidad por la importante presencia de ocho figuras provenientes de la ex Concertación y algún grado de desconfianza con los tiempos políticos que pondrá el jefe del erario, Mario Marcel.

 La futura ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, se sacó una selfie con sus pares comunistas de las carteras de Trabajo, Jeannette Jara, y de Ciencia, Flavio Salazar 

Según explican desde el PC, la colectividad  había propuesto nombres, y estos fueron acogidos. Agregan que para la tienda más grande del pacto oficialista, era clave que el Partido Comunista obtuviera un cargo en el comité político de La Moneda, la cartera de Trabajo y un tercero a lo menos. “Y se logró”, afirman.  

En círculos políticos además sostienen que quedaron representados el sector joven y feminista del partido, con la diputada Vallejo, y el sector más ortodoxo y cercano a la directiva, con Jara.
 

 En relación al resquemor por las figuras ligadas a la ex Concertación, centran su mirada en este miércoles. En el PC evalúan que el equilibrio de la colectividad debería quedar mejor representada con la elección de subsecretarios el próximo 25 de enero. 


En esta designación, los comunistas esperan sumar dos subsecretarios en cartera del comité político y otros dos subsecretarios en carteras sectoriales con visibilidad, cómo Desarrollo Social, Salud y Minería.
 

En la colectividad sostienen que Vallejo si bien nunca se ha mostrado detractora de la directiva, ha manifestado con nitidez opiniones independientes en temas laborales, estudiantiles internacionales y de género. En tanto, sostienen que Jara es un cuadro más cercano a la línea histórica del PC. Es decir, indican más afín al sector de Guillermo Teillier, de la histórica Julia Urquieta y del ex ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza. 
 

De hecho, fue jefa de gabinete de este último, y posteriormente reemplazó a Julia Urquieta en la Subsecretaría de Previsión Social. A fines de los años 80 militó en las Juventudes Comunistas y fue parte del Comité Central y la Comisión Política del PC. 
 

En Trabajo, Jara deberá negociar con el Congreso la reforma previsional de Boric y la extensa lista de proyectos laborales comprometidos, como la reducción de la jornada y el alza del salario mínimo. 

La incomodidad con la ex Concertación
 

Al Interior del PC el arribo del actual presidente del Banco Central causó cierta incomodidad. También que 8 de los 24 ministros provengan del mundo de  la ex Concertación. Los motivos:  el riesgo de no cumplir la profundidad del programa y que el PC, como principal partido de Apruebo Dignidad, quedara subrepresentado.  
 

”No sabía que Apruebo Dignidad tenía un acuerdo con la ex Concertación (…), pero bueno, no puede uno menos que felicitar al Partido Socialista, qué manera de ganar perdiendo”, afirmó el viernes pasado  el convencional Hugo Gutiérrez (PC).
 

 Su crítica apuntaba a advertir que la lógica generada en la Convención Constitucional, donde los 11 miembros del Frente Amplio y el PS votan en bloque, sin considerar a los 8 convencionales del PC.
 

 El reparo se sumaba a las expresiones del presidente del PC, Guillermo Teillier, cuando fue consultado por la llegada de Marcel, y que respondió: “No lo conozco bien”.
 

 También generaba incomodidad la reaparición de figuras de la Concertación en el Gabinete, donde se destacan los ministros socialistas y filo socialistas en carteras llamativas: Defensa, Vivienda, Hacienda y Cancillería. 
 

El presidente electo relegó a los partidos de su pacto fuera de ese casting y optó por hacer el diseño únicamente con su círculo. Por eso el PC confía en que el equilibrio de la colectividad debería quedar mejor en el Ejecutivo con la elección de subsecretarios el próximo miércoles. 
 

Más Noticias

Más Noticias