Política

Pablo Iglesias: "Un presentador de televisión exitoso tiene más poder que el Presidente"

El fundador de Podemos, Pabo Iglesias, en un foro en la Universidad de Chile, aseguró que los medios están en “manos de la derecha” y por lo mismo la izquierda “podrá ganar una elección sin democratizarlos”. 

En su exposición, Pablo Iglesias alabó a la UP, a la cual calificó como una promesa para las izquierdas internacionales. UNIVERSIDAD DE CHILE.
En su exposición, Pablo Iglesias alabó a la UP, a la cual calificó como una promesa para las izquierdas internacionales. UNIVERSIDAD DE CHILE.

Pablo Iglesias, ex vicepresidente de España y fundador del partido político Podemos, estuvo ayer en el foro “Medios de comunicación y conflicto político”, organizado por la Universidad de Chile. 

En la instacnia, en el que también participaron la ex candidata presidencial Beatriz Sánchez, el sociólogo Eugenio Tironi, la académica Ana María Castillo y el periodista Nicolás Copano; se discutió el rol que juegan los medios de comunicación en la actualidad.

Iglesias planteó la tesis de que no existe el suficiente pluralismo mediático pues, según él, se encuentran en manos de grupos con intereses contrarios a la “izquierda internacional”. 

“El dueño de un canal de televisión tiene mucho más poder que cualquier ministro. Un presentador de televisión con éxito tiene más poder que cualquier ministro e incluso que el presidente. Esto ha provocado en España que los grandes opositores a Podemos y los independentistas hayan sido actores mediáticos”, acusó Pablo Iglesias, quien cree que los medios y sus figuras tienen una mayor capacidad de penetración social en el ideario colectivo que los líderes electos. 

Además, acusó de que esto hace que la izquierda no pueda ganar elecciones en distintas partes del mundo, puesto que las figuras mediáticas juegan en su contra. 

“La izquierda puede ganar elecciones y que la izquierda puede ganar la batalla a sus adversarios mediáticos cuando se da en un contexto de bombardeos (de información), cuando digamos que se producen eventos sociales a mucha velocidad, como un estallido social, incluso como una campaña electoral, pero cuando el debate o la pelea ideológica se estabiliza en el tiempo es prácticamente imposible que la izquierda pueda doblegar a quien tiene el poder de organizar y jerarquizar los temas”, sostuvo.

Por lo mismo, calificó la victoria de Boric y Apruebo Dignidad en el Plebiscito como una luz de esperanza para los movimientos de izquierda de otras partes del mundo. “Con la victoria de Gabriel Boric y Apruebo Dignidad se da, para las izquierdas del mundo, una sensación de curar una herida abierta en el país que había generado el paradigma que es Chile”, afirmó.

Chile, el paradigma

No solo de medios de comunicación habló el fundador de Podemos, Pablo Iglesias. Partió su exposición hablando sobre el por qué Chile era un paradigma y caso de estudio para tantos movimientos de izquierda extranjeros, así como también el panorama actual del proceso constituyente. 

“La Unidad Popular es una experiencia democrática que planteó, en un contexto de guerra fría, la posibilidad de construcción de un socialismo en un contexto de democracia liberal. Era una promesa de que era posible presentarse a las elecciones, era posible ganarlas, era una promesa de que era posible obtener un apoyo de fuerzas imprescindibles políticas diferentes para lograr la presidencia y la conformación de un Gobierno. Y ahí, desde los márgenes estrictos de una democracia liberal, comenzar un proceso reformista en el marco estatal con una dirección socialista”, partió explicando. 

Sin embargo, dice que desde su fracaso e instalación del sistema de mercado, el programa reformista de Allende, así como también el de tantos partidos de izquierda en el mundo, resultan imposibles de aplicar. 

“El neoliberalismo ha logrado constituirse tanto en lo jurídico como lo ideológico para que las fuerzas políticas de la izquierda no puedan, ni en el mejor de sus sueños, plantearse un programa de transformación de la sociedad con un tinte socialista. Sino que todos los programas de todas las izquierdas que se presentan a elección en cualquier país occidental son básicamente programas de redistribución de la riqueza bajo los marcos de la economía de mercado”, afirmó.

Además, lanzó una crítica velada a los partidos de la ex Concertación. “¿Qué significa la palabra concertación para un no chileno? La imposibilidad de gobernar un país sin llegar a consensos con la derecha. Esto definió la política chilena por mucho tiempo”, afirmó.

Por lo mismo, calificó el estallido social como “fascinante”, pues, a diferencia de otros levantamientos populares, este está teniendo una salida institucional que cuenta con la venia de buena parte de la población: el proceso constituyente. 

Más Noticias

Más Noticias