Política

Política para Todos: financiamiento pone en duda los derechos sociales incorporados en la nueva Constitución

En el tercer capítulo del espacio de debate creado por EL DÍNAMO participaron Iván Poduje y Sebastián Segovia, por el Rechazo, y Natalia Piergentili y Arturo Barrios por el Apruebo.

La educación, uno de los temas centrales de los derechos sociales consagrados en el borrador de la nueva Constitución.
La educación, uno de los temas centrales de los derechos sociales consagrados en el borrador de la nueva Constitución.

Con una análisis desde diversos puntos de vista sobre los derechos sociales consagrados en la nueva Constitución, se desarrolló esta tarde el tercer capítulo de Política para Todos, el espacio de debate creado por EL DÍNAMO para abordar diversos temas de la carta fundamental que será votada el próximo 4 de septiembre.

Con la conducción de la periodista Ximena Torres Cautivo, los invitados a debatir en esta ocasión fueron, por parte del Rechazo, el arquitecto Iván Poduje, integrante del movimiento Amarillos por Chile, y el influencer y activista social, Sebastián Segovia, mientras que por el Apruebo estuvieron la presidenta del PPD, Natalia Piergentili, y el vicepresidente del Partido Socialista, Arturo Barrios,

La pregunta sobre la que giró la conversación fue si el texto constitucional resguarda o no los derechos sociales, un tema que, para la conductora del programa, genera las mayores coincidencias entre los chilenos.

Así, Natalia Piergentili estimó que la nueva Constitución no sólo es un escudo protector de los derechos sociales, "sino que también es un garante".

Cómo se financian los derechos

No obstante, Sebastián Segovia contradijo esa visión y sostuvo que si bien nadie puede estar en contra de los derechos sociales, el verdadero tema es que "cuando dicen que los derechos sociales están garantizados, la pregunta es si hay plata para financiarlos".

Si bien defendió los avances conseguidos en 30 años de democracia, Arturo Barrios consideró el cambio de un estado subsidiario a uno social y democrático de derecho tiene que ver con los accesos a la salud, la educación, la vivienda, entre otros. Y "estos accesos están garantizados en a nueva Constitución", aseguró.

Algo con lo que no coincidió en absoluto Iván Poduje. Es más, él consideró que la nueva Constitución no podrá garantizar los derechos sociales. Aquello, porque según expertos, hacerlo "costaría entre 28.500 y 45.000 millones de dólares al año".

Dijo además que el texto constitucional ofrece muchos derechos sociales, "pero también establece medidas que van a impedir que crezcan para tener los recursos, con expectativas irreales".

Los cuatro invitados tuvieron la ocasión de rebatir los argumentos de quienes apoyaban la opción contraria y también sortearon, unos con más relajo que otros, la pregunta incómoda del día.

En la parte final del programa cada uno resumió su punto de vista sobre el tema que se discutió.

Puntos fundamentales

Fue Natalia Piergentili quien resumió lo que más valoran del texto constitucional aquellos que llaman a votar por el apruebo.

Así, indicó que "los cinco puntos fundamentales, la columna vertebral, lo que hace que no tengamos dudas sobre el Apruebo son el estado social y democrático de derecho; la descentralización; la paridad, que ya está consagrada; el reconocimiento de los pueblos originarios; y el respeto y crecimiento con el medio ambiente".

Barrios, en tanto, apuntó a la necesidad de cambiar la lógica que se impuso con la Constitución vigente, "que ya está superada, como dijo el 80 por ciento de los chilenos. Queremos un Chile con acceso a la educación, la saludo y los otros derechos sociales".

En el cierre, Iván Poduje no se refirió al punto de si el texto constitucional resguarda o no los derechos sociales, sino que argumentó que votará Rechazo porque "si bien el texto tiene aspectos destacables", le parece improcedente "que se desarme el Senado,  el sistema de Justicia, porque nos quita libertad y genera una gran inestabilidad".

Más Noticias

Más Noticias