Política

Programa de Boric promete transporte público gratis: el juicio de los expertos

Especialistas en transporte explicaron a EL DÍNAMO que, además de tener un alto costo, la medida podría ralentizar los tiempos de viaje y deteriorar el servicio actual.

Sólo en la RM, donde ya está subsidiado la mitad del sistema Transantiago, costará cerca de US$1.000 millones. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Sólo en la RM, donde ya está subsidiado la mitad del sistema Transantiago, costará cerca de US$1.000 millones. AGENCIA UNO/ARCHIVO

En materia de transporte público, el abanderado presidencial del Partido Comunista (PC) y Frente Amplio (FA), Gabriel Boric (CS), propuso en su programa de Gobierno actualizado terminar con el actual sistema para pasar a uno donde el usuario no pague ningún costo asociado al traslado.

Eso mientras, desde la perspectiva medioambiental, se quiere implementar un sistema de transporte público no contaminante con cero emisiones.

“Nuestro horizonte es aliviar el bolsillo de las familias más vulnerables, que gastan cerca de un 20% de sus ingresos en salir a trabajar, con un sistema de transporte gratuito, rápido, eficiente y ambientalmente amigable”, destacó el diputado y candidato a La Moneda.

Sin embargo, la medida no dejó satisfechos a los especialistas en la materia, quienes advierten que es prácticamente imposible conseguir las aspiraciones del abanderado de Apruebo Dignidad.

Transporte en programa de Boric tendrá un alto costo

En entrevista con EL DÍNAMO el académico de Ingeniería Industrial de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y especialista en transporte, Franco Basso, acusó que pasar a un sistema gratuito es una apuesta “tremendamente arriesgada”, ya que no existe evidencia internacional de ello en grandes ciudades como lo son Santiago, Valparaíso y Concepción.

Lo que sí está claro para el también investigador del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) es que de implementarse en Santiago, la medida estrella del programa de Boric tendrá un costo cercano a US$1.000 millones, es decir, “una cantidad estratosférica en relación a las necesidades actuales”, teniendo en cuenta que actualmente el Estado financia el 45% del ex Transantiago -RED- y el resto es pagado por los usuarios a través de la tarifa.

Más allá fue el director del magíster de Políticas Públicas de la Universidad del Desarrollo (UDD) y experto en materias relativas a transporte del think tank Libertad y Desarrollo (LyD), Rodrigo Troncoso, quien en entrevista con EL DÍNAMO dijo no entender “cuál es el objetivo” del candidato de Apruebo Dignidad.

De acuerdo a Troncoso, es innegable que en la actualidad las familias más vulnerables del país gastan un monto importante de sus ingresos en transporte público, sin embargo, sería mucho más adecuado y eficiente “hacerlo de alguna manera focalizada”, como ocurre actualmente con tarifas diferenciadas para adultos mayores y estudiantes.

“Porque el monto del subsidio requerido va a ser más grande que varios programas de política social. No parece razonable que un programa como ese esté fuera del Ministerio de Desarrollo Social. Además, la lógica de eliminar el costo del usuario ya se está haciendo con el Transantiago (…) donde se financia cerca del 50% en años normales del costo del Transantiago y el 50% restante con tarifas, por ende, hacer el transporte gratuito en Santiago es similar al costo actual del subsidio”, profundizó.

Deterioro del servicio y posible ralentización de viajes

Además del gran costo económico de tener un sistema gratuito de transporte público en nuestro país, Franco Basso advirtió que podría afectar de forma negativa el servicio actual, empeorando su calidad y ralentizando los tiempos de viajes.

“Hay experiencia internacional que muestra que podría haber un deterioro del servicio prestado cuando existe un transporte público gratuito y una ralentización en los tiempos de viajes”, agregó el académico, junto con destacar que será complejo elegir dónde aplicar primero la gratuidad porque cualquier zona del país querrá contar con el beneficio de forma inmediata.

Por el contrario, según Basso, la normativa no podrá garantizar efectos adicionales a bajar la carga económica para los hogares como “poder mover personas desde modos de transporte más contaminantes como el automóvil hacia el transporte público”, ya que, “la gente comenzará a utilizar el transporte público incluso para trayectos apropiados para otros modos como la bicicleta o caminar”.

Expertos piden aprender de errores con buses ecológicos

Respecto a la implementación de un sistema de transporte público libre de emisiones contaminantes, los especialistas  reconocen que la medida va en el sentido correcto, sin embargo, piden a Gabriel Boric y su equipo aprender de los errores cometidos durante la última etapa del Transantiago, hoy denominado RED.

Al respecto, Franco Basso explicó que la implementación de buses amigables con el medio ambiente se ha implementando desde el segundo Gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet, y posteriormente, durante el actual periodo de Sebastián Piñera.

Sin embargo, en este último Gobierno, “se avanzó en compras de buses eléctricos sin licitación, lo que disparó los precios y generó alzas en 2019 en la Región Metropolitana, entre otras, la de los $30”, dijo Basso, para quién se debería “comprar más de estos buses, pero con licitaciones competitivas”.

Para el académico de la PUCV también es importante generar una modernización del transporte público en regionales y que esta sea manejada por la Gobernación Regional para “permitir esas compras potenciales de buses eléctricos en el marco de un sistema de transporte y no simplemente dar subsidios a operadores que muchas veces son muy mal evaluados por la población”.

Rodrigo Troncoso de la UDD, en tanto, solicitó ante la propuesta de Gabriel Boric analizar en profundidad cómo “funcionan en la práctica los buses ecológicos”, ya que, si bien, tienen “un costo de operación menor durante su vida útil que los diesel (…) hay que revisar en la realidad cómo resultó su operación y si es conveniente ir moviéndose en una transición que debería ser gradual”.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias