Política

Política para Todos: no hay consenso sobre si la nueva Constitución impulsará el desarrollo económico

Mientras Carol Bown y Patricio Artiagoitía aseguran que no será así, para Hugo Gutiérrez y Osvaldo Rosales el texto es la mejor opción para el crecimiento del país.

El próximo 4 de septiembre los chilenos votarán si aprueban o rechazan la nueva Constitución. Archivo.
El próximo 4 de septiembre los chilenos votarán si aprueban o rechazan la nueva Constitución. Archivo.

Visiones absolutamente discrepantes respecto de si la nueva Constitución permitirá tener un sistema económico que ayude al bienestar de los chilenos, presentaron los invitados al cuarto capítulo de Política para Todos.

Al programa de debate organizado por EL DÍNAMO asistieron en esta oportunidad la abogada y ex convencional Carol Bown (UDI); el también abogado y ex convencional Hugo Gutiérrez (PC); el ingeniero e integrante del movimiento Chile es uno solo, Patricio Artiagoitía, y el economista del Foro para un Desarrollo Justo y Sostenible, Osvaldo Rosales.

Cada invitado entregó sus perspectivas sobre el tema a conversar, y mientras Bown y Artiagoitía entregaron sus argumentos de por qué la propuesta no contribuye al desarrollo de la economía del país, Gutiérrez y Rosales sostuvieron que el texto a votar es el mejor para el conseguir el crecimiento económico en Chile.

De esta forma, Carol Bown enfatizó que los 103 derechos sociales consagrados en el texto que se votará el 4 de septiembre no se podrán cumplir si no se generan los recursos necesario, lo que para ella no ocurrirá si se aprueba la nueva Constitución.

Enfatizó que hay inestabilidad de las reglas en materia económica, y recalcó que para generar los recursos que se necesitan para financiar los derechos sociales, el país debe crecer y eso no se logrará sin orden y seguridad.

Cuestionó también las nuevas injerencias que tendrían los sindicatos.

En la parte final de su intervención, Carol Bown reiteró que no se conseguirán los recursos para financiar los derechos sociales

¿Constitución comunista?

El también ex convencional Hugo Gutiérrez apuntó que lo que se requiere en el país para vivir en tranquilidad es la justicia social. Dijo que la idea es que el Estado cautele "ciertos derechos sociales que hoy no están garantizados por la Constitución vigente", la que según él mercantilizó tales derechos sociales, como el trabajo, la salud, la educación y a la vivienda, entre otros.

Sostuvo, en ese sentido, que "nadie quiere que deje de existir la inversión extranjera", y aseguró que "esta no es la Constitución del Partido Comunista, ni para hacer el comunismo o el socialismo".

El abogado Gutiérrez dijo que si bien le da importancia al crecimiento económico, para él lo más importante es "construir un país en paz", en que sus habitantes se sientan acogidos, inclusivo, tolerante. "Y esto tiene que surgir de la justicia social. Si no vemos cómo distribuir la riqueza, este país va a seguir de mal en peor".

En el cierre de su intervención, el ex convencional dijo que si gana el Rechazo él lo entendería como que "llegamos tarde a una genética neoliberal que se ha incorporado en este país".

Peligro populista

Respecto del financiamiento de los derechos sociales, el ingeniero Patricio Artiagoitía pidió mirar el sistema económico que existe y no las promesas en forma de derechos.

"Hay temas de estructura macroeconómica que son francamente dañinos", dijo. Y aseveró como ejemplo "aquellas formas institucionales que favorecen y permiten el populismo, que al final es gastar más de lo que se tiene".

Criticó, en ese sentido, que la nueva Constitución permita que parlamentarios levanten proyectos de ley que impliquen gastos, modifiquen las leyes sociales o rebajen impuestos. "Eso es dejar todo listo para los populistas", sostuvo.

Artiagoitía criticó también el que el nuevo texto "permita el déficit fiscal no sólo a nivel central, sino que en todos los gobiernos regionales"

También fustigó el derecho a huelga consagrado en la nueva Constitución, porque "no se establece ningún límite y pueden estar en huelga todo el tiempo".

Hugo Gutiérrez, sin embargo, defendió la opción de que el "legislador democrático" presente proyectos, y descartó los temores de Patricio Artiagoitía, al señalar que una iniciativa de este tipo debe ser patrocinada por "no menos de un cuarto y no más de un tercio de los diputados y diputadas".

Artiagoitía resumió su visión en que el 4 de septiembre se votará "o por los 103 derechos que están escritos o por la institucionalidad que se creó para organizar el país. Los 103 derechos están montados sobre una institucionalidad que no va a andar".

“Vamos a dejar al país más expuesto al populismo y la inflación”, advirtió.

Crecimiento

El economista Osvaldo Rosales, en tanto, se mostró de acuerdo con que los derechos sociales hay que financiarlos. "Y la fórmula para hacerlo es a través del crecimiento y de reformas tributarias", apuntó.

Afirmó que hay un estancamiento en la economía chilena en los últimos 15 años, por lo que la capacidad de crecimiento a mediano plazo "está agotada".

"Por lo tanto, es necesario un cambio importante en la estructura productiva, incorporar innovación y tecnología", detalló.

Osvaldo Rosales dijo que "la nueva Constitución ofrece un escenario a mediano plazo muy relevante para sostener la posibilidad de elevar el ingreso potencial de la economía chilena".

"La propuesta constitucional es la mejor para el crecimiento al mediano plazo en Chile, en la medida que postula una economía de mercado, social y con respeto al medio ambiente", aseguró.

Valoró, eso sí "que la derecha haya asumido el tema del estado social de derecho, porque permite conversar después de 5 de septiembre".

Al responder lo dicho por Artiagoitía sobre el derecho a huelga, Rosales enfatizó que "los trabajadores no buscan la huelga porque sí, no buscan destruir la empresa que les genera sustento para su familia, pero aspiran a tener condiciones dignas".

En su conclusión, Osvaldo Rosales indicó que para él la nueva Constitución, "nos acerca al camino que siguieron las democracias europeas, con un modelo social de estado", aunque reconoció que conseguirlo demorará muchos años. "Pero la Constitución establece los cimientos para ir en esa dirección", sostuvo.

Mira elcapítulo 4 de Política para Todos

Mira

Más Noticias

Más Noticias