Política

Preguntas sobre la Convención: Qué significa que Chile sea un Estado social y democrático de derecho

El constitucionalista Eugenio Evans analiza la declaración del país como un Estado social y democrático de derecho.

El Pleno de la Convención Constitucional sigue adelante con la votación de cada una de las normas que buscan ser incluidas en el borrador de la nueva Carta Magna. AGENCIA UNOEl Pleno de la Convención Constitucional sigue adelante con la votación de cada una de las normas que buscan ser incluidas en el borrador de la nueva Carta Magna. AGENCIA UNO
El Pleno de la Convención Constitucional sigue adelante con la votación de cada una de las normas que buscan ser incluidas en el borrador de la nueva Carta Magna. AGENCIA UNO

Se aprobó por el Pleno de la Convención Constitucional que Chile es un Estado social y democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural y ecológico. 

¿Qué significa que sea social y democrático de derecho?

Por lo pronto, tiene la relevancia de destacar aspectos que hoy también están presentes en Chile. Hoy nuestro país vive plenamente en democracia y existe en él un Estado de Derecho, o sea, autoridades electas, responsables políticamente, sujetas a reglas definidas por la Constitución y las leyes dictadas en su conformidad, en fin, derechos fundamentales cautelados por un Poder Judicial independiente, autónomo y con la autoridad suficiente para hacer cumplir sus resoluciones.

¿Pero, esto que sea un Estado social, resta o quita de la Constitución la subsidiariedad?

Insisto que Chile es hoy un Estado social y ello queda de manifiesto con un conjunto enorme de políticas públicas en las que se impone al Estado el cumplimiento de objetivos sociales muy relevantes. Ejemplos como el pilar solidario, las prestaciones básicas de salud, GES, educación pública, inversión permanente y enorme en gratuidad de la educación en todos sus niveles, etc. Lo que de una vez por todas debe quedar claro es que la Constitución actual en ninguna parte señala que el Estado de Chile es subsidiario. Lo que sí hace y ojalá siga haciéndolo la Constitución del futuro, es reconocer y proteger a las asociaciones y agrupaciones intermedias, estas son, por ejemplo, la familia, los sindicatos, partidos políticos, universidades, colegios, asociaciones gremiales, en fin, un sinnúmero de entidades que los seres humanos creamos para nuestro desarrollo personal y que surgen naturalmente de nuestro instinto social y de nuestra libertad. Por otra parte y objetivamente, los particulares somos mucho más eficientes y eficaces que el Estado en el cumplimiento de múltiples fines u objetivos, inclusos los de carácter social o público por lo que no hay, de verdad, buenas razones para impedirnos contribuir con el Estado a conseguir el bien común.

¿Le preocupa que además sea plurinacional, intercultural y ecológico?  

Ya he manifestado que lo de la plurinacionalidad solo traerá conflictos entre chilenos y quienes, amparados en esta regla, consideren que no lo son. Por otra parte, me temo que de ello surgirán apetitos por tratos privilegiados que serán intolerables para la enorme mayoría que no es perteneciente a un pueblo indígena. Que se declare intercultural me parece correcto pues objetivamente habitan en nuestro territorio personas de culturas diversas.

Lo de ecológico es un gustito que se dan los convencionales, el que podrá ser muy caro para el futuro desarrollo económico de nuestro país. 
 

Más Noticias

Más Noticias