Política

Presidente Boric instó a Bolivia a retomar las relaciones diplomáticas

El mandatario chileno dijo que es “absurdo” que no existan relaciones con el país vecino, señalando que cualquier avance en la materia depende “de la voluntad de ambas partes”.

Chile y Bolivia cortaron sus relaciones diplomáticas en 1978. AGENCIA UNO/ARCHIVOChile y Bolivia cortaron sus relaciones diplomáticas en 1978. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Chile y Bolivia cortaron sus relaciones diplomáticas en 1978. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El presidente Gabriel Boric instó a su par de Bolivia, Luis Arce, a retomar las relaciones diplomáticas entre ambos países, las que permanecen cortadas desde 1978.

En un encuentro con la prensa extranjera en el Palacio de La Moneda, el mandatario abordó la inclusión de este tema en medio de su política exterior, la que también estará marcada por la demanda chilena contra los bolivianos por el río Silala ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

“La reanudación de relaciones diplomáticas es un punto de llegada, me encantaría avanzar hacia allá, solo depende que haya voluntad de ambas partes. Creo que es absurdo que dos países vecinos con una historia común en América Latina hace tanto tiempo no tengan relaciones diplomáticas. El último momento en que tuvimos fue cuando estábamos en dictadura”, sostuvo Boric, según lo consignado por BioBio Chile.

Durante la jornada también se confirmó que el primer viaje del presidente chileno al exterior será a Argentina, cumpliendo con una tradición sobre el vínculo de los mandatarios con los trasandinos.

El corte de las relaciones y el emplazamiento de Lagos

Chile y Bolivia cortaron sus relaciones diplomáticas en 1978, tras el fracaso de las negociaciones entre el dictador chileno Augusto Pinochet y su par boliviano Hugo Banzer, donde se buscó zanjar el histórico conflicto por la demanda marítima de los altiplánicos.

Desde entonces ambas naciones no tienen embajadas en sus respectivos territorios, siendo representadas por consulados generales. 

En las últimas cuatro décadas se ha buscado el retorno de las relaciones diplomáticas en conjunto con una solución definitiva a la controversia por la mediterraneidad boliviana. En 2004, el entonces presidente chileno Ricardo Lagos emplazó al mandatario boliviano Carlos Mesa como respuesta a una nueva queja sobre el tema marítimo.

“Discutamos la agenda de futuro, discutamos los temas que nos convocan y usted (Mesa) tendrá toda la colaboración y todas las asimetrías que ha planteado, como lo hemos venido haciendo. Y si de diálogo se trata, ofrezco relaciones diplomáticas aquí y ahora”, señaló el entonces jefe de Estado.

Más Noticias

Más Noticias