Política

Paulina Vodanovic: “El PS debiera respetar que la primera mayoría nacional sea la presidenta (…) haría mucho daño que gane la cocina”

La ex subsecretaria de FF.AA. es una de las tres cartas del PS para obtener la presidencia de la colectividad. En entrevista con EL DÍNAMO comentó la elección, el uso militar en La Araucanía y el impasse entre el subsecretario del PC y el general Robles.  

La abogada Paulina Vodanovic al cierre de esta edición había obtenido la primera votación nacional en los comicios internos del Partido Socialista
La abogada Paulina Vodanovic al cierre de esta edición había obtenido la primera votación nacional en los comicios internos del Partido Socialista

La abogada y ex subsecretaria de Fuerzas Armadas de Bachelet, Paulina Vodanovic, fue la candidata más votada, con cerca de 2.300 sufragios, en las elecciones internas del Partido Socialista. Así superó en votación al histórico dirigente y ex senador Camilo Escalona, y al senador Alfonso De Urresti, ambos aspirantes a liderar la mesa de París 873.

Vodanovic, sobrina nieta de Óscar Schnake, uno de los fundadores del PS, contó a EL DÍNAMO que si se respeta el acuerdo de su lista, “y no opera la cocina”, ella debiera convertirse en la nueva presidenta de la colectividad.

Si bien la elección terminó, la votación es indirecta. En una fecha por definir, los 110 miembros electos del comité central del PS, donde su lista obtuvo 80, se reunirán para definir quién será el sucesor de Álvaro Elizalde a la cabeza del partido.

—¿Cuál es su evaluación del resultado en las elecciones del partido y de la situación en que se encuentra el PS?

—Como dicen en el fútbol, yo fui la sorpresa de la jornada. La alta votación que yo tuve no la esperaban en el PS, pero se entiende, ya que recorrí el país completo evaluando con los militantes qué esperan del partido y adquiriendo compromisos. Las bases militantes reclaman que hay demasiado centralismo, que tienen baja participación, que quieren incluir a las regiones en la discusión política, y quieren que la comisión política y el comité central funcionen con mayor regularidad. Yo me comprometí a elevar la democracia interna y la exigencia de las bases en orden a apoyar al Gobierno y el proceso constituyente.

—¿Hubo sectores del PS excluidos de las discusiones políticas con Álvaro Elizalde?

—Los militantes ven que, muchas veces, no hay coherencia entre lo que opina la militancia y los mandatarios del partido aparecen declarando. Esa discordancia termina en que no se sientan representados por parlamentarios ni miembros de la directiva. Las bases tienen un amplio apoyo a la nueva Constitución y nos piden que organicemos comandos para promoverla, y que no nos quedemos en lo retórico. Y que apoyemos lealmente y con trabajo al Gobierno del presidente Boric, y no haciendo declaraciones. 

—¿Tiene ya los votos necesarios en el comité central para obtener la presidencia de la directiva del PS?

—En el comité central del PS ha sido una tradición respetar que la primera mayoría nacional presida el partido y encabece la directiva. Y el comité central del PS debiera respetar el triunfo de la primera mayoría nacional en las elecciones, que soy yo. Soy la candidata más votada de la lista mayoritaria que ganó. Tengo un alto margen de votos sobre el compañero Escalona y he doblado al senador De Urresti. Nuestra lista sacó más de 80 candidatos para los 110 del comité central, por lo tanto sería poco democrático que se intente revertir esa decisión.

— ¿Hay interesados en romper la tradición?

— Algunos aluden a la última elección donde Maya Fernández tuvo más votos que Álvaro Elizalde, que finalmente fue reelecto. Pero el contexto de esa elección fue muy distinto. Maya encabezó una lista de minoría, que no tenía suficientes votos en el comité central. Mi caso es totalmente distinto, porque la nuestra es la que ganó y va a tener a 80 miembros elegidos. Ahí no se justificaría que siendo yo la más votada de la lista más votada, no obtenga el apoyo de mi lista. Nuestra lista, llamada Unidad socialista, no fue encabezada por una persona, nunca hubo un acuerdo para eso. El acuerdo fue que el que ganaba dentro de la lista iba a ser apoyado para presidir el partido. 

— 10 de los 13 diputados del PS dieron su apoyo al senador De Urresti. ¿Qué le parece?

— También tengo apoyo de parlamentarios. Más allá de eso, de los diputados que aparecen en la foto, solo dos son del comité central, y son mujeres. Las diputadas (Daniella) Cicardini y (Emilia) Nuyado a quienes también dupliqué. Ellas son de la corriente de De Urresti, siguen con la lógica de los lotes; la que yo pretendo superar. En el comité central resultaron elegidos sólo dos senadores De Urresti y Fidel Espinosa, este último me ha expresado su apoyo y señaló que esa reunión de los diputados con De Urresti era una cocina. Si la discusión es cocina o democracia, le haría mucho daño del partido que gane la cocina.

Aguilera y San Ramón

— Su padre creó la corriente Mega de Los Pobres que integraba el ex alcalde de San Ramón, Miguel Ángel Aguilera. ¿Fue él alguna vez cercano a usted?

—No, yo era miembro del sector de la Renovación. Mi papá fue fundador de la Mega de los Pobres. Hace 14 años o más, yo estoy en la Renovación, cuando estaba Marcelo Schilling liderando el sector. Después quise ir a primarias con Schilling por el cupo a diputados por Marga Marga y me “retiraron” de la Renovación por “chora” (ríe). Desde 2013 estoy en el tercerismo. Entiendo que después Aguilera también pasó a la Renovación.

—¿Qué le parece haber sacado la primera mayoría en la comuna de San Ramón?
— En San Ramón votaron 350 personas en las elecciones. Se depuró el padrón después de que se conoció la situación irregular que afectaba al alcalde Aguilera. Ahora, hay que dejar de estigmatizar a San Ramón por su alcalde. El Tribunal Supremo del PS envió a una comisión a visitar a los compañeros y se redujo el padrón a una cantidad de militantes socialistas muy pequeña en comparación a la que había con Aguilera cuando votaban miles de personas.

— ¿Cuál es su reflexión sobre el triunfo sobre Camilo Escalona?

— Tengo mucho respeto por Camilo Escalona, es un gran político, tuvo una buena gestión dentro del partido. Pero creo que los militantes hoy buscan estilos nuevos y renovación de los liderazgos, mayor participación e incidencia en las decisiones del partido, y eso es lo que yo puedo ofrecer. Espero ser la presidenta de todos los socialistas y no andar denostando a ningún compañero o mirando cosas pasadas.

“Las Fuerzas Armadas no están preparadas para el resguardo del orden público”

—¿Qué le parece el decreto de Estado de Excepción en La Araucanía?

— Ante la grave situación en La Araucanía en este momento, el Gobierno optó por una decisión adecuada. Sin embargo, siempre he sido partidaria de no militarizar esa zona porque no hay que hacer de una situación excepcional, una situación permanente. Lo que corresponde es que instituciones como Carabineros y la Fiscalía funcionen para resguardar el orden público y realizar las investigaciones. 

El país debe exigir a Carabineros de Chile que cumpla con la función constitucional que se le asigna de proteger el orden público y su labor preventiva. No podemos quitar de hecho esa función para entregársela a las Fuerzas Armadas, porque no están preparadas para el resguardo del orden público ni habilitadas legalmente para eso. Su preparación es distinta.

— El Gobierno al llegar a La Moneda desestimó el empleo de militares en La Araucanía, esta semana cambió de opinión. ¿Qué le parece?

— El Gobierno adoptó la medida ahora porque finalmente la situación compleja se mantuvo. Y no puede el Estado restarse a imponer el orden público e imponer el Estado de derecho. A Carabineros, en el Gobierno de la presidenta Bachelet se le incorporaron 4.500 efectivos, y 1.500 a la PDI, se les compraron vehículos, helicópteros y una serie de elementos para que contaran con todos los medios materiales y humanos, pero Carabineros  sigue sin cumplir la función que la Constitución dispone.

“Lamento mucho que el general Robles haya renunciado a la Anepe”

— ¿Qué le parece la renuncia del general Jorge Robles a la Anepe (Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos), y de oficiales ascendidos por Bachelet, por diferencias con el subsecretario de FF. AA y militante de PC?

—La presidenta Bachelet fortaleció la Anepe, es su más destacada egresada, fue becada para estudiar en Estados Unidos por la Anepe y le tenía especial interés como centro académico.  

El general Robles tenía todas las competencias para dirigir la Anepe. Yo trabajé con él cuando era comandante en jefe de la Fach, es un profesional muy preparado, también ex alumno de ahí. 

Por lo tanto, yo lamento mucho que él haya renunciado a la dirección de la Anepe con los avances que se habían logrado en este último tiempo, como acreditar la institución y mostrándola cercana con el mundo civil.

—¿Cree que un subsecretario del Partido Comunista resulta incómodo para las Fuerzas Armadas? 
—Mire, de eso, no me atrevería a aventurar una respuesta.

Más Noticias

Más Noticias